miércoles, 22 de marzo de 2017

"Uropa...."

Me sigo quedando "pasmao", lo reconozco, cuando leo ciertas noticias... Y no es porque confíe, que no confío, en la bondad del ser humano, ni mucho menos... Pero cuando uno lee, por ejemplo, que el ministro de Interior francés ha dimitido por la contratación de sus hijas... de 14 y 15 años, pues... (http://www.abc.es/internacional/abci-dimite-ministro-interior-frances-escandalo-contratacion-hijas-201703211818_noticia.html).

Ya saben que hace pocas semanas, también saltó el escándalo del candidato Fillon, que también contrató a su esposa e hijas, con dinero público, claro... Ó sea, que aquí todo el mundo defiende a "su" familia, faltaría más; está claro que como con los "suyos", con ninguno. Total, pagan los ciudadanos...

Este es el nivel, Maribel, no ya sólo en España, sino también, como es el caso, en Francia. Que además, junto con Alemania, hay que recordar que es el país que ha dirigido la política europea en los últimos años... O sea, para echarse a temblar... No me extraña que Gran Bretaña se quiera ir de la CEE, con estos sujetos mandando...

Porque además tanto uno como otro, los caraduras, defienden su "inocencia y honestidad"... Con un par, oigan... Es que es legal, dicen estos sinvergüenzas, con la cara de dura como el hormigón armado... No, miren ustedes: en sus empresas "privadas", ustedes pueden hacer lo que les salga del piticlín...; en el desempeño de sus cargos públicos, pagados por los ciudadanos, como decía en sus tiempos el grande Antonio Ozores, "No, hijo, no....". Si aquí cada cargo público se dedica a enchufar a sus hij@s, cónyuges, prim@s, sobrin@s, padres, abuel@s,.... etc, ¿qué queda para el común de los mortales, que no tenga en la familia a ningún político?... 

Ya saben aquello de "la mujer del César...". Pues eso, "inocentes y honestos" políticos franceses, españoles, europeos,... El control del dinero público debe de ser exhaustivo y férreo, y no usarse para contratar a hijas de 14 y 15 años, listillos, que sois unos listillos....

lunes, 20 de marzo de 2017

Un ángel se ha ido




La muerte es fría, dolorosa, triste. 
La muerte nos desgarra, nos duele, nos vacía el alma.
La muerte se lleva, a menudo, a quien no la merece.

Se enlutó el sábado; por la mañana llegó la fatal noticia: se había ido. Su cuerpo, su delicado cuerpo, ya no pudo aguantar más. ¡Qué injusta, qué cruel, ha sido la vida con ella!.  Se esperaba la fatal noticia desde hace ya varios días, cuando entró casi en un sueño eterno del que apenas despertaba. Pero no por eso, aunque esperado, ha sido menos... doloroso .  

Se fue, llamada por la voz de ese Dios todopoderoso a quienes poco, en estas circunstancias, entienden... Dejó de sufrir, sí, ese es el consuelo; aunque tras su marcha nadie entiende qué hizo ella para merecer tan inhumano sufrimiento. Supongo que nuestra mente humana no está hecha para entender tales misterios... No sé... Pero, tan joven, llevársela así, arrancándola de los brazos cariñosos de sus hijos, de su marido,,...

Y allí estuvo toda su gran familia, abrazados, llorando, destilando juntos ese mal sabor de boca que se queda en estos casos, desahogando la rabia de su ausencia, el dolor insoportable de su pérdida, el vacío injusto que ahora deja...

La recordaré siempre con cariño, con una sonrisa permanente en la boca, con su melena rubia, con su silencio cómplice,...

La echarán de menos, mucho, siempre, toda la familia Cortés, toda la familia Peña; ó viceversa...

Adiós, prima...


viernes, 17 de marzo de 2017

Residencia de Ancianos de La Línea

En el año 85 (del siglo pasado...), saqué mi plaza de funcionario de la Diputación; y fui destinado a la Residencia de Ancianos que la Diputación de Cádiz tiene en La Línea de la Concepción, como Director de la susodicha... Que, con 23 años que tenía en aquellos entonces, pues no está mal, creo...

