domingo, 15 de abril de 2012

Las chocherías del Rey

Bueno, pues ya se habrán enterado ustedes, no?. El Rey, nuestro Rey, que parece que está aburrido y no tiene nada que hacer, se ha herido(http://www.diariodecadiz.es/article/espana/1233093/safaris/para/matar/elefantes/por/euros.html), cuando estaba de cacería en Africa, en un safari para matar elefantes(qué ecológico está el Rey!), que, nada, vale unos 37.000.- euros de nada, una bagatela, claro...

No sé ustedes; pero yo lo primero que pensé cuando me enteré de la noticia es en los genes de los Borbones; sí, sí, en esa mezcla familiar de siglos, con la consanguinidad y esas cosas... Hombre, no me dirán ustedes que es normal, eh?. O sea: España está al borde de la quiebra; cinco millones de parados nos contemplan; el estado de cabreo general sigue in-crescendo por día que pasa; cada día, nos enteramos de nuevos desahucios de viviendas,de gente que pierde su casa, porque ha perdido el trabajo y no puede pagar la hipoteca; los recortes son moneda corriente; los jóvenes cada vez lo tienen más complicado para encontrar trabajo; y etc, etc, etc.... Y el Rey, nuestro Rey, se gasta ¡37.000.- euros! contantes y sonantes para irse a una cacería!. O este hombre ha perdido la chabeta, ó le queda poco, ó no sé qué otra explicación darle, la verdad.

Aparte los 74 años que tiene ya, que esa es otra. Vamos a ver, hijo mío, con esa edad me parece a mi que aunque te pongan el más grande de los elefantes a medio metro, ni atinarías. Si estás malo, joder, si tienes achaques por todos lados. Si te sobran 37.000.- euros, por Dios, para qué te vas tan lejos... Dónalo, hombre, que Cáritas, por ejemplo, te lo agradecerá...

Volviendo a la seriedad del asunto, lo del Rey me parece una falta de respeto. El país no está para estas cosas. En su próximo discurso navideño, ¿qué le va a decir a los españoles?. ¿Que va a pedir: sacrificio, esfuerzo, trabajo?. ¿Justo lo que él no está haciendo?. Hombre, tampoco habría que extrañarse: como Borbón que es, está acostumbrado a vivir así, a no conocer la realidad del españolito medio, a vivir en su propia nube de privilegios, a considerar que su cargo es "de designación divina", y por tanto, puede hacer lo que le venga en gana, que para eso "es el Rey". 

Lo que más me llama la atención, no obstante, es el papel de sus "asesores". Pero vamos a ver, con el séquito de peloteros que le rodean, ¿ninguno tiene dos dedos de frente para plantarse y decirle: "Majestad, no me parece oportuno que usted se vaya, con la que está cayendo, de cacería en estos momentos. Porque bla, bla, bla,...", y le cante las verdades del barquero?. Pues no; cienes y cienes de asesores para cobrar su paguita/pagaza a final de mes, y decirle al Rey lo que éste quiere escuchar. Anda que estamos bien...

Ah! Y no ma vayan a salir, por favor, con eso de que era una "actividad privada". El Rey es rey las 24 horas del día, le guste ó no. El Rey, por mucho rey que sea, debe ser el primero de los españoles, como le gusta decir, pero, especialmente, para el cumplimiento de las obligaciones, y para dar ejemplo. Es de poca vergüenza gastarse miles de euros en una cacería cuando millones de familias españolas lo están pasando rematadamente mal. Es de muy poco sentido común hacer lo que ha hecho. Y es, sobretodo, una falta de respeto para los ciudadanos españoles que, por si fuera poco, contribuyen con sus impuestos al mantenimiento de una Casa Real que, como ahora se demuestra, está muy poco apegada a la vida diaria de sus súbditos... Y todo eso en pleno siglo XXI, en una Monarquía tottalmente obsoleta y fuera de su tiempo.

Si el Rey quiere dedicarse a "sus cosas", lo tiene muy fácil: que abdique, que abandone sus teóricas responsabilidades, y deje gobernar al sucesor, que a ver si viene con las ideas más claras.

¿No les parece?.


No hay comentarios:

Publicar un comentario