miércoles, 18 de enero de 2017

Vinardell

"Yo, cretense, digo que todos los cretenses son unos mentirosos"...

Corría el año 1979, creo recordar, y yo en aquellos tiempos remotos estudiaba COU, en el Instituto Isla de León, un pedazo de instituto en aquellos tiempos... Era un viernes, por la tarde, y teníamos como profesor de Filosofía a José Mª Vinardell Crespo... 

Los viernes tarde lo dedicábamos, algo que a mi me encantaba, a "discutir"... Entiéndanme, en el buen sentido de la palabra: el profesor proponía un tema, y cada uno opinaba sobre el mismo, lo que quisiera... Yo me había convertido en el "discutidor" oficial de la clase, papel que, debo de reconocer, me encantaba...

La frase que encabeza esta entrada es lo que se conocer como "Paradoja de Epiménides", porque realmente, si ustedes lo estudian bien, es una paradoja:

-Si Epiménides dice la verdad, entonces los cretenses son unos mentirosos...

-... pero si los cretenses son unos mentirosos, entonces Epiménides está mintiendo...

-... de lo que se deduce que, como está mintiendo, los cretenses no son unos mentirosos, sino que dicen la verdad...

y así hasta el infinito. ¡Qué bien lo pasábamos con cosas de este tipo en clase!.

He recordado esto leyendo Diario de Cádiz este domingo, en el que aparece una entrevista en doble página a José Mª Vinardell: una persona excelente, un hombre cultísimo, y un profesor... ¡extraordinario!... Sólo pude disfrutarlo ese curso, no volví a coincidir con él dándome clases, pero lo recuerdo, sin duda, como uno de los mejores profesores que he tenido nunca, un auténtico maestro, y un ser humano sencillo, amable, maravilloso.

Alguna que otra vez lo he visto por Cádiz, paseando con su esposa, y no me he atrevido a acercarme a saludarlo, a comprobar si me recordaba, y a darle las gracias por ese maravilloso curso... Leo en esa misma entrevista que hasta parece que hay un grupo en el Facebook de ex-alumnos suyos, elogiándole como no puede ser menos... Y no me sorprende, porque es alguien que, seguro, deja huella en quien lo conozca...

Así que, aunque sea en la distancia, me he alegrado mucho de saber algo de este excepcional hombre...

Pueden ustedes ver una reseña suya aquí: http://www.diariodecadiz.es/cadiz/enciclopedista_0_634136875.html

Y comentarios de sus alumnos aquí: http://es.calameo.com/read/003594585fe6e25c5f291

Y la solución a la Paradoja de Epiménides en: https://es.wikipedia.org/wiki/Paradoja_de_Epim%C3%A9nides

domingo, 15 de enero de 2017

Un desastre...

Sí, esto es España, un desastre de dimensiones bíblicas. Y lo que te rondaré, morena...

Salimos ayer con unos amigos, y comemos fuera. Charlamos sobre esto y lo otro, y lo de más allá, como imaginarán ustedes en las conversacioens entre amigos. Y llegados al paro, al trabajo, a la economía, me dice este amigo, que es bombero:

"Tú te puedes creer, Carlos, que los bomberos llevan ya ¡nueve! años sin convocar plazas... Y claro, fíjate la de gente que se ha podido jubilar en estos nueve años!"...

Claro, pues así estamos... Se jubila gente en los bomberos, en los colegios, en los hospitales, en la policía, en la guardia civil,... Y una de dos: ó no se convocan oposiciones para que entre nuevo personal; ó si se jubilan, un poné, cinco mil personas, salen 500 plazas... O sea...

Así que, por ejemplo, tenemos un cuerpo de bomberos integrado por magníficos profesionales... pero que no llegan a ser los que deberían de ser, en cuanto a números, y que encima... son mayores, porque no entra sangre nueva, gente joven, que vayan sustituyendo, como se ha hecho toda la vida de Dios, a los que, por edad, les va llegando su jubilación... E ídem en sanidad, en magisterio, en seguridad,... Sumen, y sumen, y vuelvan a sumar, y nos sale el porqué en España no hay forma de que se baje de los cuatro millones de parados... ¡Pero cómo se va a bajar si no se sustituye a los jubilados!...

Me entero de que Obama deja la presidencia de los EE.UU, con un ¡5%! de paro... Ese país tiene unos 250 millones de habitantes, americano más, americano menos... Mientras España, que tiene unos 45 millones de seres en sus entrañas, llega a una cifra de parados del 20%, creo... Pero cómo puede ser esto?.. A ver si alguien puede explicarme porqué un país con 5'5 más de habitantes, tiene un paro cuatro veces menor... 

En Andalucía, por ejemplo, creo que ya es hora de que Susana Díaz deje de hablar tanto de "mis hospitales, mis colegios,..." y empiece a preocuparse por una lacra social tan sangrante como es el desempleo; y a nivel de España, que estos políticos nuestros dejen de mirarse el ombligo, y sonreír satisfecho cuando consultan el saldo de sus cuentas corrientes... Porque ya está bien, coño, de que pasen los años, el paro no baje, cada vez haya más pensionistas y menos trabajo... 

Y yo entiendo poco de economía; pero me parece a mi que mala política económica es aquella que no va sustituyendo en el mercado laboral a aquellos que se van jubilando... Y como sigamos así, no sé cómo va a pagar algún día España tantísimas pensiones: si hay más jubilados y menos trabajadores, pues ya me dirán... Un desastre...

jueves, 12 de enero de 2017

Libros

Como ustedes ya saben por haberlo comentado en varias ocasiones en este mismo Blog, soy lector empedernido, tanto de prensa, revistas como libros...

Y como también ya les he comentado en alguna que otra ocasión, desde hace ya unos tres años me he pasado al libro electrónico, del que me he convertido en un apasionado... por mucho que sé que levanta escarpias en muchos lectores de "libros de toda la vida"...

El caso es que creo que lo importante es lo que lees, el contenido, como ya ha dicho algún que otro conocido escritor; y no el continente, aún reconociendo que sí, que el tacto del libro, de las hojas al pasar, de la letra impresa... tiene su aquél. No obstante, creo que el futuro es el libro electrónico, por mucho que digan: nuestros bosques lo agradecerán, sin duda; aparte del espacio que nos deja disponible en la casa; el que no cojan polvo; el "aquel" de poder llevar cientos de libros al mismo tiempo; incluso en lo económico, ya que un libro en formato electrónico es más barato que el libro "físico"...

El caso es, y por eso escribo esta entrada, que, paradójicamente, en estos últimos Reyes me han llegado a regalar ¡tres libros!, no en formato electrónico, sino de los de toda la vida... A saber:

-"Trigo tronzado; crónicas silenciasas y comentarios", del autor isleño José Casado Montero. Una crónica, terrible, de los fusilamientos y represión en La Isla tras la guerra civil... Y que ya he empezado a leer.

-"Patio Cambiazo; la colmema cañailla", de Francisco Busto Baena, que habla sobre la historia del popular Patio Cambiazo cañailla...

-"El Universo en tu mano", de Christophe Galfard, y que es "un viaje extraordinario a los límites del tiempo y el espacio", como se lee en la misma portada.

Así que ya ven, encantado de que los libros "materiales" no me abandonen... Y me froto las manos pensando en tantas lecturas como tengo pendientes.

domingo, 8 de enero de 2017

Reyes Magos

Pues sí, que ya están aquí; los Reyes Magos, una vez más...

Yo tenía sólo tres meses... Hace ya, digo, fíjense, cincuenta y cinco años; una vida, casi, como quien dice.. Y ahora que estamos a ¿dos? tres? cuatro? horas de su llegada, miro hacia atrás en el tiempo, y pienso que son cincuenta y cinco reyes los que han venido. Nada menos...

Y no recuerdo, claro, los Reyes del 61, de 1961. Intento imaginar a mi madre, que ahora, seguro, me estará mirando desde el cielo, tan lejos, tan cerca, esperando que mis hermanos se acostaran ya para ponerle sus juguetes, sus regalos, en el salón, allá en mi casa del Parque... O no, claro, no sé... 

¿Me estaría ahora acurrucando, cantándome una nana para que me durmiera?; ¿estaría yo ahora, a esta hora tan intempestiva, llorando porque tenía hambre y quería comer?; ¿estaba ya durmiendo, mientras mis padres descansaban viendo la TV?... 

¿Qué me regalaron, hace ya tantos años?. ¿Qué se podía regalar en esa España en blanco y negro, triste, oscura, deprimente?. ¿Qué hacía yo, en esta misma hora de año ya tan lejano?... Mi madre, ¿en qué pensaba a casi las once de la noche del 61 pasado?... ¿Había regalos para todos, en aquellos tiempos de un país tan pobre?... Dormía soñando juegos infantiles mientras, absorta, mi madre me miraba y cuidaba de esos sueños?...

Vienen ya los Reyes, ya casi se les escucha, ya casi se le oyen... Y van ya tantos, tantos... Y mis hermanos que ya estaban, ó casi, en su adolescencia, ¿habían llegado ya a casa?. ¿Cenaban?... O seguían por esas calles sin tráfico, viejas, oscuras, de un mundo en blanco y negro?... Y qué les traerían los Reyes en aquellos entonces, en que para buena parte de los españoles el dinero, poco, miserable, era sólo para comer?... ¿Qué les trajeron esos mismos Reyes que hoy atiborran de regalos a nuestros niños?... Un balón, una bicicleta, una colonia?...

