sábado, 17 de diciembre de 2011

Monarquía

Leo en Diario de Cádiz el artículo de Eduardo Jordá "El Príncipe Azul", y como habla de la monarquía española, pues me interesa.

Verán: NO soy monárquico. Me parece que en pleno siglo XXI como estamos, nada menos que ya casi, casi, en el 2012, es una institución totalmente anacrónica. Pero es verdad que fue muy necesaria en la transición, para pasar de una dictadura como la que teníamos a la actual democracia, aunque con fallos de los que ahora nos lamentamos. Pero, bueno, supo hacerlo...

El caso es que cre que el actual Rey se ha limitado a hacer eso, y dar la cara cuando el 23-F... lo cual puede parecer mucho, ó no. Es decir, este hombre lleva sin dar un palo al agua desde  1981, que fue cuando lo de Tejero, y ya estamos terminando el 2011; es decir: ¡30 años!.

¿Y porqué digo esto?. Hombre, ya sabemos que el Rey "reina, pero no gobierna"... que tampoco sé muy bien qué nos quieren decir con esto. Pero el caso es que, quizás, se ha echado mucho de menos que el Rey hubiera dado algún que otro toque de atención, y que además, se hubiera sabido públicamente en estos 30 años. ¿O no se echó de menos saber que había dado un golpe en la mesa en esos años terribles del final del felipismo, con casos de corrupción que afectaba a casi todas las instituciones del Estado?. ¿O cuando el sr. Zapatero se emperraba en una lucha estúpida con la que, nos guste ó no, es hoy la primera potencia del mundo?. ¿O cuando esas barbaridades urbanísticas de Marbella, en los que Jesús Gil exhibía su vergonzosa panza hasta por  algunos estudios televisivos?...

No, si está muy bien que la Reina y las infantas acudan a los funerales(11-M) y acompañen a las familias de las víctimas; está muy bien esos discursos de Nochebuena en los que, parece ser, dicen los entendidos que da algún toque de atención a los políticos (es que como uno lo que entiende es el lenguaje directo, y no tener que estar"interpretando"...)..

Pero, ¿el sr. Rey no tiene nada que decir ante, por ejemplo, los escandolosos privilegios de todo tipo que se han arrogado los políticos?. ¿Es que Juan Carlos no tiene nada que decir cuando a un partido político (caso del PP en su día) se le intenta apartar, con esos dudosos acuerdos PSOE-Esquerra Republicana, con ese "pacto del Tinel", creo recordar que se llamaba?. ¿Es que a nuestro Rey le parece bien que cualquier trabajador tenga que cotizar ¡37 años! para tener derecho a una pensión miserable, y que estos políticos incompetentes sólo necesiten unos pocos años?. ¿Es que la Monarquía no tiene nada que decir cuando hay cinco millones de parados, un futuro incierto, una economía casi hundida, una imagen internacional cada año peor, unos alcaldes que dejan sus ayuntamientos en la ruina, y se van tan campantes, unos corruptos que se llenan sus bolsillos con el esfuerzo de todos?. Este señor no tiene nada que decir ante todo eso?.

Porque, vamos a hablar claro, si él "reina, pero no gobierna", y por tanto, no puede expresar su opinión, no tiene poder de decisión, no puede "influir" en el Presidente de turno, entonces, ¿para qué queremos ó necesitamos un Rey?. Es verdad que miedo da pensar en un Jefe de Estado como Zapatero ó Aznar, pero miren ustedes, en cualquier caso,un buen dinero nos ahorraríamos, no?.

Y en cuanto a su sucesor, "a título divino" (en fin,...), me parece un poco "pijito", es verdad... Parece buena gente, tímido, simpaticote,... pero este muchacho no conoce la vida real, no ha tenido necesidades en su vida, tiene un ejército de servidores a su disposición, aduladores mil, desde pequeño ha crecido en una burbuja que le ha aislado del mundo... Así qué, ¿de verdad está preparado para dirigir un país, con unas necesidades que él nunca ha tenido?.

En fin, creo que poquitos años le queda a esta Monarquía, heredera de una saga que, la verdad, pocos reyes competentes y queridos ha dado a España.

4 comentarios:

  1. Muy bién Carlos en éste comentario y exposición tuyo de en qué debería estar más implicado el Rey. A mi entender y poco conocimiento sobre la historia de Reyes, estoy contigo en que aquello en lo que se implica la Corona es en casi nada de lo importante y cotidiano de la vida de un pueblo.Pienso que nos falta información (porque no interesa que estemos informados) de aquello de para qué sirve un Rey.Quizás si viéramos que con sus acciones se mejora todo éso que tú mencionas (paro,corrupción,políticos ineptos ...), los ciudadanos aceptaríamos quizás esto de la Monarquía.Eso de que le queda pocos años a ésta Monarquía ni tú ni yo lo vamos a ver mientras lo anterior dicho exista y persevere en nuestra Política y modo de entender ésta España Nuestra por quienes nos gobiernan.
    Manuel Cuevas

    ResponderEliminar
  2. Hola, Carlos, buenas noches. Gracia por la bienvenida y sí, tienes razón, que te corten 'tu rutina' no es plato de gusto y menos para cuestiones como las que me ocuparon estos días pasados.

    Volviendo a tu entrada, el príncipe vive la misma realidad que ha vivido su padre, quiero decir en cuanto a privilegios y saber de qué va la vida normal de los ciudadanos. Ellos están en su burbuja, en su atalaya, y desde ella perciben lo que les rodea. Saben que las cosas están mal, claro que sí, pero a ellos no les afecta. Pasa como con todos los poderosos: el término 'crisis' no existe en su diccionario.

    Yo estoy contigo en que no necesitamos Corona, ¿para qué si ya tenemos un presidente que se puede encargar de todo el tema de representación internacional que ahora lleva el rey?

    Terminará desapareciendo, o la harán desaparecer, no sé muy bien. Aunque, en fin... a lo mejor la Corona se hará eterna y nos resultará como la Iglesia, que lleva dos mil años viviendo del cuento (y lo que te rondaré morena) porque tiene quien la sostenga, claro.

    Buenas noches :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Carlos no sé que es lo que ha pasado, había un comentario tuyo sobre "más referente a la Monarquía" y cuando he vuelto a querer leerlo de nuevo ha desaparecido de tu Blog. Ya me contestarás que es lo que ha pasado pues me resultó intrigante.
    Recibe un afectuoso saludo.
    Manuel Cuevas

    ResponderEliminar
  4. No sé bien a que te refieres, Manolo. Hay un artículo que he publicado sobre la Monarquía, que está debajo de mi felicitación navideña de hoy. ¡Felices Fiestas!

    ResponderEliminar