martes, 13 de marzo de 2012

A perro flaco...

Leo en Diario de Cádiz (http://www.diariodecadiz.es/article/sanfernando/1206257/protegidos/pero/olvidados.html#opi) que la Junta de Andalucía  protege edificios y sitios históricos, pero luego deniega las subvenciones necesarias para su arreglo.

Bueno, en la época de crisis que actualmente se sufre, desgraciadamente, casi lo podríamos considerar normal (?). Si hay que recortar, generalmente lo primero en caer es la cultura, y seguramente así se hará también en las economías domésticas. No obstante, esta noticia tiene un mayor calado, porque en San Fernando se une, como suele decirse, el hambre con las ganas de comer...

Fíjense si no en el edificio del Ayuntamiento, del que en la misma noticia leemos que lleva un "lustro" cerrado ya... Bien, un lustro son cinco años; hace cinco años aún no estábamos en crisis, no?, ya que ésta es más reciente (como de unos tres años para acá). Aparte de estar rascándose sus partes nobles, ¿qué ha hecho, por ejemplo, el Sr. De Bernardo, para que este edificio tan y tan importante, no lleve esos años cerrados a cal y canto?. Porque no es sólo que este edificio, precioso, lindo tanto por dentro como por fuera, lleve acumulando polvo y ruina tanto tiempo; es que a eso hay que añadirle el costo en alquileres  que los contribuyentes isleños están soportando, y el desorden y anarquía que supone tener tanto a funcionarios como a empleados, dispersos en varias sedes... ¿Qué opina el optimista Sr. Romero, corresponsable también, de esto?. O no, Paco Romero, al que tanto le gusta hablar y posar, no sabe, no contesta...

Pero, claro, no es sólo este edificio municipal: se deniega subvenciones para la Iglesia Mayor, para la Iglesia del Carmen, no se ha finalizado el conjunto de fortificaciones del Puente Zuazo, el Carenero y sus baterías defensivas, no hay dinero para el puente que llevaría directamente de Cádiz a Camposoto, qué decir de la Casa Lazaga...

Y junto a eso, esos cuasi 10 millones de euros "desaparecidos" (?), para vergüenza propia y ajena, y para el que Manuel de Bernardo, uno de sus máximos responsables por omisión, no tiene nada que decir ni que opinar (vean http://cositasdelaisla.blogspot.com/2012/03/no-es-merecedor-de-llamarse.html).

¿Creen ustedes que con estos antecedentes, la Isla de León algún día podrá levantar la cabeza?...

1 comentario:

  1. Ayyy, Carlos, que razón tienes, pero no llevo yo unos días muy buenos para leer noticias de estas. Yo que después de 27 años aquí, me considero isleña. Y que impotencia cuando estos políticos corruptos se gastan el dinero de nuestra ciudad.

    Un abrazo

    Lola

    ResponderEliminar