domingo, 10 de diciembre de 2017

Callejuelas

Les he hablado ya en otras ocasiones de "Callejuelas. Ni olvido ni perdón", esa magnífica novela que el amigo Alfonso Pavón ha escrito, para deleite de todos los que la lean, así como para los cañaillas de La Isla, al transcurrir la mayor parte de ella por sus calles, plazas y parques...

Este jueves, a las 19'30 horas, se presenta en la Diputación de Cádiz... Una buena oportunidad para tener un primer contacto con la obra, y con su autor, preguntarle  lo que se quiera, y deleitarse con algún párrafo que seguro que se leerá en el transcurso del acto.

Ya, ya sé que estaremos en plenas fechas navideñas, que es una época de compras, de mucho ajetreo, de preliminares de la cena de Nochebuena que, ay, se acerca,... Pero, ¿ha pensado usted que quizás pueda ser una buena ocasión para regalar el libro a un ser querido?... Hombre, que van a tener la posibilidad de adquirirlo allí mismo, y hasta de que ¡se lo firme de su puño y letra el autor!... ¿No les parece un buen detalle?...

Así que, mi consejo, no se lo pierdan. Recuerden: jueves, 14, a las 19'30, en el Palacio Provincial, en la misma Plaza de España de Cádiz...


martes, 5 de diciembre de 2017

Granada

Volví a Granada este fin de semana pasado... A esa Granada mora, cristiana, gitana, bella, siempre hermosa...

Granada es una de esas ciudades que te conquista, te abraza, te susurra, te llena el alma... Como Sevilla, como Toledo,  como Salamanca, como Zaragoza...

Hay pueblos, ciudades, municipios, de los que uno nunca se cansa de volver, de pisar sus calles, admirar sus monumentos, pasear mil veces aunque sea por el mismo sitio; y Granada, que he visitado ya tantas veces, es uno de ellos. Magia, sensibilidad, alegría, sentimiento,... Todo eso es Granada.

Visitamos antes la casa de veraneo de Lorca, del poeta asesinado por ser, simplemente, como era; alguien sensible, tierno, mago de las palabras, en una España salvaje, embrutecida, analfabeta,... Visitamos la Cartuja, la Basílica de las Angustias, ese espectáculo visual que te anonada cuando entras, merendamos un pionono, paseamos por sus calles tan antigüas, admiramos desde su famoso mirador la Alhambra, comimos en una Cueva, gozamos después de un espectáculo flamenco, 

Y subimos también a las Alpujarras, el último reducto donde se refugiaron los moros tras su expulsión, y disfrutamos de Pampaneira, de su chocolate, de sus embutidos, de sus vinos,... Hacía frío, sí, te cortaba el aire la  subida de esa carretera empinada... mientras disfrutabas, a lo lejos, de la nieve de la Sierra, de los picos altos del monte, de la naturaleza en todo su esplendor,...

Ya por la tarde, emprendimos la vuelta, contentos, satisfechos, orgullosos de tener a nada, a tiro de piedra, una ciudad tan grande, tan bonita, tan espectacular como Granada, historia pura.

Te quiero, Granada!

viernes, 1 de diciembre de 2017

La manada

Ha quedado visto para sentencia, como saben,  el juicio de esos cinco mamarrachos que se hacen llamar "la manada", un caso que, además de triste y doloroso, llama la atención por una serie de puntos, cuanto menos, "curiosos"...

Así, por ejemplo, estamos ante la pérdida pública de la presunción de inocencia... A ver: a mi parecen unos auténticos cerdos, sinvergüenzas, descerebrados, etc; y hasta diría que todo pinta a que sí, a que son culpables, y unos hijos de puta, digámoslo claro... Pero la justicia, en los tiempos que estamos, no puede basarse en lo que creamos, porque sí, y ya está... Habrá que demostrar su culpabilidad, celebrarse el juicio, con sus fiscales, sus abogadores defensores, sus testigos,... antes de, si hace falta, fusilarlos, si procede... Pero lo que no debemos, creo, es  volver a la edad media, ó al linchamiento popular... Por muy merecido que se lo tenga este grupo de perfectos niñatos, que no son otra cosa. No tengo ninguna duda de que son culpables (y si no lo son, casi diría que merecerían serlo, por su comportamiento tan poco ejemplar...). Pero vamos a dejar que los acontecimientos sigan su curso natural, y que haya sentencia, antes de erejirnos en verdugos y tomarnos la justicia por nuestra mano, porque nada bueno puede salir de eso...