Después de unos días en los que el difunto Antonio Ceballos, que era Dircetor de la homóloga de El Puerto de Santa María, me fue formando, y poniendo en antecedentes de a lo que me iba a enfrentar, aterricé en la Residencia. Sería finales de mayo de 1985, creo... Las primeras semanas, incluso, dormía y vivía allí, en unas dependencias que estaban previstas como dormitorios para las monjas que en un principio iban a estar destinadas también allí, y que al final, nunca llegaron; y mientras encontraba un piso que alquilar...

Estuve cerca de dos años como Director, al frente de cincuenta y tantos trabajadores, y unos noventas residentes de todo tipo: desde los que tenían una pensión, con parte de la cual abonaban su estancia; hasta los que cobraban sólo una pensión social, que creo recordar que era de 400 pesetas en aquella época, no lo recuerdo tampoco muy bien....

La Residencia había sido inaugurada no mucho antes, y ya cuando yo llegué se hablaba de "problemas estructurales" desde su construcción... Así que fíjense ustedes: un centro nuevo, y construido por Chapuzas Otilio, poco más ó menos...

El caso es que leo en estos días, con tristeza. el posible cierre de la Residencia, con el traslado de sus residentes (que hoy son sólo veintitantos, frente a los noventa de cuando yo estaba...) a otro Centro; y la incógnita de qué va a pasar con sus trabajadores (la mayoría de los cuales eran estupendos...)... Y que dado que ya ha pasado casi treinta años de mi marcha, no sé si conoceré aún a alguno de los que quedan. Pueden ponerse un poco al día, si lo desean, aquí...

Me causa tristeza, la verdad, esta situación de una Residencia que conozco, en la que he trabajado, y que siempre he tenido en mi corazón... Creo, sinceramente, que dejé muchos amigos allí (y también algún que otro enemigo, todo hay que decirlo...); quizás, en otras circunstancias de la vida, aún seguiría allí destinado. Nunca se sabe... Hay destinos laborales que marcan, y éste fue uno de ellos. Las vueltas que da la vida: en mi café mañanero, suelo encontrarme a Juan, cocinero en aquellos tiempos de la Residencia. Y alguna que otra vez me he encontrado con trabajadores de allí aquí en Cádiz. Y nos hemos saludado y charlado, por supuesto...

Así que, desde estas líneas, mi cariño a todos: trabajadores y residentes. Y mi deseo, mi esperanza, de que todo se arregle satisfactoriamente...

Y ahora que he terminado de escribir esta entrada, caigo en la cuenta de que ya les había hablado antes de esta Residencia:



martes, 14 de marzo de 2017

El Teatro

Asistí el pasado sábado a la actuación musical "Black Light Gospel", un espectáculo que, la verdad, me gustó mucho... Un coro de voces impresionante, buena música, bien interpretada,... En fin, algo digno de ver. La entrada me costó, además, sólo ocho euros, en la primera planta, Principal; ó sea, que miel sobre hojuelas...

El sábado anterior asistí, también en el Teatro Las Cortes, a la obra teatral "Coge el dinero y corre", una comedia que nos hizo reír bastante a los espectadores que asistimos: buenos actores, ritmo ágil, argumento ingenioso,... Así que, hasta ahora ,no puedo quejarme...

Suelo acudir al Teatro, por temporada, unas tres ó cuatro veces, según sea el programa... Y esta temporada invierno-primavera creo que tiene una buena programación, por lo que me queda aún unas cuantas visitas por hacer y, espero, disfrutar... El caso es que, y es por lo que escribo esto, me estuve fijando y creo que en ninguna de las dos obras de las que les hablo más arriba vi, por ejemplo, ni a la alcaldesa, ni a Paco Romero... Y puesto a reflexionar sobre este asunto, en los bastantes años que llevo acudiendo al Teatro Las Cortes cierto es que pocas veces he podido ver allí a nuestros genuinos representantes municipales... No sé si a la alcaldesa un par de veces, quizás; y puede que algunas más a Francisco Romero, que creo que es nuestro concejal de Cultura, si no estoy equivocado...

