miércoles, 7 de noviembre de 2018

Bancos y tribunal supremo

Lo de los Bancos en España parece, cuanto menos, curioso...

Si tienen pérdidas multimillonarias por estar gestionados por gente con la cara muy dura y el bolsillo muy ancho... hay que rescatarlos, a cuenta de los contribuyentes; que ya sabemos que como el dinero público es de todos... pues no es de nadie (Carmen Calvo dixit)...

Si, por el contrario, se han estado librando de pagar un impuesto que, por lo que uno lee, sí tenían que estar pagando, ahorrándose por tanto miles de millones de euros, a cuenta, naturalmente, del incauto cliente... la situación tiene que seguir igual, pese a ser notoriamente injusto y, por lo que uno oye, muy, muy discutible que sea así... Un portento, oigan...

Es decir: las pérdidas deben de asumirlas los ciudadanos; y las ganancias, quedárselas los bancos... Para estar en una democracia europea, no está mal, eh?...

Con todo este barullo de a quién toca pagar el impuesto de actos jurídicos cuando se firma una hipoteca, lo único que ha quedado claro y bien claro, es que vivimos en una democracia tutelada, en la que las decisiones sobre su vida no las toman, como sería normal, los ciudadanos, sino eso que llaman "los poderes fácticos": grandes empresarios; iglesia;... y bancos. Y tanto es su poder que ahí está la prueba: todo un tribunal supremo cagándose patas abajo... Y sí, lo escribo en minúscula, porque han dejado de merecer las mayúsculas...

 Los tribunales están para impartir justicia, no para mirar las consecuencias económicas que puedan tener sus sentencias; y de los tribunales lo que se espera es "independencia" y objetividad, que no parece que ni una ni otra lo haya habido en este caso, una sinvergonzería más en este país, al que entre chorizos, corruptos y cobardes están hundiendo en la miseria... Espero equivocarme, pero no me extrañaría que en los próximos días y semanas empiecen a salir en los medios de comunicación sospechosas relaciones laborales entre algunos jueces de este tribunal, y la banca, que de todo hemos visto en la viña del señor... Al tiempo...


lunes, 5 de noviembre de 2018

La bandera y el himno

No termino de comprender bien esa fijación que tiene la izquierda española con la bandera y el himno de España...

No conozco ningún país del mundo, exceptuando el nuestro, en el que haya tanto listillo menospreciando ambos símbolos, desconozco el porqué, es todo un misterio.  Supongo que verán ustedes cómo cuando salen imágenes de, por ejemplo, los Estados Unidos, es frecuente comprobar cómo de su piso, de su chalet, de su casa en el campo, cuelga una bandera americana; y cómo, sea el deporte que sea, cuando suena el himno, se llevan la mano al pecho, y cantan emocionados...

Pero no sólo los americanos, que ya sabemos que son todos unos fachas irreductibles, no... Vean ustedes a los franceses, a los ingleses, a los italianos, a los alemanes... Se les nota en la cara el orgullo por su país, por su gente, ... por su bandera y su himno... Me ha sorprendido incluso ver que en la caravana centroamericana que se dirige a EE.UU, miles de personas que huyen de su país por no tener presente ni futuro, por pasar hambre, por huir de la violencia,... incluso ahí, digo, se pueden ver cómo algunos llevan a cuestas su bandera, la bandera de un país que les ha abandonado, que les ha maltratado, que les ha obligado a marcharse por su propia seguridad y las de sus hijos... ¡Y van con la bandera andando!...

Repito: no he visto ningún país del mundo, rico ó pobre, que desprecie como se desprecia aquí su bandera y su himno... Un himno sin letra, sí, pero que frecuentemente, por ejemplo, hace llorar de emoción a quien está en lo alto de un podio por haber alguna medalla... O sea, que no es cuestión de que "no se pueda cantar", ni mucho menos... Pues ahí está nuestra izquierda, sonándose los mocos en la bandera, como se ha podido ver hace pocos días a Dani Martín en la Sexta, todo un prodigio de desprecio e insulto a buena parte de los españoles; aunque claro, siempre está la excusa de que como son unos fachas, que es la explicación docta que estos enterados dan cuando, simplemente, se opina de modo distinto a ellos... Ya ven, se ve que de los siete mil millones de personas que pueblan la Tierra ahora, grosso modo, como unos seis mil novecientos noventa millones son fachas, ya que aman, respetan y quieren a sus respectivos países...

No entiendo esa postura de desprecio permanente a los símbolos nacionales de esta izquierda progre que nos ha tocado en suerte... Sí, es verdad, que la dictadura franquista hizo un uso torticero y despreciable de ellos; pero, ¿eso justifica lo otro?. ¿Cuántos años van a tener que pasar desde la muerte del dictador para que estas cosas se normalicen, para que un español, libremente, pueda manifestar su orgullo por una bandera y un himno que les representa?... No sé si ustedes conocen la letra de La Marsellesa, el famoso himno francés (pueden leerla en: https://es.wikipedia.org/wiki/La_Marsellesa); en fin, no es precisamente una oda a la paz y al amor; pero vean ustedes con qué emoción cantan su letra los franceses....