Por otra parte, me llama también mucho, mucho, la atención, el mismo comportamiento de estos sujetos, y sus amigos... Gente joven, se supone que con una educación, algunos hasta servidor público,... y con las hormonas tan disparadas que presumen de violaciones, de comportarse como cerdos ó animales, de reírse del acoso a chavalitas jóvenes, y que ven una fiesta como una buena ocasión de demostrar lo sementales que son... Y todo eso ante los ji, ji, ji, ja, ja, ja,... de otros medio analfabetos como ellos (ó enteros)... Pero, ¿en qué mundo vivimos?; ¿se ha perdido ya cualquier sentido ético de la vida?;  ¿se ha llegado ya al punto de que aquí lo importante es "emborracharse" y todo lo demás "nos da igual", como la dichosa canción futbolística?... 

Y lo de algún abogado defensor clama al cielo también... Que como argumento de defensa diga algo así de los acusados como que "son buenos hijos"... Pues nadie lo duda, oiga,... Pero que de inteligencia, de educación, de comportamiento, están... cortitos, me parece a mi que tampoco queda ninguna duda. A sus madres las respetarán muchísimo... pero que el resto de las mujeres, para estos matracas, son pedazos de carne con falda, lo han demostrado también... Porque las conversaciones que han transcendido de su grupo de wasap, es para echarles de comer aparte... Se sabe que Hitler quería muchísimo a su madre; ergo, señor abogado, que la Historia le absuelva, no?...

En fin, que todo el peso de la ley caiga sobre estos tipejos que tanto daño le hacen a la especie humana...


miércoles, 29 de noviembre de 2017

Ya es Navidad!

Pues que sí, que ya lo sé, que aún es pronto... Pero ahí nos pueden ver a los Salseros Jartibles, de comilona (¡cómo no!)... 

Pues que resulta que en diciembre empezamos ya nuestra gira por España, con actuaciones por casi todos lados; y entre la gira, los ensayos, los compromisos propios, otras comidas, y un largo etcétera, ... que al final no teníamos fechas libres en este mes que casi ya entra, diciembre. Así que decidimos adelantarnos, nuestros amigos y salseros Manolo y Charo ofrecieron su magnífico chalet en Chiclana, ... y que ahí nos pueden ver, tan contentos y tan felices.

Fue este domingo pasado, y la cosa consistió en una espectacular berza de las toda la vida, con su pringá y condimentos todos; y allí nos encontramos desde antes del mediodía hasta la tarde, en una jornada plena de convivencia, buen humor, risas, un ratito de baile,  y, claro, maravillosa compañía, como no podía ser de otra forma. Estuvimos todos, y eso que somos ahora más gente, ya que este curso, fruto sin duda de nuestra creciente fama y constante aparición en los medios, hay nuevas incorporaciones... Algunos que sí son nuevos en el grupo; y otros, como Ana y Miguel, que ya estuvieron hace varios años con nosotros, debieron de dejarlo por compromisos ineludibles, y ahora han vuelto, con más ilusión y ganas, si puede ser, que antes...

Miguél,en primer plano, preparó la riquísima berza (no sé si gitana ó no...); Ana, a su lado, un bizcocho para el café; Domingo... bueno, Domingo se lo comió todo, como en el cuento; el maestro Ignacio,  de pie en la foto, se arrancó con unas simpáticas palabritas, y regaló al cocinero una placa "a la mejor berza"; merecida, claro... Antonio, una de las nuevas incorporaciones, estaba emocionado, y agradeció a los Salseros la buena acogida dispensada, a él y a su esposa... No te queda ná, querido Antonio... Mª José, nuestra salerosa profe y jefa, se presentó más guapa que nunca, que uno no sabe cómo lo hace, pero a medida que descumple años, va en aumento su guapura, si así puede decirse...

Y que sí, que ahí estaban Mª Paz, y Alicia, y Elisa, y Paco, y. Loli, y Laura, nuestra eficaz secretaria... Y Lunita, nuestra Luna del alma, más mayor, más graciosa,... y dando sus primeros pasitos bailongos, preparándose ya para ese futuro que, en su caso, creo que no es nada incierto...

