viernes, 10 de agosto de 2012

Lectura y ebooks

Como creo que ya he comentado en este mismo blog en alguna que otra ocasión, soy lector compulsivo, empedernido, apasionado, furibundo,... Leo prensa (Diario de Cádiz, a diario), revistas(Computer Hoy, cada dos semanas; Personal Computer&Internet, mensual), libros(El Jardín Olvidado, ahora mismo), manuales(uno de Twitter en estos días), etiquetas de lo que sea(bebidas, pasta de dientes, geles,...), prospectos de medicamentos... en fin, todo aquello que contenga letras. 

Mis padres, miembros de una clase media normal hoy tan perseguida por aquellos que creen que no todos los seres humanos somos iguales, fueron directamente responsables y culpables, de esta desmedida afición por la lectura. Así, desde que tengo uso de razón, recuerdo siempre el Diario de Cádiz en mi casa, que mi padre compraba y leía, a diario; y con el Diario empezó mi vicio lector. A mi madre, por su parte, le faltaba tiempo para salir corriendo a la primera librería que tuviera cerca (García Bozano, Piorno, Oneto,...) para comprarme aquel libro que yo le dijera. Otra cosa más que agradecer a ambos, ahora que están en el cielo.

¿Y a qué viene esta perorata, se preguntarán ustedes?. Pues verán: hace dos ó tres días, estuve trasteando con mi lector de libros electrónicos, para poner un poco de orden. Sí, sí, verán: tengo eso que se llama "e-book", que me regaló mi esposa (¡gracias!) hace ya algo más de año y medio, y estoy encantado, maravillado, y cuantos buenos adjetivos calificativos puedan encontrar en el diccionario. Ya, ya sé que si el tacto, que si el olor, que si esa sensación que se experimenta cuando uno tiene un libro en la mano, pues como que se pierde, sí; no lo niego, pero, qué quieren que les diga, creo que uno de los mejores inventos modernos es éste, el libro electrónico, chisme que, por otra parte, no dudo que cada vez irá a más, con lo que evitaremos esa masiva tala de árboles que hoy en día el ser humano está protagonizando. 

¿Y el porqué de este goce, se seguirán preguntando?. Les explico: estaba poniendo un poco de orden en el libro, porque una de las ventajas (con su correspondiente inconveniente...) de estos libros es la posibilidad de llevar decenas, cientos ó miles de libros almacenados, para irlos leyendo cuando buenamente se pueda, si la vida de uno tiene a bien prolongarse el tiempo debido, claro. Tenía ya varias carpetas creadas, no se crean: Informática, Historia, Ciencia, Javier Marías, Agata Christie, Pérez Galdós (Episodios Nacionales), etc. Pero a pesar de ello, aún tenía muchos libros sin clasificar, puesto allí a lo bestia, como quien dice. Y debido a esto, pues me fui regocijando en las próximas lecturas que me esperan: La Tabla Esmeralda, El Club de los pringaos, El Tesoro de los Templarios, La Cuarta Alianza, Prométeme que serás Libre, La partícula divina (el bosón de Higgs), El enigma Copérnico, Einstein-Su vida y su Universo, La Escala Masónica, Las horas distantes, Invitación a un asesinato, La Canción de los Maoríes, Palmeras en la Nieve, La Cena Secreta, Los Hilos del Corazón, ....

En fin, que la boca se me hace agua cada vez que lo pienso y lo repaso; y me invade ese gusanillo de alegría ante la perspectiva de pasar tantas horas de gozosa lectura como me esperan.

Así que, si aún no se han decidido, háganme caso, y no retrasen el momento; ó anótenlo como próximo regalo de Reyes a recibir. No se van a arrepentir, se lo aseguro. Y aviso a navegantes: no conozco a nadie que, una vez tiene un e-book, se haya arrepentido. ¡Todos están encantados!. 

Pruébenlo, de verdad, y después lo cuentan, claro.

4 comentarios:

  1. Carlos, gracias por enviarme el tema de los efectos en las fotos. Acabo de aplicarlo a uno de mis dibujos, y lo puedes ver en mi blog, ¿a que queda chulo? Gracias.

    No tengo e-book, Carlos, no te digo que en el futuro no lo tenga. Mejor dicho, sí tengo miles de libros en mi tablet, pero no me apetece ir cargada con ella, excepto si me voy de vacaciones, para leer en el hotel, pero para el tren, el metro... el libro de toda la vida es lo que me apetece, y me apetece mucho, igualmente, ir a la biblioteca y dejar correr los minutos mirando títulos.

    De todas maneras, el e-book, ciertamente, es algo que está ahí, que ha llegado para quedarse y que se impondrá en el futuro, sin duda, aunque espero que el libro como tal no desaparezca.

    Hasta luego, y gracias!

    ResponderEliminar
  2. Ya sé que eres como los galos (Asterix) en este aspecto; pero tengo un e-book de 5" (yo tengo uno, un Energy System), que se ve realmente bien, y ocupa muy poquito espacio para llevarlo, por ejemplo, en el bolso.

    Has la prueba, verás cómo no te arrepientes...

    ResponderEliminar
  3. Llevas razón en que las tecnologías se imponen pero también es verdad que el libro de papel es más agradable de manejar. Yo tengo el e-book y estoy muy contenta porque siempre tengo lecturas preparadas y como a ti, se me hace la boca agua pensando en la cantidad de obras que tengo preparadas para leer. El último ha sido El abuelo que saltó por la ventana....y me ha hecho reír en muchos de sus pasajes.

    Un abrazo Leonor

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, Leonor, ese es otro de los libros que tengo pendiente de leer, y al que le tocará su turno casi ya mismo.

    ResponderEliminar