Y me llama la atención, la verdad; una, sino la más, de las mejores aficiones que puede tener el ser humano creo que son las artes escénicas: el teatro, la música, nos hace más... humanos, interiormente nos embellece, nos enriquece, nos acerca a nuestra lado más sentimental... Creo que la cultura, en general, nos hace ser mejores personas, nos enseña, nos ennoblece...

No recuerdo haber visto nunca, por ejemplo, a los anteriores alcaldes isleños(De Bernardo, Loaiza,...) en el Teatro, si no ha sido por algún tipo de acto institucional... Hablo como espectadores, como ciudadanos normales... Y no deja de asombrarme, lo reconozco... Con la variedad de cosas que ha habido, sería sorprendente que no les gustara ninguna, ¿no creen?. Y por supuesto, parto de la base de que al Teatro se debe de ir a disfrutar del espectáculo correspondiente, no a "dejarse ver"... Así que me llama la atención esa falta de interés por la cultura que parecen demostrar nuestros munícipes... Y que me perdonen aquellos concejales que suelan asistir, y a los que no reconozco, que también puede ser, porque no conozco la cara de todos ellos, sólo de algunos...

Y esta reflexión es la que quería hacerles llegar... ¿Podemos confiar en unos representantes políticos a los que parece que la cultura les es algo indiferente?...

viernes, 10 de marzo de 2017

La Justicia, Urdangarín, el cachondeo...


Que yo no digo nada, eh?... Vamos, por Dios, que ya sabemos que todos los españoles somos iguales ante la Ley...

jueves, 9 de marzo de 2017

Hablar, expresar...

Siento, desde siempre, absoluta veneración por aquellas personas que saben expresarse oralmente hablando, ó por escrito... Dado el infame nivel educativo al que estamos llegando, cuando escucho a alguien hablar correctamente, despacito, casi masticando las palabras... mi admiración hacia el hablante va aumentando proporcionalmente, hasta llegar a la pura devoción...

Lector como soy de nuestro centenario Diario de Cádiz, me bastan, por ejemplo, leer las primeras palabras de una carta al Director para saber que quien la ha escrito es, por ejemplo, José Mª Vinardell Crespo, mi añorado profesor de filosofía de COU, y un auténtico erudito de nuestro tiempo... Y no suelo equivocarme...

Dado que el lenguaje humano es una de las grandes conquistas de la Humanidad, para mi es un verdadero placer escuchar a quien es capaz de hacerse oir de una forma afable, tranquila, sin soltar un taco cada medio segundo, capaz de mantener durante un buen tiempo la atención del auditorio a quien se dirige... 

Y eso me pasó ayer por la tarde, en la que salté mi habitual visita al cine para escuchar la charla que mi compañera y amiga Agueda Leal, de la que hace poco les hablé aquí mismo, daba en el Centro de Congresos, sobre Género e Igualdad... Me encantó, debo de decirlo; y me encantó porque es digno de admiración cómo una persona sóla, ante ante unas doscientas personas, sabe desarrollar una temática que no es, precisamente, fácil... Agueda se acompañaba de un powerpoint, una presentación, cuyas diapositivas se mostraban en la pantalla grande detrás suya; pero, insisto, se "acompañaba"... No se limitaba a leer su contenido, como muchos bustos parlantes, sino que le servía sólo de guión; ella explicaba, contaba anécdotas, hacía participar al público, improvisaba, se reía... En definitiva: dominaba el escenario, lo llenaba con su charla, su simpatía, su... saber expresarse. Un don, si me lo admiten, cuasi divino...

Habló de sexo y género; de desarrollo personal; de la violencia; de la guerra; de lo que es importante en la vida; de la igualdad ó la desigualdad; de ... Todo en más de una hora, sin nadie más que la acompañara, sin leer ningún guión preestablecido... Dando, en resumen, todas una lección práctica de cómo hay que afrontar una conferencia delante de un público variopinto y exigente. Llenando ella sóla el escenario...

Tomó la palabra antes a modo de presentación Patricia Cavada, nuestra alcaldesa; y como ya he comentado en otras ocasiones, es capaz de improvisar unas palabras sin leer ningún guión previo... Lo cual, visto el nivel político que tenemos en este país, es bastante resaltable... Omnipresente en cualquier acto que se celebre en la isla (y esto no es una crítica, todo lo contrario...), es una mujer amable, cercana, y con una educación exquisita... Al igual que con Agueda, me encanta escucharla, por ese saber estar y expresarse... en unos tiempos en que quien más y quien menos se ciñe a leer como un papagayo lo que le ha escrito alguno de sus leguleyos...

Porque saber expresarse no debe ser sólo el "soltamiento" (sic) atropellado de palabras, sin saber la mayoría de las veces ni siquiera lo que se está diciendo... En estos tiempos tan difíciles que nos ha tocado vivir, hace tiempo que la Oratoria ha perdido, por desgracia, su puesto de honor... Y cuánto lo estamos sufriendo...


martes, 7 de marzo de 2017

De nuevo con la enseñanza pública

Vuelve el debate a los medios de comunicación, redes sociales, etc, sobre la enseñanza pública y la concertada, ahora que se abre el período de matriculación en los colegios...

Un debate, a mi juicio, raro-raro... Vuelvo a insistir en lo dicho aquí mismo en entradas anteriores: quien quiera una enseñanza... "diferente", que la pague... Y si no tiene medios, que se encomiende al santo más popular: san aguantarse...

Creo que es un debate falso y artificial... El Estado, sí, debe garantizar la libertad de enseñanza, es evidente; distinto es que tenga que pagarla... Y en España, está claro que existe esta libertad: ahí están los colegios privados y/o religiosos; si usted tiene medios económicos para pagarle ese tipo de colegio a su hijo/a, adelante, nadie le impide hacerlo... Y si no tiene esos medios (económicos), pues no quiera usted que se lo paguemos el resto de los ciudadanos a su vástago/a... Creo que es así de simple...

Al españolito le han puesto en este tema un caramelito en la boca, y una vez que lo ha degustado, claro, quiere más... Y no, no es así... El Gobierno debe gastarse el dinero en "sus" colegios; y ¿cuáles son sus colegios?: pues los públicos, claro... El gobierno de todos los españoles no puede estar pagando la matrícula de colegios privados; todos estaríamos encantados, no sé, de que este gobierno nos pagara nuestras compras en, por ejemplo, el Corte Inglés... Sería un puntazo, oiga; pero entendemos que eso no puede ser, que nuestras compras en ese centro comercial lo debemos de pagar, si podemos, nosotros, ¿no?... Pues lo mismo es aplicable a la enseñanza...

Y no, aquí no hay discriminación que valga; el que gana suficiente, y por tanto tiene medios para elegir, puede decidir  dónde quiere que sus niños estudien... Y el que no los tenga, amigo, eso es lo que hay... Pero lo que no es normal es que se quiera que sean el resto de españolitos el que les paguemos ese colegio...

Dado que muy buena parte, ó todos, de nuestros gobernantes, incluido "sociatas", eligen que sus hijos estudien en esos colegios concertados/privados, quizás sea bueno, ó ha llegado la hora, de convertir en exigencia pública y democrática obligarles a que, si quieren dedicarse a la cosa pública, y a prestar sus servicios en la administración pública, deben de decidirse, en todos los aspectos de su vida, por lo público... O sea: que ningún ministro/consejero lleve a sus queridos descendientes a centros concertados/privados... Más que nada por eso del refrán: "la mujer del césar no sólo debe ser honrada, sino parecerlo"...