domingo, 15 de abril de 2012

No es verdad, ángel de amor?

¿No es verdad, ángel de amor,
que en aquella apartada orilla
Alicia por su ausencia brilla
y se espera mejor?.

Oh!, que de tu presencia
tan sólo me quedó el recuerdo,
porque... ¡qué indecencia!,
estoy ahora, ¡qué muerdo!.

Mas he aquí que no me quejo
de esta mi suerte,
tan sólo, por estar aún cuerdo,
me quedo perplejo,
pues... ¡peor es la muerte!.

Pero hete aquí, maldición,
que no apareces,
y que en la playa luce el sol.
¡Qué calor!.

Y  pasa los meses
sin hacer aparición,
y, desesperado, grito,
casi dándome un vuelco el corazón,
porque ¡sigues sin aparecer!.
Más, ¿qué hacer?

Nada, pues del calor me derrito.
Y vuelvo, para San Fernando
mitad triste, mitad llorando,
ardiendo como una candela...

Y al final para nada, ¡vaya tela!.. ¡

Un día, mi pareja llegó "un poquitín tarde" (dejémoslo ahí),
y, bueno, se me ocurrió escribir esto...

2 comentarios:

  1. Jejeje, pero que bueno, Carlos, menudo Don Juan estas hecho tú, jejeje. Imagino, que Alícia cada vez que lo recuerde, se hartará de reir :)

    Un abrazo

    LOla

    ResponderEliminar
  2. Ende luego... Si es que no se os puede hacer esperar ná de ná, que enseguidita os desesperáis, jajaja.

    Muy bueno.

    Feliz tarde de domingo.

    Mari Carmen Polo

    ResponderEliminar