martes, 10 de enero de 2012

Ya estamos...

Pues fue llegar, y nada, a la segunda reunión del Consejo de Ministros, el Sr Rajoy, feliz presidente del gobierno, coge, y... ¡sube los impuestos!. Con dos cojones...

Y había dicho que no, en campaña electoral, y en el debate de investidura, que no se podía subir los impuestos, porque eso aumentaría el paro, retrotraería la economía, la gente gastaría menos, que eso es de izquierdas,...

Y tiempo le ha faltado. Hombre, claro, es que el déficit de las comunidades autónomas... Ya, claro, como el PP sólo gobierna... en la mayoría de las CCAA, pues resulta que el PP no tenía ni idea... Como ellos, por ejemplo, en Valencia no gobiernan, ni en Madrid, ni en Murcia, ni en Galicia... pues, oye, que ni idea. Asín (sí, sí, asín...) que, haciendo honor a su palabra, nos sube los impuestos... mientras que la Generalitat sigue con sus embajadas en el extranjero, supongo que por si algún día hay que declararle la guerra a loa americanos.... y ellos siguen con sus sueldos, que no hay Dios que se los baje, y siguen con sus chóferes, con sus móviles, con sus VISA... que digo yo, si hay que reducir "drásticamente" el gasto, que es una cojonada, pues por ahí se puede reducir, no?. 

Hombre, ya puesto, en?, también se podrían evitar los portátiles para los señores electos, y los IPAS2 (que además, la mayor parte de ellos ni sabrán utilizar...), y sus móviles asignados, y sus líneas ADSL, y su acumulación de cargos. ¿A que sí?.

Pues no; aquí los catedráticos, expertos en Economía, se comen el coco horas y horas, y llegan a la solución er-definitiva: ¡subir los impuestos!. Y que se jodan... Tener cientos de asesores, economistas, licenciados, catedráticos, expertos económicos, etc, para tomar una decisión que sabe tomar hasta un niño de teta: aquí subimos los impuestos, y ya ingresamos más dinero. ¡Jo, si es que no hay nada como ser político!.

Dios, hay años que uno no sabe porqué se ha levantado de la cama...

1 comentario:

  1. Ni que lo digas. Hace tiempo que deje de fiarme de la palabra de un político. No les creo ni aunque me lo den ante notario. Recuerda aquello de Tierno Galvan: "Las promesas electorales están hechas para no cumplirlas" Asínnnnn nos va!

    ResponderEliminar