martes, 30 de octubre de 2012

Casa Lazaga


Paseo por la calle Real, y me detengo unos minutos ante una de las fachadas más preciosas, lindas y hermosas que pueden admirarse hoy en San Fernando. Sí, la pueden ver a su izquierda.: la Casa Lazaga.

Adquirida en 1886 a sus anteriores propietarios por José Mª Lazaga Garay, fue reconstruida en estilo isabelino, siendo uno de los mejores ejemplos de las construcciones del siglo XIX, y gozando de una gran majestuosidad y riqueza, tanto exterior como interiormente.


"De estilo isabelino, siglo XIX, y de autor desconocido. Su fachada consta de dos pisos, a los que se abren las ventanas con antepechos de herrajes bien labrados y balcones de cristaleras. En el segundo cuerpo, marcando ritmos y correspondencias con los cierros de la planta baja, tanto la puerta de ingreso como el balcón principal, sobre esta, quedan enmarcados en pilastras, siendo sus lienzos de pared atravesados por franjas horizontales. 

Son de destacar los típicos elementos decorativos de esta arquitectura, realizada a base de labrar sobre metal formas florales, que en este palacete delimitan los tres balcones centrales del primer piso y las placas que cierran la fachada por su lado derecho.

Son reseñables también los focos de luz, muy del momento constructivo, del que cada vez quedan menos, y el escudo labrado en el mismo metal sobre el dintel de ingreso, que según sus elementos nos ponen en relación a su dueño con los astrónomos de marina."

(De nuestra amiga y blogera Loli: http://cambiasanfernando.blogspot.com.es/2012/04/patrimonio-olvidado.html).

Como pueden ustedes comprobar, es una fachada que llama la atención... por su dejadez, abandono y el óxido que se empieza a enseñorearse de todo.

Antigua Capitanía General, la Casa Lazaga es hoy la prueba palpitante y desoladora de la nula preocupación que, desde hace muchos,demasiados años, impera en San Fernando a la hora de cuidar su patrimonio monumental. En tal estado de abandono que, a quien pasee por la calle Real, no le puede ser ajeno tal estado de podredumbre;  pasan los años, los quinquenios, y creo que ya empezamos a contar por decenios, sin que ninguno de los políticos que ha habido en esta ciudad haya mostrado demasiado interés por darle algún uso, el que sea, para que no permanezca en tan lamentable estado.

Como dice Loli, "Cristales rotos, hierba en las grietas de los balcones, latas de refresco y papeles dentro de los ventanales (a modo de papeleras, vamos), carteles pegados en la puerta, rejas oxidadas..."; ese es el panorama actual de una casa donde, dicen, quieren hacer un "Hotel con encanto"... si antes no se viene abajo, que parece que es el deseo de unos cuantos.

¿Qué pasa con los políticos en San Fernando?. ¿Hay una tradición no escrita, que sólo ellos conocen, que les obliga a derribar todo, a sustituir lo clásico por mamotretos modernos, a que La Isla no pueda aspirar nunca a una conservación seria de su patrimonio urbanístico?.

Dicen, hay rumores, de que la Casa Lazaga está encantada; que se escuchan ruidos extraños, que allí suceden fenómenos inexplicables... A ver si tenemos suerte, y algún "fantasma" se lleva a aquellos a los que la conservación de edificios históricos les importa un rábano, que, visto lo visto, son demasiados en la ciudad...

(Información de la Casa Lazaga en: http://www.sanfernando.es/ayto/Patrimonio/Patrimonio.asp)

2 comentarios:

  1. La única vez que he entrado en la casa Lazaga, fue hace ya unos años, una amiga mía, me dijo que estaba abierta, y fui al día siguiente. Ella tuvo mas suerte, pudo subir al piso de arriba, a mi no me dejaron, pero me gustó lo que vi. Me acuerdo de unos dibujos preciosos, que tenía la escalera. Que lástima que por aquel entonces no tenía móvil, hubiera fotografiado e incluso sacado un vídeo. Desde entonces, como sabes, me da pena el estado en que se encuentra, es mas, me inspiré en ella, para un relato de los jueves, creo que fue en el Déjá vu, y es que yo siempre voy viendo fantasmas en casas abandonadas.

    Me alegro saber que no soy la única que tiene ese sentimiento de protección ante esta joya, que al parecer los políticos no quieren reconocer.

    Un abrazo

    Lola

    ResponderEliminar
  2. Querida Lola: San Fernando es un desastre en este sentido; son ya demasiadas las joyas arquitectónicas derribadas por la inmisericorde paleta destructora, en cualquier rincón. Mientras en otros sitios se conservan las fachadas, y se derriba lo demás, en la Isla tenemos la desgracia de preferir el derribo a la rehabilitación, sin más... Y no cambia, mande quien mande.

    La belleza de una ciudad como la nuestra se comprueba cuando nuestra común amiga Leonor publica alguna foto antigüa de cualquier calle, ¡vaya si hay diferencia entre el San Fernando antigüo y el actual!.

    No es que sea una pena; es una auténtica desgracia cómo se va perdiendo la arquitectura típica isleña a medida que pasan los años.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar