martes, 27 de septiembre de 2011

De los chollos políticos


Leo en el blog de Diputaneando que "ex diputados y ex senadores cobrarán una indemnización única, derivada de la disolución de las Cortes, de aproximadamente 8.200 euros, y aquellos que dejen definitivamente el Parlamento porque no se presenten a las elecciones del 20-N, o no salgan elegidos, percibirán otra paga temporal de 2.800 euros al mes, con un máximo de 24 pagas"....

No sé a Vdes: a mi me parece una barbaridad, como tantas y tantas cosas. Ya me he referido en otra ocasión a esos privilegios de los que tanto uso hacen quienes nos gobiernan, y que tan natural además ven (vease mi artículo: http://siguemecf.blogspot.com/2011/07/de-los-politicos.html). Pero es que esto es empezar y no acabar...

Es curioso que hace unos días escuchaba en la radio al ex-presidente de Diputación, Sr. González Cabaña, decir en la tertulia deportiva que la cadena Ser organiza todos los martes en el Faro,  que "no es oro todo lo que reluce", hablando de los políticos, ó algo parecido (le mencionó Teo Vargas lo de su inclusión en las listas al Congreso de los Diputados en las próximas elecciones generales, y el buen dinerito que iba a cobrar). No, qué va!. Que nos tomen el pelo, está mal hecho; pero que encima nos tomen por tontos...

Vamos a ver: si "no es oro todo lo que reluce", ¿porqué entonces esos empujones, gritos, peleas y navajazos, por ir en los primeros puestos, y asegurarse una posible elección?. 

"¿Si no es oro todo lo que reluce", porqué el mismo sr. González Cabaña afirma que dejaría la alcaldía de Benalup (su pueblo...) por ser diputado?.

"¿Si no es oro todo lo que reluce", porqué no hay forma de que dejen hueco a las nuevas generaciones, y gustosamente repiten, y repiten, y repiten,.. como las pilas de Duracell (él mismo; Manuel Chaves; Alfonso Guerra;....).

Hombre, es encomiable esa entrega al bien común, esa capacidad de sacrificio por los demás, ese no disposición a que sean los demás los que asuman los riesgos que ellos gustosamente aceptan por el bien común.... pero, en fin, ya va siendo hora de que dejen sueldazos, coches oficiales, tarjetas oros, y demás prebendas, no? (dense cuenta de la ironía, eh?.

En fin, ¡qué cara más dura, corcholis....!

No hay comentarios:

Publicar un comentario