jueves, 2 de febrero de 2012

El callejón Croquer

Hace unos días, una amiga, escritora y bloguera, Mª Carmen, cuyo blog les invito a visitar (http://vidaysendero.blogspot.com/)visitó San Fernando, como comenté en mi entrada http://siguemecf.blogspot.com/2012/01/gracias.html. A instancia mía, visitó el callejón Croquer, uno de los sitios más representativos y conocidos de La Isla. Dejó sus impresiones en el blog que lleva con su hermana Lola: http://mardeconchas.blogspot.com/2012/01/que-poco-dura-lo-bueno.html, en el que dice: "Entre nuestros paseos por San Fernando, Lola y yo, a indicación de Carlos, del blog Buenas Ideas, nos acercamos hasta el Callejón de Crocquer, que en verano debe lucir esplendoroso, todo cubierto de flores, pero ahora está un poco apagado y húmedo".
 Y es verdad: hoy el callejón Croquer no se parece ni por asomo, al que todos los cañaíllas hemos conocido y disfrutado: una calle típica andaluza, adornada de muchas macetas y flores,  con sus paredes blancas y encaladas, unos vecinos atentos a mantener en perfecto estado de revista lo que era un placer para la vista y el olfato...

Casualmente, en estos días he acabado de leer el libro "La historia pequeña de La Isla de San Fernando", de Julia Molina Font. En su página 11, habla del Callejón Croquer, y dice:
"Cuando pasamos por la calle Real, subiendo desde la antigua Capitanía a mano derecha, nos encontramos con uno de los sitios más sugestivos de La Isla, el callejón de Croquer, pasadizo que parte de la larga vía y desemboca en la calle Murillo. La apariencia despectiva y ramplona de su nombre no le quita el lustre de los sitios con historia ya que este antiguo callejón con su veintena de viviendas data aproximadamente del siglo XVIII...".

Y unas líneas más adelante, sigue diciendo que:  "Es un rincón especial, de arquitectura peculiar con varios arcos voladizos venerándose en uno de ellos un cuadro del Nazareno.
En el año 1965 Mirador de San Fernando, medio de comunicación local, en colaboración con los vecinos, inician una campaña para concienciar al Ayuntamiento de lo conveniente que sería para la ciudad el adecentar el callejón y proponen  (y aquí viene una perfecta descripción de lo que llegó a ser en su día el callejón Croquer)

blanquear las paredes, colocar rejas artísticas de forja con macetas de geranios o gitanillas, sanear el piso, decorar los arcos y pasadizos con barandas al más puro estilo andaluz y colocar faroles artísticos a lo largo del callejón así como algunos colgados en los pasadizos...".


Esta reforma tardó, pero al fin llegó, siendo bendecidas las obras en el año 1971.

"El paso del tiempo ha vuelto a hacer mella en este típico rincón que presenta un estado de abandono impropio de un lugar con tantas posibilidades para el turismo".
 (Libro: "La historia pequeña de La Isla de San Fernando", de Julia Molina Font.).

Dedicado a mis lectoras Mª Carmen y Lola.

 

6 comentarios:

  1. Muchas gracias, Carlos. Realmente el callejón es muy hermoso, pero necesita una manita de cal. Esos arcos le dan mucho encanto. Al ser invierno, las macetas no tenían sus flores pero aún así, es un lugar con 'duende', como decimos los andaluces. Me gustaron mucho los cuadraditos de cerámica, con sus frases divertidas.

    Hay tanto que ver en San Fernando y yo he visto tan poco... Me hubiera gustado pasear por todas sus calles, esas que van paralelas a la calle Real, pero ni siquiera nos aventuramos en ellas.

    Aunque he dejado algunas fotos en el blog conjunto de Lola y mío, en mi propio blog también dejaré fotos de San Fernando y de Cádiz, aunque no será hoy. Estoy cansada. No sé cómo me las he apañado, pero he estado todo el día haciendo cosas, y ahora, que ya son casi las diez, es cuando me he podido sentar un ratito. Mañana, viernes, contestaré a todos los comentarios que se me han ido dejando.

    Carlos, gracias de nuevo.

    Hasta mañana. Buenas noches :)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, supongo que ahora en invierno no luce tanto. Que en primavera, pintaran sus paredes y las macetas sí tendrán flores,o al menos eso espero.
    Volveré entonces y haré fotos, si no es así, habrá que quejarse en este mundo bloguero, que a veces sirve para que se solucionen estas cosas.

    Buenas noches, Carlos

    Lola

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Carlos: Como puedo leer en tu escrito le has enseñado éste singular callejón, muy bonito y supongo que con algo de historia muy ligado a sus vecinos y a San Fernando debe tener. Me gustaría que tú desde éste tu blog divulgaras ésas anécdotas o particulares sucesos o acontecimientos que guarden relación directa con el Callejón que supongo deben de haber.Gracias, y un saludo.Manuel Cuevas

    ResponderEliminar
  4. Bueno, este callejón debe su nombre a Rafael Croquer de los Cameros, que lo adquirió en subasta pública el 6-12-1754 (ha cumplido, pues, más de 250 años...), y pertenció a la misma familia hasta que Rafael Croquer Rodríguez, último heredero, muriera sin descendencia.

    Sí hay que contar también que muy cerca estaba la posada y hospedaje Mesón del Duque, donde se alojaban los vendedores y viajantes que venían a La Isla, y en cuyo patio se podían ver, y no hace tantísimos años de esto, carros, carretas y caballerías entre "equipajes y sacos de forraje para dar de comer a los animales"... Pero sobre todo, el Mesón del Duque es legendario porque ahí apareció, a mediados del siglo XVIII, la figura de nuestro... Nazareno, en unos hechos algo oscuros.

    ResponderEliminar
  5. El autor de "La historia pequeña de la Isla de San Fernando" se llama JULIO MOLINA FONT y NO Julia, como aparece en el comentario.

    ResponderEliminar
  6. Hola yo os podía contar muchas anécdotas porque yo he vivido en el callejón mi madre que la conocía por Lolichi tenia una tienda en la casa de la esquina de la calle Murillo con el callejón librería, perfumes, juguetes, y mas cosas, me acuerdo que el portero que teniamos se llamaba JUAN y era zapatero y cuando llegaba el día de San JUAN siempre hacia algo era muy ingenioso de esto que hablo era allá por los años 60 que recuerdos tan bonitos porque estaba también otro zapatero, el lechero, un fotógrafo, una modista, y mi hermana que tenia un taller de corte y confecion si alguien me conoce contestarme pues yo ase mas de 40 años que no voy pero tengo a mi Isla en el corazón.

    ResponderEliminar