jueves, 27 de septiembre de 2012

Cine, España y organización

Como creo que ya he comentado alguna que otra vez, me gusta mucho el cine; tanto, que me he hecho el propósito de ir todos los jueves (día del espectador aquí) a ver alguna película. Lo cual, como podrán imaginar, no es posible: unas veces no se puede, y otras sí se puede, pero no hay ninguna película que me llame la atención. Pero, en cualquier caso, sí procuro, al menos, ir como mínimo una vez al mes. Algo es algo, dado el precio que tiene...

Esta tarde, dado que hoy es jueves, me decidí a ir. Tenía curiosidad por ver Los Mercenarios2, la de Sylverter Stallones y otras ex-estrellas maduritas del cine de acción. Vi la primera, y me gustó, la verdad. Advierto desde ya que no soy demasiado exigente con lo que veo en pantalla: me gusta todo tipo de géneros (exceptuando, eso sí, las de sangre y vísceras, que no lo soporto...). Así que disfruto tanto del cine de acción, fantasía, ciencia-ficción... en fin, lo que sea. Disfruto del espectáculo del cine, de la maravilla de las imágenes, de la música, del derroche de imaginación que supone una buena película. E incluso, lo reconozco, he llorado en alguna que otra, como por ejemplo con "Los piratas del Caribe 2", que me pareció una gozada.

Bueno, a lo que iba. La sesión empezaba a las 18'15 horas, y yo llegué a las 18'10, cosa rara, porque suelo estar con bastante antelación siempre. Pero hoy con la lluvia, la siestecita, etc, se me hizo un pelín tarde. La sorpresa fue mayúscula cuando me encontré una larga cola en la taquilla. No es normal, no, que haya mucha gente sacando entradas; de hecho, ¡cuántas películas he visto yo sólo en cualquier sala, ó con no más de cinco personas!.... Había muchas familias con niños, y vi que al menos proyectaban un par de películas infantiles... En fin, no pasa nada; ya saben ustedes que antes de la película en sí, siempre hay unos anuncios, y unos trailers de los próximos estrenos. La cola avanzaba muy lentamente, y sólo había una taquilla abierta de las 4 disponibles. Yo miraba el reloj cada minuto, y me veía avanzar muy poquito a poco...

A las 18'27, desistí. Quedaban todavía varias personas delante, y pensé: mientras llego, pago, entro, localizo la sala, subo (me gusta ponerme siempre en la última ó penúltima fila), etc, me voy a perder unos 15 ó 20 minutos de la película. Y pagar 5'40.-€ para coger la peli empezada, como que no...

Y aquí viene la reflexión final: cuántas quejas estamos oyendo casi a diario de la pérdida de espectadores del cine; que cada vez va menosos gente; que si el pirateo; que si Internet; que si la TV... Pues aquí estamos ante una muestra más de la escasa capacidad de organización que suele tener el español: vista la de gente que estaba hoy acudiendo, nadie de Cines Abaco (Centro Comercial Plaza) tiene cabecita para abrir una segunda taquilla?. ¿Tan difícil es saber reaccionar ante una cosa así?. Me niego a creer que allí no hubiera un "responsable" capaz de decir: "tú, vete a aquella taquilla, y empieza a atender"....

¿Hay falta de imaginación?. ¿De ganas de trabajar?. ¿Da igual 8 que 80?. ¿La capacidad de pensar y/u organizar está anulada en quienes deberían ver estas cosas?.

Nada, nada, seguir cuidando así a vuestros espectadores, a ver cuánto más aguantáis abierto.

Qué pena!.



1 comentario:

  1. Es de suponer que eso debe ocurrir a menudo, luego si no le ponen remedio que luego no se quejen de la pérdida de espectadores. Así, entre los recortes de unos y la incompetencia de otros, se van cerrando salas.

    Buen domingo, Carlos. Disfruta del sol (al menos aquí, hoy tendremos un día apacible) mientras puedas, que eso es gratis.



    ResponderEliminar