viernes, 6 de abril de 2012

De San Fernando, la crisis, y otros pensamientos

Leo, y no puedo evitar, qué quieren que les diga, una malévola sonrisa interior, el artículo de Carlos Cherbuy en La Voz titulado "La Isla sigue sin plan de empleo, sin industria y sin turismo, pese a la nueva subida del paro"...

Y no es que me alegre, claro, de la dramática situación por la que pasa La Isla, mi pueblo, mi ciudad; simplemente, que veo materializado en un periódico lo que llevo ya tantos meses denunciando en este blog: la caótica situación de esta Isla de León, tocada, parece ser, por una maldición divina, en la que se suceden los pésimos gobernantes, y en la que no se vislumbra, para desgracia propia y ajena, ninguna solución (vean, por ejemplo: http://siguemecf.blogspot.com.es/2012/02/alucina-vecina.html). Porque el mes que viene va a hacer ya (¡cómo pasa el tiempo!) un año desde el triunfo electoral del PP, sin que aquí, en la vida diaria, en el día a día, se note la más mínima mejora... ¡Qué digo mejora!. Ni siquiera un algo, un no sé qué de esperanza de ir saliendo poco a poco de una situación que, visto lo visto, sólo puede empeorar: con un alcalde peperiano que ni está ni se le espera; con un ex-alcalde nefasto paseándose, tan tranquilo y encima casi hasta orgulloso de su nefasta gestión, por las calles del pueblo que ha terminado de hundir; con un vicealcalde(Sr. Romero) que de lo único que se preocupa es de salir casi a diario en la Prensa, diciendo lo bien que está haciendo las cosas, y lo orgulloso que está de que su partido andalucista... halla enfangado a San Fernando casi hasta los límites del infierno.  ¿De verdad alguién piensa que con esta gente San Fernando saldrá alguna vez del caos en que se encuentra inmerso?.

"La ciudad se desangra sin que nadie pueda parar la hemorragia de parados que continúa en aumento en la ciudad. Cada mes la cifra es récord y ya alcanza los 13.622 parados. Sin industria, sin turismo, sin grandes fábricas, con polígonos en desuso y sin plan de empleo, los esfuerzos se han orientado al sector servicios y la apertura de comercios, con deducciones fiscales, pero no se consigue levantar cabeza."

No lo digo yo, lo dice  Carlos Cherbuy en su artículo. No sé, encantados estarán los señores De Bernardo, Prado, Romero, Moreno, etc de su gestión municipal durante tantos años. Sí, esos años en los que fueron arrinconando a La Marina, la Infantería, a los militares, en definitiva, para que se sintieran incómodos en la ciudad, y se marcharan a otras localidades; contentos, ha de suponerse, del cierre de tantos negocios como supuso esa marcha de los militares de la ciudad; presumiendo de las decisiones tomadas. con ese antimilitarismo atroz e irreal, que con los años ha desembocado en esto, en un pueblo hundido en la miseria, deprimido, que ha pasado en no tantos años de ser una ciudad ejemplo de prosperidad (Bazán, Constructora, Carraca, instalaciones militares con sus correspondientes empleos civiles,...) a la mísera situación que se describe en el artículo.

¿Y ahora qué, señores andalucistas?. ¿A aguantarse, no?. Siempre se ha dicho que "los experimentos, con gaseosa"... Podrán haberse aprendido ese dicho...

No hay comentarios:

Publicar un comentario