domingo, 11 de septiembre de 2011

De la Iglesia y otros cosas

He estado unos días de viaje, concretamente en la provincia de Valladolid, en Olmedo; y la recomiendo vivamente: sus castillos; sus pueblos; sus monumentos;.. en fin, si hay ocasión, no dejen de visitarla.

Pero a lo que voy: a mi me gusta lo que se suele llamar "viaje cultural", es decir, visitar allá donde voy pues lo típico: que si la catedral; algún castillo, si lo hay; sus iglesias; sus murallas... Ya, ya sé que suena aburrido, pero como dijo el torero: "hay gente pá tó...". Pues dedicado a estos menesteres en los diversos pueblos que he visitado, me he quedado gratamente sorprendido. Resulta que por esas benditas tierras hay un acuerdo Junta de Castilla y León e Iglesia, por el cual durante este verano han mantenido abierta, con voluntarios, más de ¡300! iglesias. ¿No es una gozada?. Han editado incluso un libro, que reparten gratuitamente en las diversas iglesias, con un listado completísimo de rutas, pueblos e iglesias abiertas, con sus horarios de apertura (generalmente, de 10 a 14 horas, y de 17 a 20). No me dirán Vdes que no está bien pensado. Se logra abrir a todos los que lo deseen un patrimonio increible, que la gente lo conozca y lo disfrute, con un horario bastante amplio, y lo mejor de todo: gratuitamente.

No sé si mis queridos lectores tendrán mis gustos; pero yo he disfrutado como un enano. Cojo un berrinche de mil pares de demonios cuando llego a un pueblecito perdido en esos mundos de Dios, y cuando, iluso de mi, me dirijo a la única iglesia del pueblo, que posiblemente sea además lo único visitable en el pueblo, resulta que ¡está cerrada!. No lo he entendido nunca. Me parece indignante que el rico y variado patrimonio que contienen tanas y tantas iglesias esté prácticamente vedado al común de los ciudadanos mortales. No me parece que los curas responsables de esos templos estén tan, tan ocupado que no puedan tener x horas al día abierta su iglesia al visitante. Resulta muy curioso que, mientras buena parte de las iglesias de España han sido construidas con el dinero de la gente del pueblo, la Iglesia (en mayúsculas) se reserve su uso y disfrute, de algo que generalmente, no le ha costado un duro...


¿Será tan difícil llegar a un acuerdo de este tipo en Andalucía?. Mientras tanto, mis felicitaciones a la Junta de Castilla y León por este programa, que me ha permitido disfrutar de un maravilloso patrimonio cultural y artístico. Y, desde luego, lo recomiendo vivamente. Aprovechen, que aún están a tiempo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario