miércoles, 18 de enero de 2012

Disfruten

Bueno, como ustedes ya saben, soy un consumado bailarín (...no exagero nada, nada, eh?... Bueno, un poquitín, sí). Este año, en clase, la profe nos está poniendo unas bachatas preciosas, para escuchar y bailar. Y una de ellas, no es que sea bonita: es ¡PRECIOSA!. Así que aquí se las dejo para que la escuchen y la disfruten, como yo lo hago a diario:




No me dirán que no es una maravilla, eh?

3 comentarios:

  1. Vaya, nunca la había escuchado y sí, es preciosa. De modo que bailas muy bien, pues es una suerte. Yo no bailo bachatas, ni nada por el estilo. Es más, hace siglos que no bailo. Pero, bueno, tampoco me quejo, ¿pa qué?

    Un abrazo y ten una buena tarde.

    ResponderEliminar
  2. Mª Carmen, por favor... Bachata, salsa, cha-cha-cha, merengue... Casi lo que quieras...
    Sí, vamos hora y media todas las semanas, desde hace ya bastantes años, a clases de bailes de salón; y la verdad que lo pasamos, con el grupo de amigos con los que estamos, de ¡escándalo!.

    ResponderEliminar
  3. Sí, sí, sé que se pasa muy bien, y la verdad es que me da mucha envidia. Debo confesar que comencé hace un par de años, pero lo dejé porque la clase era tardísimo y después de todo el día trabajando, irte a las 8 de la noche, hasta las 10, a bailar, como que no eran horas. De modo que no, no sé bailar nada de eso, pero me alegro mucho por vosotros. Disfrutadlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar