viernes, 19 de octubre de 2012

De viaje


Estuvimos este fin de semana de viaje por esas maravillosas tierras de Castilla-La Mancha, secas, áridas, sí, pero con unos paisajes espectaculares; llevo años queriendo hacer la famosa ruta del Quijote, con unos itinerarios y visitas que son una maravilla. Pero siempre, por h ó por b, pasa algo, y no tengo oportunidad. Pese a lo cual, de cuando en vez, aprovechamos alguna ocasión, y me voy sacando esa espinita, visitando y gozando de alguna villa integrada en esa ruta tan deseada.

Eso pasó este lunes, e hicimos parada en Consuegra, provincia de Toledo. Como pueden ustedes ver, estuvimos visitando los molinos y el castillo, que arriba, en lo alto, dominan todo el paisaje de la zona. Quizás sean más conocidos los molinos de Campo de Criptana, no lo sé, es una de las visitas que tengo pendiente. Pero sí puedo asegurar que estos de aquí, los de Consuegra, son realmente espectaculares, forman un paisaje auténticamente precioso, como creo que podrán comprobar mirando las fotos. El hecho de estar además al lado de un castillo, les da como un plus más de belleza. No son visitables los que forman este grupo de cinco ó seis, pero sí uno situado algo más abajo de la carretera; y todo con el mismo ticket de  4 euros, creo que muy económico, que da derecho a visitar el molino que les cuento (y admirar su mecanismo de funcionamiento in-situ), y el castillo. Y, por supuesto, nada les impide pasear, gozar, tocar y fotografiarse junto a esos molinos, como podrán comprobar.

En cuanto al castillo, pues merece la pena; la verdad es que desde fuera parece pequeño, pero no lo es, en absoluto; está en obras, reformado por una Escuela Taller, pero es bastante lo que se puede ver, gozar y disfrutar de su interior, ya que hay bastante reformado. Me gustó, sí; soy un admirador de los castillos, esas fortalezas medievales llenos de poesía, encanto, misterio y magia. Y, afortunadamente, no carecemos de ellos en esta España nuestra; así que procuro visitar cuantos pueda. 

Consuegra está a menos de una hora de Toledo ciudad; así que, si tienen oportunidad, no dejen de visitarla. Les gustará, se lo aseguro.





4 comentarios:

  1. Qué bonito viaje!. Me gustan los molinos y los castillos. El vídeo muestra un lugar con mucho encanto.
    En Vejér tenemos un par de molinos restaurados, uno de ellos puede visitarse y tiene un interior muy curioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes que el nombre de mi grupo de fotografía, Simplemente Dulcinea, salió de allí, de Consuegra? Fue un día genial el que pasamos todos juntos. Me encantaron los molinos. El castillo debe llevar siglos en reparación, porque cuando anduvimos por allí, hace ya cuatro años, también estaba en obras. Y lo que te rondaré morena, con esta crisis.

    Pues sí, Carlos, nosotros también llevamos tiempo queriendo hacer la ruta del Quijote, que hasta ahora lo hemos hecho incompleto. He estado en Campo de Criptana, y te aseguro que los molinos de Consuegra tienen mejor estampa, quizá por la ubicación que tienen.

    Me alegra que lo hayas pasado bien y hayas vuelto con un montón de fotos y con esos paisajes tan hermosos en tu recuerdo.

    Buenas noches y hasta luego.

    ResponderEliminar
  3. Ah, lo olvidaba, últimamente siempre que bajamos a Andalucía nos vamos por la autovía de los Viñedos, que pasa cerca de Toledo, rodeándola. Es una gozada esa autovía porque apenas tiene tráfico, y pasamos cerca de Consuegra.

    Hasta luego.

    ResponderEliminar
  4. Sí, Mª Carmen, la conozco, ya he cogido varias veces por ella; y es cierto, es muy cómoda, tiene poquísimo tráfico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar