viernes, 2 de marzo de 2012

De la limpieza en San Fernando y otras pamplinas

Ya les he hablado a ustedes en otras ocasiones del Sr. Paco Romero, vicealcalde ó alcalde en funciones permanente del Ayuntamiento de San Fernando, porque su titular, el Sr. Loaiza no ejerce, que para eso tiene otras responsabilidades de las que hacerse cargo... Bueno, ya les he contado también como Paco Romero sirve tanto para un roto como para un descosío, y cómo le gusta aparecer en prensa, ya sea para alabar lo bien que lo hace en el ayuntamiento, ya sea para que... los vecinos le hagan el trabajo. Sí, sí, como ustedes mismamente están leyendo.



Verán: la penúltima ocurrencia (porque la última segurito que la está perpetrando mientras ustedes leen esto...) es preguntar a los vecinos de La Isla "Y a usted, ¿qué le parece la limpieza?" (Diario de Cádiz). ¿Y para eso tiene que hacer este señor una encuesta?. Pues la respuesta cualquiera se la dirá, Sr. Romero: ¡asquerosa!. Se podía usted (vamos, nosotros...) ahorrar las 40.000.- encuestas. ¿Usted no pasea por la calle?. ¿Usted, que tanto le gusta aparecer en los medios de comunicación, no habla con la gente?. ¿Usted no tiene conocidos y/o amigos que le cuente las cosas de San Fernando?. ¿Usted vive en su burbujita particular, aislado del mundo exterior?.

Tengo ya 50 años, y he vivido siempre en San Fernando. El imparable deterioro que empezó hace ya varios años con el PA,  con el Sr. Romero incluido, sigue viento en popa a toda vela.... incluida la suciedad. Nunca, repito, nunca ha estado San Fernando tan, tan sucio como en estos días. ¿Culpa del Ayuntamiento?. No toda, claro. Hay que reconocer que el ciudadano no ayuda, precisamente. Encontrar en los contenedores de basura muebles, por ejemplo, es día sí...y día también, porque a la gente le da "pereza", parece, tirar las cosas en el Punto Limpio, ó llamar al Servicio de Recogida de Muebles... ó directamente porque es puerca, joder; dejar la basura fuera del contenedor, porque parece que da asquito abrir con el piececito el contenedor para echar las bolsas de basura dentro, lo veo a diario; .... Pero entre que la gente ensucia, y el Ayuntamiento no limpia, aquí se junta el hambre con las ganas de comer...

El Punto Limpio, por ejemplo, podía estar mejor, porque la sensación de abandono que da es impresionante. He utilizado en bastantes ocasiones uno de los Puntos Limpios de Chiclana(el de Pago de Humo en concreto), y, qué quieren que les diga, hay bastante diferencia en la conservación entre uno y otro. Donde suelo depositar la basura, a diario veo bolsas fuera del contenedor, aunque éste esté medio vacío; supongo que como yo, lo verán también los encargados de la limpieza, digo yo... Pues aunque parezca una tontería, discretamente se podía hacer una especie de "vigilancia" para pillar in fraganti al medio analfabeto que diariamente deja la basura fuera, y ponerle una multa que le duela bastante el bolsillo. Tampoco es tan complicado, no?.

Es que este país no deja de sorprender, y quienes mandan, aún más. Aquí se tiene una confianza ciega en el ciudadano, y se suele dejar las cosas a su buena voluntad. Y no, aunque nos duela, no es así. La mayor parte de las veces, por desgracia, hay que ponerse serio, y si el ciudadano no cumple con sus deberes cívicos, porque no le da la real gana, pues habrá que corregirlo... y llegado el caso, sancionarlo. Digan lo que digan, por desgracia, la conciencia ciudadana imperante en buena parte de los países europeos, no ha calado aquí, en España. Y por eso, se orina en la calle; se deposita la basura fuera de su sitio, se escupe; se grita a la 1 de la mañana; etc, etc.

Pero claro, sancionar comportamientos incívicos es "impopular", y no vaya a ser que no me voten.... Total, mejor me gasto el dinero(que además no es mío, es del Ayuntamiento) en unas encuestas que yo ya sé lo que me van a decir, que sean los Vecinos los que asuman el resultado... y yo me quedo limpio de polvo y paja, y con con mi conciencia muy tranquilita. ¿A que sí, Sr. Romero?.

1 comentario:

  1. La limpieza de las ciudades y la educación cívica de sus ciudadanos, algo difícil de compaginar, Carlos, me temo.

    Creo que son pocas las grandes ciudades que pueden presumir de calles limpias, a lo sumo, a lo sumo, el núcleo más turístico, por así decir, lo demás... una pura mierda. Yo sé que hay muchos vecinos que se preocupan de que sus calles estén limpias no tirando nada al suelo, pero son los menos, las cosas como son. Y encima, cuando parece que estamos metiendo en vereda a los nacionales para que sean limpios más allá de su salón, vienen los foráneos y ensucian lo que ya no ensuciaban los otros, porque no está en su cultura que las calles estén limpias, porque se piensan que las calles no son de nadie y no importa que estén hechas una guarrería, porque nadie les ha dicho que escupir o dejar los excrementos de los animales desparramados por las aceras es una fuente de infección.

    Yo estoy más que harta de esta Fuenlabrada que tiene sus aceras llenas de mierda, y parece que nadie se inmuta. Es, pues, el cuento de nunca acabar.

    Buenas noches, Carlos.

    ResponderEliminar