Así que sí, otra jornada inolvidable con estos Salseros Jartibles... digo, Invencibles.



viernes, 24 de noviembre de 2017

Deprimente

Verán: me he apuntado a un grupo del facebook de compra-venta de bienes y servicios en San Fernando. Ná, curiosidad simplemente...

Hace un par de días, uno vendía un teléfono de estos inalámbricos, Philips, por 15 leuros... Funcionando, casi nuevo, etc; ya saben, lo normal...  Alguien se interesa, y pregunta si el teléfono está aún en garantía, a lo que el vendedor le contesta que sí, que lo está... pero que él "no se va a poner a buscar ahora el recibo"... O sea: si lo quieres, me pagas los quince euros... y te la apañas si hay algún problema...

Es decir, lo que le plantea es, literalmente, que tire los quince euros de marras; porque si funciona, dabuten... Pero si no, reclama al maestro armero, como suele decirse...

Ahí tienen ustedes un ejemplo más de lo en lo que se está convirtiendo este país... Bueno, lo de "se está convirtiendo" es un decir... Porque esto es lo que siempre hemos sido: país de pillos, pícaros, listos... Zafios, maleducados, chulos, ... y muchos etcéteras más... Porque a ver, alma cándida, señor vendedor: ¿usted compraría un artículo en esas condiciones?; ¿usted es tan generoso que, un día, se levanta, coge 15 euros, sale a la calle, y los tira para que lo coja el primer afortunado que pase?; ¿usted compra sin importarle que lo que compre tiene su correspondiente garantía?...  

Uno entiende que, en este desastre que suele ser casi cualquier español, eso de tener recogiditos y guardaditos recibos, facturas, tikets, etc, es todo un mundo, visto el "nivel" en el que se mueve España... Pero si no "te vas a poner a buscar ahora el recibo", todo es tan simple como... no lo pongas a la venta, pich.... Porque con esos antecedentes, me da a mi que cualquiera va a reclamarte después el dinero. No vaya a ser que tampoco tengas ganas de ponerte a buscar ahora quince euros... Cojon....

En fin, que vivimos en un país maravilloso...

jueves, 16 de noviembre de 2017

Participación ciudadana

Asistí ayer, en el Centro de Congresos, a la primera de las asambleas ciudadanas de las tres que ha convocado el actual equipo de gobierno de La Isla...

Lo primero que debo de decir es mi sorpresa ante la poca "participación" de los ciudadanos isleños en esta asamblea... Diario de Cádiz  cifra la asistencia en unas cincuenta personas; yo creo que algo más, unas setenta, que tampoco es para tirar cohetes... teniendo en cuenta, además, que allí estaban varios concejales, y representantes vecinales... Ya sabemos que en este país todo lo arreglaríamos en dos minutos, pegando un puñetazo en la mesa. Sorprende que, teniendo la oportunidad de interpelar, criticar, responder, ... en vivo y en directo, sin intermediarios, a toda una alcaldesa, no se haga. ¿No hablamos siempre que si los políticos por aquí, que si el pueblo por allá, que si la democracia no sé qué?... Pues ahí tienen a sus representantes políticos, al alcance de la mano, para decirles "las verdades del barquero".  Pues no, preferimos la barra de un bar para despotricar, a una reunión donde exponer y quejarse... Estupendo...

Es la primera vez que asisto a una asamblea de este tipo. Patricia expuso los logros de este equipo de gobierno(bajada del desempleo en la ciudad; dinamización; fondos EDUSI; el futuro Museo Camarón; puesta en valor de la c/Real; reforma del Ayuntamiento..), y posteriormente habló el teniente de alcaldesa, Francisco Romero... Evidentemente, los dos hablaron de lo que consideran éxitos de su gestión, no es nada sorprendente. Yo eché de menos algunos temas espinosos que, van pasando los años, y se enquistan en San Fernando: el solar del antiguo Tiro Janer (lo mencionó de pasada la alcaldesa...); la Casa Lazaga; el edificio de la Cruz Roja; etc.

