domingo, 20 de noviembre de 2011

De qué se ríen?

Bueno, es algo que siempre me he preguntado, pero que ahora, en las circunstancias presentes, me pregunto con más fuerza. No paran de decir lo mal que está el país; que si hay cinco millones de parados; que nos vamos a tener que acostumbrar a vivir peor que hace pocos años; que el futuro va a exigir muchos esfuerzos; que van a tener que trabajar mucho y duro para sacar a España de la dramática situación en la que se encuentra; etc, etc, etc. Bueno, pues si es así, ¿de que se ríen?...

Lo digo de verdad, eh?. Creo que si yo fuera Rubalcaba votaría a Rajoy, sinceramente. No sólo esto: pediría, por favor, por favor, a familia, amigos y conocidos, que votaran a Rajoy. Porque dado los "esfuerzos" que va a haber que hacer; dadas las "duras medidas" que va a tener que adoptar el próximo Presidente del Gobierno; dados los "sacrificios" que los españoles van a tener que asumir en unos cuantos años; dada la "impopularidad" de las medidas que se va a ver "obligado" a tomar para sacar a este país de la crisis, no entiendo cómo van por ir deseando, parece ser, que se les vote... Con lo tranquilito que se está en la oposición: buen sueldo; buen horario; sin responsabilidad; reconocido encima como una especie de "esperanza" de futuro;... 

Se van a tener que enfrentar a manifestaciones casi diarias; a las críticas de peiódicos, radio y TV; a las de los empresarios por no adoptar medidas más duras; a los trabajadores, por las medidas tan duras; a Europa, por no se qué; a los políticos de su partido, por no sé cuánto;... 

Y sin embargo, ahí están: riéndose a mandíbula batiente, tan felices ellos, con una nación en caida picada hacia los infiernos, con muy buena parte de los españolitos de a pie palpándose la ropa, con un futuro negro, pero bien negro,... ¡Pero qué felices se les ve, leñe!.. Mira uno cualquier foto ya sea de Rajoy, de Rubalcaba, de alguien de izquierdas, de no sé quién de derechas,..; y allí están con los brazos en alto, saludando, efusivos, que no caben en sí de gozo, un beso por aquí, un abrazo por allá,...

Por eso, vuelvo a repetir: ¿de qué se rién?.

1 comentario:

  1. Claro que se ríen, Carlos. Se ríen de nosotros.

    Y ¿sabes qué? que veremos a ver si esta crisis no se lleva también por delante a Rajoy, cuando veamos que pasan 4 años y que las cosas no se arreglan, porque no se van a arreglar de la noche a la mañana, como piensan muchos.

    Buena tarde de domingo, Carlos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar