martes, 15 de noviembre de 2011

Democracia y mercados

Me preocupan los sucesos de los últimos tiempos; no ya la crisis, que sí, que es preocupante, pero de la que, mejor ó peor, después que antes, saldremos de ella... No, no es eso; lo que me preocupa es que, si las cuentas no me fallan, creo que hay ya cinco países en los que eso abstracto y futil que se llama "mercados financieros" decide el nuevo presidente del gobierno que debe regir tal país...

Me explico: Irlanda, Portugal, Grecia, Italia, y.. España. Sí,sí, España: no olvidemos que Zapatero lo que ha convocado son "elecciones anticipadas", es decir, antes de lo que correspondía. Con lo cual, estamos en una situación, a mi juicio, muy, muy procupante, en la que no son los ciudadanos respectivos los que deciden quién debe de regir su país, sino esos difusos "mercados financieros".

Ya sabemos que la democracia es lo que dijo Churchill, un sistema con muchos problemas, pero preferible a una dictadura, por ejemplo; pero no hay que olvidar que, al fin y al cabo, y si es una democracia "normal", son los habitantes de una nación los que, democráticamente, deciden (bien ó mal, que eso es harina de otro costal), a aquél dirigente político que, durante x años, dirija sus destinos.

En estos tiempos, no; vemos cómo no cesan de dimitir Presidente de Gobierno democráticamente elegidos, para ser sustituidos por "tecnócratas", y porque así parece que lo deciden "los mercados", esos entes sin rostro que voletean a nuestro alrededor sin que los veamos, y que tienen la suficiente fuerza como para alterar la rutina democrática de cualquier país...

Y esto, la verdad, creo que es muy, muy procupante, y un hecho al que no parece que se le esté dando demasiada importancia, cuando creo que es una absoluta perversión de la misma democracia. Nada ajeno a la propia democracia debería obligar a un cambio de Presidente: haber pasado el tiempo para el que fue elegido (creo que en España se debería de imponer ya legalmente el plazo de 8 años como máximo); haber sido derrotado en unas elecciones; la propia presión de sus ciudadanos, por un incorrecto ó inmoral comportamiento de su Jefe de Gobierno (ay, Berlusconi, Berlusconi,...);... en fin, la democracia tiene suficientes herramientas para realizar el cambio....

Pero que a esto obliguen ¿los mercados?.  No sé, ¿qué opinan?

1 comentario:

  1. Sinceramente, Carlos, yo no sé qué está pasando. No sé si habrá mucha gente que lo entienda. Lo único que vislumbro es que hay algunos que se están haciendo de oro con todo estos vaivenes, y otros que nos toca bailar con la más fea.

    Me hace mucha gracia cuando Rajoy dice que él no hará lo que diga Europa, y yo le digo que... a otro perro con ese hueso, que como la Merkel se ponga en jarras, él va a temblar, como han hecho los demás, no te fastidia, venir a decir tontás, con lo hartitos que estamos ya de pamplinas...

    Un abrazo y buenos días, que ni he saludado, pero estoy 'cabreá' y muy 'quemá', pero que muy 'quemá', con todos estos tejemanejes.

    ResponderEliminar