Así que repito por enésima vez, ¿a qué se debe ese desprecio de la izquierda española a los sñimbolos de España?...



viernes, 2 de noviembre de 2018

Carmen Calvo

Lo comenté hace unos meses en este blog, cuando hablaba del nuevo gobierno de Pedro Sánchez. Y no, no ha defraudado las expectativas... Ahí la tienen ustedes, la inutilidad hecha mujer. Les repito lo que ya dije: Carmen Calvo es una inútil, con todas las letras; parece mentira que una catedrática como es esta señora, pueda llegar a tal grado de incompetencia...

Verán: hace ya muchos años que lo de Franco tenía que estar resuelto. Sí, hombre, no es normal que un dictador, sangriento y cruel además, repose en un Monumento Nacional, que forma parte del Patrimonio español... Los restos de Franco tenían que estar ya reposando en otro sitio. Creo que poca gente duda de esto, no?...

Pero loque no puede ser (mejor dicho: no "debe" de ser...) es que esta cuestión se convierta en la única preocupación de toda una vicepresidenta del gobierno... Mire usted, señora Calvo, este país tiene problemas mucho más importantes que éste; sin que ello signifique que esto no lo sea... El paro de tantos millones de españoles; el muy deficiente funcionamiento de la justicia española; la inmigración; la pobreza que sigue atenazando la vida de miles y miles de españoles; las pensiones; el bienestar;... Sí, aunque usted no se lo crea, los que he mencionado son problemas, cuestiones, que preocupan más a los españoles que el traslado de los restos de un dictador... A usted le parecerá increíble, señora vicepresidenta, pero es así...Personalmente, no entiendo cómo dedica usted sus veinticuatro horas diarias al tema de esa tumba, y no a vivir para que los habitantes de este país disfruten de unas condiciones de vida, digamos, aceptables...

No entiendo qué han podido ver en esta señora quienes la han nombrado para ocupar cargos importantes, algo debe de tener, sin duda, aunque permanezca oculto para el común de los mortales... El caso es que su gestión siempre ha sido nula de nulidad en todos los sitios en los que ha estado. Un desastre, en otras palabras. Pero ahí está, con sus buenos emolumentos, su buen despacho, su buena vida... Y sin que su gestión, haya estado donde haya estado, redunde en el beneficio propio de los ciudadanos, a los que supuestamente, se debe... Claro que mirando quienes la han nombrado...

En fin Carmen, que a ver si se entera de que el día tiene las horas que tiene, que son muchas; y que no hace falta que todas las dedique a lo mismo. Que se podía repartir, a ver si alguna vez, sin que sirva de precedente, hace algo útil por este país...


jueves, 25 de octubre de 2018

¿Justicia?

Sorprende, cuanto menos, a los neófitos en los intríngulis legales, como es el que esto escribe, muchas de las decisiones judiciales que se producen en España. Un poné: la decisión del Tribunal Supremo español de "paralizar" la decisión tomada por una de sus Salas respecto a la devolución por los bancos del impuesto de actos jurídicos a sus clientes que lo hayan pagado al concedérsele una hipoteca...

Bien es verdad que, parece, anteriormente otra Sala del Supremo había dictado justo lo contrario... Lo que no deja de ser sorprendente, digo yo, porque es verdad que puede haber determinados aspectos jurídicos y/o legales que, bueno, pueden ser interpretables; pero no parece que, precisamente,estemos ante uno de ellos. Como suele decirse, doctores tiene la iglesia... Pero no parece que sea tan difícil de dilucidar por gente que, además, se supone están preparadísimos, quién(banco ó cliente) debe de hacerse cargo del tal impuesto...

No obstante, aquí lo que parece que pesa es el "elevado" costo que para las entidades financieras tendría una sentencia en contra: unos 18.000 millones de euros. Lo cual parece sorprendente, porque:

1. No me parece a mi que la función del Tribunal Supremo sea entrar en los costes económicos que supondría para el condenado una sentencia en contra, ni mucho menos. Su obligación es impartir justicia de acuerdo a las normas legales, y punto, no entrar en vericuetos que ni le va ni le viene, no es su problema...

2. ¿De verdad el Tribunal Supremo cree que si los bancos tienen que devolver 18.000 millones de euros van a quebrar, ó esto va a ser un desastre para el país?... Hay que recordar que esa cantidad no debe de devolverla un sólo banco, sino varios, unos más que otros, evidentemente; pero en ningún caso, es un sólo banco... Si estimamos, no sé, en que van a ser, pongamos por caso, entre diez entidades, lo que hace una media de 1.800 millones de euros, ¿de verdad la devolución de esta cantidad (1.800 millones...) va a ser un caos para el sistema financiero español?...

3. ¿No será el problema de siempre?. A saber: que es muy fácil legislar en contra del ciudadano medio español, al que se le cruje a impuestos, pero cuando se trata del "poderoso" a más de uno le entra tembleque en las piernas... Entre otras cosas, porque, a lo mejor, es muy bonito estar complementando la nómina mensual con cursos, formación, asesoramiento, etc, etc, etc de esos a los que se condena...

En fin, que España sigue dando una brillante imagen a nivel internacional: el de un país serio, preocupadísimo por sus ciudadanos...

martes, 16 de octubre de 2018

Setenil

Estuvimos este domingo en Setenil de las Bodegas, ese precioso pueblo de la serranía gaditana,  unos de los más bonitos, también, de España, creo que sin duda alguna...

Leslie, el huracán ese que nos traía a mal traer en los últimos días, que al final devenía en tormenta tropical, y que luego se limitó a tirar una silla de la terraza como mucho, se portó; y tan es así que el domingo no cayó en el pueblo ni una gota... Aunque es verdad que lo mismo hacía calor que frío; pero bueno, soportable...

El motivo de la visita fue ver la recreación de la lucha de moros y cristianos en esa bella localidad; y, más en concreto, lo que fue la entrega de la villa a los cristianos, que, tras seis intentonas, por fin, a la séptima, fue posible la reconquista del pueblo... Mucha gente, sí, pero lo inestable del tiempo creo que contribuyó a que tampoco fuera una cosa masificada, con lo cual nos podíamos mover con una cierta comodidad...

Setenil es una belleza; impresionan esas casas y esos restaurantes "metidos" en la misma piedra de la montaña. E impresiona pasear por debajo, con la montaña encima tuya, dejando unas vistas, sencillamente, espectaculares. Su gente, además, es muy amable, con lo que tapear ó comprar algo en sus tiendas es una experiencia de lo más agradable. Nos hicimos fotos con moros, con cristianos, con los caballos, con la reina Isabel,... y todo era amabilidad, contribuyendo a hacer más grande aún el pueblo.

Este mes de octubre parece que es el de las recreaciones históricas en la provincia: Grazalema, Setenil, Zahara de la Sierra,... ofrecen la posibilidad al gaditano y al visitante de recrearse no ya en el espectáculo en sí, que también, sino en pueblos tan bellos como son estos de la sierra, los conozca ó no, porque siempre la experiencia, seguro, será gratificante...

Yo me confieso un enamorado de Setenil de las Bodegas, lo reconozco, nunca me canso de volver, por todo lo que ofrece: casas blancas, naturaleza, gastronomía, compras, calles estrellas, piedra, ... Todo un goce para los sentidos...

jueves, 11 de octubre de 2018

Qué desastre

Pues eso, que qué desastre la política española, y, por ende, la andaluza. Es que no salimos de una, y ya entramos en la siguiente... No es ya esto ahora del FAFFE, ó como puñetas se escriba, el dinero malgastado en puticlubs y vayan ustedes a saber en qué (que, por cierto, no es la primera denuncia pública sobre los "gustos" por los puticlubs de los políticos andaluces..), no. Es que pasan los años, los quinquenios, los decenios, y en este país se sigue gastando el dinero público que luego no se tiene según para qué... con una alegría y un desparpajo, que, en fin, deprime... Y con una inconsciencia y un desconocimiento, añado, que vaya futurito que nos espera...

Porque aquí no es ya el despilfarro de miles de millones de euros (ahí están, un ejemplo, los fondos europeos llegados a Andalucía de unos años para acá: ¿y en qué se ha notado?...), no. Aquí el problema es: ¿en qué manos está la política española?; y andaluza, claro... Es que empezamos a mirar aquí y allá, y vaya tela quiénes dirigen nuestros destinos, independientemente de si tiene carrera universitaria ó no, que esa es otra; porque cuántos ministros y consejeros son licenciados, doctores, ó graduados, y dan ganas de preguntar: "Oiga, y usted la carrera, en qué universidad la hizo?. En Botwana?...", porque vaya nivel, hijo, vaya nivel...

Y se sigue premiando el carnet del partido(aquí da igual la ideología, la derecha ó la izquierda); la fidelidad; el peloteo... Con los resultados que a la vista están: miles y miles de millones de euros literalmente desperdiciados en aeropuertos cerrados, obras faraónicas, estaciones de tren desiertas, autopistas sin usar, polideportivos infrautilizados, la sanidad pública sobresaturada, los profesores cabreados... Mientras, las compañías eléctricas ganando cada año más dinero; nuestros estudiantes salen cada vez menos preparados; el desempleo sigue en cifras tercermundistas; la pobreza aumenta; las pensiones peligran; y la incultura, la mala educación y el analfabetismo empiezan a romper niveles históricos (que ya es decir en España..).

Pero ellos, los políticos, nada, a lo suyo... Tan contentos, disfrutando  que ahora se entra en campaña electoral en Andalucía, olé, olé y olé, qué alegría, qué alboroto... Y tú más, que se dicen unos a otros, dándose codazos para encabezar las listas electorales, y "sacrificarse" por el país, el pueblo, la comunidad autónoma... ó lo que sea; aunque, faltaría más, ellos en sus puestos de trabajo  particulares"ganarían más", pierden dinero dedicándose a la cosa pública... Pero uno se sacrifica por el bien público. Ya...

Qué desastre...