viernes, 30 de diciembre de 2011

Se nos va un año más

Pues sí, casi ya nos roza con sus dedos de bebé a punto de nacer. Se va ya este, en general, mal año para el mundo, con una economía caída; unas guerras que no cesan; muy cerca ya de los ¡cinco millones! de parados(qué tristeza, Dios, qué pena la situación de tantas miles de familia en una espiral de pobreza y desarraigo social que parece que nunca cesa...); con la esperanza puesta en un nuevo gobierno votado mayoritariamente, que a ver si es capaz de enmendar la pésima gestión recibida; con una clase dirigente autista al clamor popular y sorda totalmente a prescindir de unos autoconcedidos privilegios que ellos solitos se han atribuido; con un miembro de la Casa Real imputado; con un ex-Ministro también imputado; y un descontento generalizado que lleva, sí, a cambiar de gobierno, pero no a ejercer la presión que sería deseable ante unos políticos pésimos, incapaces, orgasmados en sus propios sillones de poder y mando..

Esta semana ha sido, digamos, interesante en lo personal: el martes, concierto de Fin de Año en el Teatro de Las Cortes de aquí, de San Fernando, con mi amada Escolanía de María Auxiliadora, de las que ya les he hablado antes(vean sino: http://siguemecf.blogspot.com/2011/11/tarde-de-viernes.html), magistrales, como siempre, esos niños en sus voces y en sus interpretaciones; un concierto que me hizo gozar, con una primera parte de cantos varios, muy parecido al anterior que presencié, y cuya crónica pueden leer en el artículo arriba mencionado; y una segunda parte ya más navideña, interpretando villancicos de diversas partes del mundo, que hasta me gustó mucho, yo que no soy nada "villanciquero"... Pero lo que esta Escolanía no consiga...

Y ayer jueves noche, sentado en mi salón de casa viendo la biografía del cardenal Tarancón, en dos capítulos, que si están interesados en la Transición española, como es mi caso, creo que les puede gustar. La pueden ver on-line en: http://www.rtve.es/television/tarancon-quinto-mandamiento/ , y yo les reconozco que me gustó bastante. Magistralmente interpretado por José Sancho en su senectud, no dejo de reconocer que me sorprendió la vida de este cardenal que tan en jaque trajo a la gente del franquismo. La verdad es que es un personaje muy desconocido, pese a la labor tan importante que desarrolló para contribuir a la llegada de la democracia a España. La serie está muy bien ambientada, muy bien interpretada, y creo que ha sido todo un acierto de RTVE llevarla a cabo.

Mañana es el último día de esta malo 2011; cena en casa con toda la familia, empacho de comida, brindis, uvas, cantos y música. Este año he puesto en marcha este blog, en los que escribo de lo humano y de lo divino, de mis gustos y de mis aficiones, de mis disgustos y mis tristezas, de buenos personajes y pésimos gobernantes... Pero estoy contento, la verdad, de cómo me está saliendo, qué quieren que les diga. Es una ventana abierta al mundo, en la que quien quiera puede dar ó quitar razones, y eso es lo que siempre pretendo.

Gracias a los (pocos) que me siguen, que este 2012 sea mejor que el año que casi ya está fuera (lo cual, es cierto, tampoco es muy difícil), disfruten mientras puedan, y aquí me tienen, para lo que puedan necesitar.

¡Feliz 2012!.

2 comentarios:

  1. Feliz año para ti también, Carlos. Que el 2012 sepa repartir lo bueno y lo malo en sus justas proporciones y, si es posible, que lo bueno tenga más peso que lo malo.

    Un abrazo y no te atragantes con las uvas. Por cierto... ¿Puerta del Sol o reloj de Cádiz (o cualquier otro)?

    Yo soy tradicional: Puerta del Sol de toda la vida.

    ResponderEliminar
  2. Feliz 2012, Carlos. Mis mejores deseos para ti y los tuyos.

    Un abrazo

    Lola

    ResponderEliminar