domingo, 6 de noviembre de 2011

A Antonio Machado

Caminante, no hay camino;
se hace camino al andar.

¿Ves, marinero,
las estelas que en el mar están?
Son, marino,
las que hace tu barco
al navegar.

Caminante, no hay camino;
se hace camino al andar.

¿Escuhas, pescador,
los peces en el fondo 
del océano jugar?
No te engañes.
Es tu alma que por allí pasa
al suspirar.

Caminante, no hay camino;
se hace camino al andar.

¿Recuerdas, poeta,
los versos de Antonio 
al llorar?.
¡Desengáñate!
No son los que eran.
Èl ya no está...

2 comentarios:

  1. Él estará siempre, Carlos, sus letras son inmortales. Gracias por tu hermoso poema :)

    Un abrazo y buen fin de domingo.

    ResponderEliminar