Luego llegó el turno de los ciudadanos, para que expusieran sus quejas y/o propuestas... Y hubo varias, sí: que si la limpieza de la ciudad; que si los perritos; que si la cera de las cofradías; que si los defectos del carril bici... Las preguntas deben de registrase antes, y eso creo que le quita, no sé, espontaneidad a esta asamblea... Entiendo que quizás debe de hacerse por "organización"; pero tampoco creo que pase nada por no exigir esa obligatoriedad de registro. 

En cualquier caso, bienvenidas sean estas reuniones; no he visto antes, nunca, y ya voy por los 56 años de edad, que un alcalde (alcaldesa en este caso...) se atreva a dar la cara antes sus ciudadanos, de forma tan directa... y arriesgada, todo hay que decirlo; porque uno no sabe nunca, en estos casos, lo que puede encontrarse... Es algo que debiera de ser obligatorio ya para siempre y futuras corporaciones municipales. Entiendo que todo un éxito para Patricia, que da muestras una vez más de ser una persona inteligente y cercana... Aunque esa poco participación...

Y un último apunte: hubo quien fue, escuchó, habló de "su caso"... y una vez expuesta su casuística... se fue. No me parece bien; esta vez país debe de superar ya de una vez eso de "y lo mío, cuándo..."



martes, 14 de noviembre de 2017

Juan Luis

Pues que estaba yo anoche intentando irme a los brazos de Morfeo, que si una vuelta en la cama, que si otra, que si Angelina Joli... digo, no, que me duermo, que sí, que... Y no sé porqué se me vino en esos instantes a la cabeza... mi amigo Juan Luis.

Juan Luis fue mi mejor amigo de la infancia. hasta los catorce ó quince años; era hermano de Africa, mi "novia" infantil (vean "Yo tuve novia de pequeño"), y pasamos horas y horas juntos...

Yo iba mucho a su casa; una casa que era, digamos, peculiar... Juan Luis formaba parte de una familia numerosa: así, a bote pronto, yo recuerdo a cuatro niños, y tres hermanas, mínimo... Uno de ellos, creo recordar que Pedro, era militar, destinado en el Dédalo; otro más pequeño, con el que mi relación cuando estábamos en la pandilla era fatal; las más mayores, que no recuerdo bien si una era profesora, simpatiquísima; otra que se llamaba Rosario (creo...).... y el resto es una nebulosa en la que me pierdo... Quitando a mi amor, Africa, claro...

El padre tenía un local grande allá por el Zaporito, y al hombre se le daba bien la mecánica; de vez en cuando, Juan Luis y yo íbamos allí, y le veíamos trajinar con el coche, un  Seat 1500, al que le cambiaba el aceite, y le hacía algunos arreglillos... Le daba también a la carpintería, y se aplicaba haciendo muebles, mesas, y otras cosas mientras nosotros jugábamos... Vila era su apellido, no recuerdo el nombre...  Una magnífica persona... Y la madre, Conejero de apellido (y tampoco recuerdo su nombre...) la recuerdo como una mujer con el pelo canoso, regordeta, muy tranquila.

¡Cuántos domingos pasados en el campo, como si fueran mi familia!... Y qué misterio meter a doce ó trece personas en un 1500...

Juan Luis y yo íbamos juntos al colegio, a La Salle; y luego pasamos al Instituto, al Isla de León, que nos pillaba más lejos, era un paseo de unos quince minutos... No era buen estudiante, la verdad; así que cuando dejó el Isla, fuímos poco a poco perdiendo el muchísimo contacto que habíamos tenido durante muchos, muchos años... Hasta que, simplemente, desapareció de mi vida, y nunca más volví a verlo. Ni a él, ni a su grandísima y buena familia. Un dia me llegó el rumor de que parece que se habían ido a vivir a Chiclana... Pero no pude confirmarlo, nadie sabía nada...

M amigo se parecía mucho a la madre, era gordito, y le gustaban mucho, muchísimo,las películas del Oeste... Pero su presencia, como tantas cosas, se me difuminó en el tiempo... Pudimos incluso haber llegado a ser cuñados... pero Africa, su hermana, ya adolescente, mi novia de pequeño, me rechazó el anillo que le entregué en la puerta de su casa... Y hasta hoy...

Si lees esto, Juan Luis, amigo del alma, ya sabes que te sigo recordando...