jueves, 29 de septiembre de 2011

Socialistas y Educación

Y cantó la gallina... Como ustedes podrán leer en diversos medios de comunicación, nuestro flamante ministro de  Obras Públicas y portacoz del gobierno, D. José Blanco, confiesa impunemente que lleva a sus hijos a colegios privados... Da como excusa que en los alrededores de su domicilio no hay colegios públicos bilingües, y que quiere que sus hijos aprendan inglés... Pero hasta en eso ha mentido, ya que parece que SÍ hay colegios bilingües en la zona en la que reside el sr. Blanco.

Escribí el pasado 20 de septiembre el artículo "Esquizofrenia española", en la que precisamente hablaba de cómo los socialistas, muy ateos ellos, se daban después patadas en el culo para que sus hijos estudiaran en colegios religiosos; y he hablado en otras ocasiones sobre ese apego de estos mismos socialistas en defender lo público... para los demás, que ya ellos se encargan de llevar a sus hijos a los colegios privados.

¿Y es que no tiene derecho, me dirán ustedes?. Hombre, si Vd no es ministro, no es socialista, no es de izquierdas.... pues sí, tiene todo el derecho del mundo a llevar a sus hijos a estudiar a donde le de la real gana. Pero, claro, si usted es socialista, de izquierdas, más progre que nadie, y cada dos por tres está dando la vara con lo público, con lo público,... pues entonces, no, usted no tiene ningún derecho a defender una cosa ante la sociedad... y hacer lo contrario en su vida privada. Seamos coherentes, leñe, y que nuestros actos sean reflejo de nuestras palabras. O no?.

¡Qué alegría es  ser socialista hoy en día en España!. Es un gustazo, la verdad... Porque mientras hablan del reparto de la riqueza, de la igualdad, de los privilegios de unos pocos,... ellos tienen los mejores sueldos, los mejores coches, los mejores despachos, las tarjetas VISA-oro,... O sea, que no hay nada como criticar en público lo que luego se practica en lo privado...

No,  sr. Blanco, no. Usted no tiene ningún derecho a llevar a sus hijos a colegios privados; y si eso es lo que hace, lo tiene muy fácil: renuncie a ser socialista. Pero si es, y se confiesa, socialista, de izquierdas, sea coherente, por favor, y que sus hijos estudien en colegios públicos, que hay muchísimos buenos colegios en la enseñanza pública...

No hay comentarios:

Publicar un comentario