viernes, 16 de marzo de 2012


Hace un par de días llevé a un sobrino, pequeño, a jugar a un parque infantil; bueno, lo de parque es un decir, claro, porque lo único que tenía para que la chavalería se "desfogara" es lo que en San Fernando se llama "resbaladera", vulgo tobogán, ese aparatito al que los niños se suben, ponen sus posaderas, y se tiran encantados ante el susto de su madre. Pero bueno, a lo que iba...

El caso es que, al poco tiempo, llegó una niña algo mayor que mi sobrino, acompañada de la que, en principio, creí que era su madre, muy joven, la verdad. Ambas eran moras, quiero decir, del Magreb, y la adulta llevaba el pañuelo en la cabeza(yihab?); la niña, no, supongo que por la edad que tenía, no tengo ni idea, pero quizás fuera porque hay una edad mínima a partir de la cual ya debe de llevarlo, según sus costumbres (estoy especulando, eh?, no tengo ni la más remota idea de si esto es así...).

Y me chocó, sí. Es verdad que llevamos ya muchos años en los que lo más normal del mundo es encontrarse con inmigrantes de esos países. Y es verdad también que no es la primera mujer mora que me he encontrado paseando vestida según su costumbre y usanza; pero me dio por reflexionar sobre la situación de la niña... Algún día estará obligada a cubrirse la cabeza, aunque ella lo verá lo más natural del mundo, porque así lo vive desde que tiene uso de razón, por lo que no mostrará extrañeza alguna. Quizás hasta esté deseando que llegue ese día, porque eso significará que ya es "mayor"...

Pero no sé, lo reconozco, no me gusta el pañuelo en la cabeza de la mujer; he leído y oído a muchas de ellas hablar de que lo hacen libremente, porque ellas quieren. Pero permitamme ustedes tener mis dudas de que sea así. La mujer occidental se cubre la cabeza con gorro, sombrero, y pañuelo cuando le da la gana. Y sí sabemos que lo hace porque le gusta, y es su deseo (obviemos el tema de la "esclavitud" de la moda, por favor...). Pero, ¿es libertad cubrirse la cabeza con el pañuelo porque así te lo impongan?. No sé, qué piensan?...

A todo esto, al poco llegaron la abuela y, ahora sí, la madre de la pequeña, por lo que su acompañante era su hermana, claro. Estuvieron allí sentadas unos minutos en un banco, charlando y riendo, y me hizo reafirmarme en lo bonito que es la familia, viendo allí juntas a tres generaciones, compartiendo su tiempo y sus cosas.

Un poco más abajo, unos niños algo más mayorcitos jugando, ¡cómo no!, al fútbol... Y uno de ellos, era negro, otro símbolo de cómo el juego une a los niños, y cómo las estúpidas diferencias que llevan al racismo es cosa de adultos. Otra demostración de cómo, por encima de colores de la piel, la convivencia es posible en este mundo nuestro, tan castigado. Magrebíes, negros, y blancos... compartiendo un espacio y un tiempo común, sin ningún problema, como debe de ser.

5 comentarios:

  1. Carlos, se dice hiyab, lo he buscado en google, también dudaba, no te creas.
    He buscado información sobre esto

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/21/madrid/1271853528.html

    Por lo que deduzco, este pañuelo, no creo que las mujeres que lo usen, se vean obligadas a llevarlo.

    Un abrazo

    Lola

    ResponderEliminar
  2. No sé, porqué no sale para que se acceda directamente a la dicha página :(

    Lola

    ResponderEliminar
  3. Pues he leído el artículo y sigo sin verlo claro:

    -Cuando hay que estar "interpretando" el Corán, para saber si dice que es obligatorio ó no.
    -Cuando (textualmente) "llevar el 'hiyab' se ha convertido en una moda, una forma de ser joven y 'cool' sin contravenir las tradiciones de los progenitores"....
    -Cuando "En ocasiones, puede que las mujeres se sientan obligadas a llevar esta prenda por la presión familiar o por el entorno social"...

    No parece que sea voluntario, ¿no os parece?-

    ResponderEliminar
  4. De lo que leo, el Corán en ningún momento obliga a utilizar el hijab.

    A ver, está claro que cada uno interpreta un texto según las ideas que tengamos formados. en tu tercer párrafo en el que dice: " en ocasiones...", tú te has centrado en esa frase, yo me he quedado en la que sigue: " pero casi siempre son ellas, las que eligen..."

    Hace ya unos meses, por la calle Real, pasó por mi lado una mujer que me llamó la atención, alta, guapa, pantalón ajustado, tacones, vestiendo a la última, vamos... con un caminar firme, seguro... llevaba un pañuelo cubriendo su cabeza. Me quedé admirada, por eso pienso que no creo que nadie, le obligara a llevar el pañuelo, y como este caso pienso que la mayoría.

    Hace tiempo, vi en youtube un anuncio de ropa interior que era muy bueno, referido a este tema a ver si lo busco y te lo mando

    Lola

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes Carlos: Curiosa ésta reflexión tuya sobre el velo. Me ha recordado mi niñéz agarrado del brazo de mi abuela cuando juntos íbamos a misa, te estoy hablando de más de 50 años. Pues bien lo del velo sobre la cabeza mi abuela lo llevaba con una belleza y a su vez sumisa entrega por ése camino hasta llegar a la iglesia, donde pienso aquello para ella no era nada que no quisiera llevar es más diría que hasta orgullosa, ella era muy religiosa. Aquella imagen de mi abuela compuesta, arreglada, vestida toda de negro con ése pañuelo artesanal de encajes, negro por supuesto, muy personal, quizás sólo hubiera uno de ése modelo porque en la iglesia yo me fijaba y no veía ninguno igual.Quizás todo ésto que comento no venga a relación con tu escrito y tu pensamiento, pero para mí que mi abuela en sus tiempos y quizás en su formación cristiana de aquella época, a lo mejor también a ella le inculcaran lo de llevar velo. Pienso que en esto de las religiones,tradiciones,constumbres,es algo muy difícil de asimilar y entender sinó somos como ellos mismos en su propia vida.A mí Carlos te puedo decir que algunas de ellas me parecen hasta atractivas, femeninas, más mujer, no sé cómo explicarme, existe un algo que me atrae, quizás realze sus ojos, la mirada sea más penetrante, el semblante de su cara florece no sé en el mejor sentido de atracción. No lo admito como sumisión de la mujer, como parece ser que así es contemplado por el mundo musulmán. Bueno espero que este escrito por lo menos te lleve a pensar a algo más sobre el velo y la peineta y la mantilla española, que en eso sí que tienes para escribir. Un saludo.
    Manuel Cuevas.

    ResponderEliminar