martes, 6 de diciembre de 2011

Mis lecturas favoritas-Herman Hesse

A Herman Hesse le conocí como escritor hace ya la tira de años; lo leía en mi adolescencia, poco después de mis primeros amores, allá en mis tiempos de segundo de BUP (en la prehistoria, para que ustedes se hagan cargo).

No recuerdo exactamente cómo oí hablar de él; supongo que sería con "El lobo estepario", una de las obras cumbres de la literatura universal, a mi juicio claro. Es una mezcla de biografía y fantasía del mismo Hesse, así una novela de tristeza, amargura, ensoñaciones. No se puede decir que sea una obra fácil de leer, la verdad, todo lo contrario. Sin embargo, me llamó la atención lo suficiente para que siguiera comprando sus obras, y ya sí, disfrutando de verdaderas obras de arte.

Me encantó, por ejemplo, Siddharta, la vida de un hombre en la época de Buda, y que en ocasiones parece que está describiendo a éste. La gozé un montón, la verdad. Y no menos disfruté con tres novelas maravillosas como son: Bajo las Ruedas y Demian, así como el Juego de los Abalorios. Son lecturas que me han hecho disfrutar como un enano, y que recomiendo desde aquí a quien no haya tenido la oportunidad de leerlas, ó que ni siquiera las conozca.

Premio Nobel de Literatura creo recordar que en 1946, si por algo fue conocido también Herman Hesse, aparte de su enorme talla como escritor, es por su postura siempre favorable a la paz, en contra de la política nazi y la persecución a los judíos. Ello me hizo comprar y leer también otros libros recopilatorios de sus opiniones, como sus "Lecturas para minutos", y sobre todo "Mi credo", en los que mediante frases y aforismo va dando su opinión sobre muchos temas.
Es pues, uno de mis escritores favoritos. Si no lo han hecho aún, leánlo, por favor, creo que no se arrepentirán. Y si  ya lo han hecho, espero coincidir con usted en considerarlo como uno de los grandes escritores del siglo XX.

1 comentario:

  1. All right, I'll do :) Vamos, que sí, que voy a seguir tu consejo porque El Lobo Estepario lo leí allá por el siglo pasado, pero no he vuelto a tocar una obra de este hombre, así que OK, lo haré.

    Ya te contaré...

    ResponderEliminar