Fue en el 61, del siglo pasado... Hace ya tantos años...

sábado, 31 de diciembre de 2016

Feliz Año Nuevo!

Pues nada, pues eso, que se acaba ¡otro más! un año, y comienza otro, lleno de ilusiones, deseos, esperanzas y... ¿amor?...

¡Felicidades, queridos, admirados y pacientes lectores de este su Blog!


miércoles, 28 de diciembre de 2016

Petri




Carlos, vas mañana a lo del libro "el jardin de mis sueños" ???

No lo sé aún, Concha... ¡Felices Fiestas!

Felices Fiestas Carlos....yo tampoco estoy muy segura de si llegaré a tiempo, pero me apetecía verte.
Y hablar contigo de una cosa

Concha, mi móvil es el: ... Cuando quieras, quedamos. Besos.

Ok. El mío ...
Ok, guardado... No me tengas en ascuas, dame un anticipo, bonita 🙂

No es grato...por eso prefiero en persona
Ah, vale... Es que ya te digo, no estoy seguro de poder ir esta tarde...



Bueno...te llamo luego y vemos que tal, te parece?

Es mi amiga Concha, de la que ya les he hablado en otra ocasión en este Blog... Y todo lo que ustedes leen más arriba, se produce en el Facebook... Efectivamente, me llama por la tarde... Y es entonces cuando me lo dice: "Carlos, ¿sabes que ha muerto... Petri?"....

Me quedo... anonadado, sorprendido, vacío... No, Conchi, no lo sabía... Hace ya varios años que no nos veíamos, en el Hospital de Cádiz, algunas veces, nos habíamos encontrado; pero hace ya tiempo...

"El año pasado"-me dice. "Yo me he enterado hace no mucho"... Y seguimos charlando unos minutos, de cómo ha sido, de sus hijos, del marido de Petri, Paco, que también falleció... un par de meses antes que ella... Joder...

Petri fue la presidenta del APA del colegio donde iban mis hijos, el Reina de la Paz... Una mujer fuerte, luchadora, con carácter,... Pero buena, muy buena gente. Ella me propuso entrar en el APA, y con ella compartí muchas vivencias en el colegio. Cuando ya sus niños y los míos, fueron creciendo, llegó el momento de dejar el Reina de la Paz y pasar al Instituto, y ya ahí perdimos el contacto. Recuerdo incluso  que ella con su familia adquirieron un campito en el Marquesado, en Chiclana, a donde se trasladaron a vivir, y allí los visitamos una tarde...

Petri, como digo, fue una mujer excepcional, de una gran personalidad, a la que se le caía la baba con los niños... Era dulce, encantadora, amable, una especie de madre para todos. Una grandísima persona, que se hacía querer por todo el mundo...

Concha me dice que lloró mucho cuando se enteró; y lo entiendo, porque todos queríamos a Petri, por su forma de ser, por su forma de luchar desde el APA, por su entrega a los demás... 

En fin, sólo puedo recordarla con la mejor de mis sonrisas; y desear que si el cielo existe, ella estará allí. junto a su querido Paco, poniendo un poco de orden en ese mundo ideal...

Descansa en paz, amiga, te recordaremos siempre...


viernes, 23 de diciembre de 2016

Otra vez...

Otra vez... La desolación, la ira, la muerte,... 

Otra vez el odio incomprensible, la sangre derramada, los muertos inocentes,...

Otra vez la violencia irracional, la violencia estúpida, la violencia que nos hace animales,...

Otra vez una ciudad en llamas, unas ilusiones rotas, la razón perdida,...

Otra vez el infierno que vuelve, los ojos tristes, el llanto presente,...

Otra vez la tristeza profunda, el vacío que te llena, la luz que se apaga,...

Otra vez heridos, fallecidos, ilusiones rotas,...

Como antes fue Madrid... Como antes fue Londres... Como antes fue París... Como antes fue Niza...

¿No hay quien pare tanta barbarie, tanta desolación, tanta... irracionalidad?...

¿Tan perdidos estamos, tan negra está ya nuestra alma, tan dominados por el odio a quien es diferente que sólo vemos salida en una mochila que explota, una pistola que dispara, un camión que mata a quien se le ponga por delante?...

Qué pena, qué horror, qué futuro sin ilusión se atisba desde este presente tan fúnebre...

Quizás, si Dios existe, y nos ve allá en los cielos, sea hora de que se decida a hacer algo... Porque todo esto no presagia para los próximos años nada, nada bueno...