miércoles, 30 de noviembre de 2011

Gran país?

Leo hoy en Diario de Cádiz un gran artículo de Eduardo Jordá, que titula como esta entrada del blog. Lo pueden leer enterito en: http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1127060/gran/pais.html.

Me gusta mucho Eduardo Jordá, es de mis articulistas preferidos. Es una persona muy culta, gran escritor, de fácil lectura, y lo que dice además suele ser de sentido común. Y creo, sinceramente, que en el artículo que les menciono ha dado en el clavo. Nos guste ó no, creo que tiene más razón que un santo.

Es una pena que con la rica historia de España, con esa potencia que durante siglos ha sido, con ese imperio "donde no se pone el sol", cuna de grandísimos escritores, pintores, ... nos encontremos desde hace ya demasiados años en la tesitura actual. Ya escribí hace meses una entrada que titulé "El futuro de España" , en la que me mostraba muy pesimista sobre su futuro.  Y este artículo de Eduardo me hace, desgraciadamente, reafirmarme en mi pesimismo.

Hace ya mucho, demasiado tiempo, que España dejó de ser un gran país. Sí, por esos vecinos que ponen su TV a un volumen inaguantable; por esos empresarios que sólo miran por sus bolsillos; por estos políticos impresentables, capaces de ganarse en nada de tiempo lo que al común le cuesta, Dios, 37 años; por esos "profesionales" de la baja médica; por esos sindicatos (¿cuánto tardaremos ahora, que han ganado "los otros", en entrar en una dinámica de huelgas, manifestaciones, etc); por esos estudiantes cada vez más incultos; ...

Lo siento en el alma, pero presagio negros nubarrones en los próximos años, si esto no da un giro muy, muy radical.

2 comentarios:

  1. Pues me temo, Carlos, que tenemos el país que hacemos entre todos. Aquí no se puede decir que la culpa es de los franceses o de los alemane. Si tenemos unos estudiantes cada vez más incultos, es porque algo se está haciendo mal en los Reinos de Taifas en que se ha convertido el país, y sobre el resto de lo que mencionas, más de lo mismo.

    España tuvo su esplendor hace siglos, bien verdad que es, pero salvo por tres o cuatro gobernantes avezados, el resto fueron de lo peorcito que nos tocó, más o menos como tenemos ahora, y nos fueron dejando el país pa el arrastre. Consecuencia: hasta hace poco más de cuarto de siglo, España ha sido una pobretona (a pesar de tener tantos hombres ilustres en nuestra cultura) y ha estado en los últimos puestos de Europa, con un desfase de unas cuantas décadas respecto al resto de países europeos centrales y nórdicos. Cosa que la República trató de subsanar y que se terminó de joder con la dictadura de Franco. Siempre me dijeron mis profesores en la Facultad que nosotros íbamos 50 años por detrás. ¿Por detrás de quién? preguntaba yo... Por detrás de casi todos los que cuentan, me contestaban.

    Hemos estado hasta hace bien poco, aunque ya nos parezca una eternidad, algo así como está ahora Marruecos respecto a España, o sin irnos tan lejos, como estaba Portugal respecto a España antes de que la UE conmenzara a meter dinero a espuertas para que salieran a flote.

    Ahora, parece ser que vamos para atrás, como los cangrejos, con tantos recortes-ajustes-apretarse-el-cinturón, y lo que te rondaré morena, y a este paso nos vamos a encontrar como estábamos en los años 70, o peor aún, en los 60.

    Como ves, teníamos un país que creíamos montado en el euro, de nuevos ricos, fabuloso, y resulta que tenemos un país que, como no pongamos remedio, se nos va a desmoronar como un muro mal apuntalado. El consuelo es que ahora, si caemos nosotros, es que hay muchos otros que también se han ido a la mierda, y no habrá más remedio que empezar, una vez más, a remontar.

    Buenas noches, Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, lo peor de todo es esa sensación de pensar que no se ve forma factible de salir del pozo. Uno puede ver mal las cosas, pero atisbar alguna solución: si se hace esto, lo otro, siempre está zutanito que el tío vale,... Pero aquí, con esta idisioncracia que tenemos, de primero yo, y luego yo, y al de el lado que le den,... No sé, no vislumbro buen futuro.

    ResponderEliminar