domingo, 28 de octubre de 2012

Bailamos?


No sé si han visto ustedes la película. Yo sí, como unas veinte veces; más ó menos, claro... Ayer la volví a disfrutar, porque esta no es una película que se vea; se disfruta, sin más... Y no es que Jennifer López esté espectacular, no (que lo está); o, porqué no, Richard Gere esté guapísimo (bueno, no sé decirlo, la verdad, por motivos obvios... Supongo que sí, claro); y no es que Susan Sarandon borde su papel, como siempre, y esté espléndida, simpatíquísima, genial (que lo está...)...
Es que es una película que lo tiene absolutamente todo: un buen guión; unos actores/actrices estupendos; una música para disfrutar; unas interpretaciones que llegan a emocionar; unas coreografías chulísimas... Si ustedes la han visto, pues ya saben de qué va; si no, aquí les cuento: Richard Gere es un abogado testamentario (que hace testamentos, vamos...), felizmente casado (Susan) y con dos hijos, ya adolescentes. Tiene un buen trabajo, una buena casa, su matrimonio es feliz,... pero se siente algo insatisfecho interiormente, nota como si le siguiera faltando algo... Todos los días, en el tren, de vuelta a su casa, ve a una chica (Jennifer López) asomada a la ventana de una Academia de Baile... y un día decide bajarse en la parada que está justo enfrente de la misma puerta de la Academia... e inscribirse para aprender a bailar.
 
A partir de ahí, la película es todo un espectáculo, que les hará reir, llorar, emocionarse, disfrutar con que lo que es el verdadero cine, aquel que con las buenas películas, y ésta sin duda lo es, hace que el corazón se le encoja y el alma, casi, se le sublime. Ese alumno que intenta disimular su homosexualidad presumiendo de "macho"; esa dueña de la academia que ve cómo la va a tener que cerrar, pero que con el transcurrir de la película ve un halo de esperanza; esa bailarina espectacular, sensual, que transmite como nadie lo que se siente cuando el baile es la vida de uno; ese periodista agresivo de cara al público y sus compañeros, y cuyo íntimo deseo es, únicamente, bailar; esa esposa (Susan) que empieza a sospechar que su marido la engaña...
 
Como les digo, una película que no me harto de ver, y que me sigue emocionando tanto como la primera vez que la vi; yo mismo me sorprendí ayer en el sofá de mi casa echando unas lagrimitas en determinadas escenas...  Así que si la han visto, espero que les haya gustado; y si no la han visto, alquílenla en el videoclub, más cercano y no se la pierdan, por favor... Me agradecerán después habérsela recomendado, estoy segurísimo...
 

1 comentario:

  1. Pues la pasaron hace unos días en la tele, no recuerdo en qué cadena, pero no la vi porque ya estaba muy avanzada. Sin duda que tiene que ser estupenda. Procuraré verla desde el principio, la próxima vez. Me alegra que tu la disfrutes tanto :)

    Hasta luego y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar