viernes, 28 de octubre de 2011

En las estrellas de lejos te veo

En las estrellas de lejos te veo
sonreír contento al nuevo día
que en la mañana sus ojos despierta
para ver tu cara de niño.

Dame tu mano, ángel de la paz,
ondeemos nuestro corazón de amigos
en la brisa del mar revuelto,
hagamos saber a los que se odian
que después del trueno estalla el sosiego.

Yo recuerdo tu nombre en la noche
gritar con lágrimas de tristeza
palabras vacías llenas de amargor,
yo sé de tus anhelos y deseos
queriendo hacer del infierno
un nuevo paraíso de amor.

En tinieblas el hogar envuelto
nos impide ver la luz del sol
y saber que, por encima de mentiras y engaños,
somos siempre amigos, compañeros, hermanos:
amantes de la PAZ.

27-05-1983

3 comentarios:

  1. ¿A quién iba dedicado este poema? O, mejor dicho, pensando en quién lo escribiste... Ya veo que tiene sus años, pero el paso del tiempo no le resta hermosura.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. No, no iba dedicado a nadie en especial; a las víctimas de cualquier maldita guerra, de cualquier tipo de violencia,....Era una petición de PAZ para el mundo.
    Saludos, u buen puente.

    ResponderEliminar
  3. No, de puente nada, que mañana hay que ir al trabajo. Buen puente para ti, si puedes disfrutar de él.

    Buen domingo :)

    ResponderEliminar