jueves, 22 de noviembre de 2012

De cumpleaños.

Esta tarde nos vamos de fiesta y baile. En el Café Copas Box, en Puerto Real, y a partir de las 20'00 horas, nuestra profe de baile, Mª José Periñán, a la que ya dediqué una entrada hace no tanto (ver Bailando todo...) está hoy de cumpleaños (titantos, como suele decirse...), y ha organizado una fiestecilla en tal lugar, a la que invita a sumarse a todos los que así lo deseen.

Ya este lunes pasado, en nuestra clase semanal, mi grupo la sorprendimos, y le regalamos unos zapatos profesionales, buenos, de calidad, de bailarina. sin esperárselo, y allá que se quedó estupefacta con el "feliz, feliz en tu día...", mientras nos acercamos todos, y le hicimos entrega del regalo.

A mi me pidieron los compañeros que le escribiera algo, ya que saben de  mi afición a las letras; y así lo hice. Un poema libre, sin rima, en la que glosaba su figura, y su amor al baile. Porque a Mª José se le nota por los cinco poros que le gusta bailar, que le gusta enseñar, que el baile es su vida; y cuando a una persona le gusta tanto algo, lo transmite a quien con ella está. Bien, el hecho es que mientras leía los versos, a ella se le escapaban las lágrimas (mira qué poético me ha quedado...), y me consta que lo ha leido y releido desde este lunes unas cuantas veces ya. Tan es así que lo colgó en su Facebook para así compartirlo con sus amigos y conocidos, lo cual, como es evidente, a mi me llena de orgullo, claro.

Así que aquí se los dejo, a ver qué les parece:

La música te envuelve como el mar a las olas,
mientras haces de tus caderas un collar de sentimientos,
y se te ilumina la sonrisa de tus ojos en un laberinto
de movimientos imposibles.

Te puede el amor por el baile,  Mª José,
el placer de fundirte en un abrazo imposible con los sones
de una bachata eterna;
el momento glorioso en  el que tus brazos estilizados describen
la coreografía perfecta que siempre buscas en ese cielo
de perpetua sensualidad, de alegría desbordada,
de paraíso sobrevolando los sueños fantasiosos de tu alma
de niña buena…

Te vemos olvidarte de nuestra presencia en el bullir
de la música que te domina, te rodea, te arrebata
a la presencia de quienes te vemos, y te transforma
en la presencia humana de la sirena soñada.

Porque tú no bailas Mº José…
Tú eres, sin más, el baile, la esencia del baile,
la alegría, el desparpajo, la felicidad a la que sólo se llega
cuando el baile, ese baile, es tu vida, tu vida misma…

En fin, que espero que también les guste.

3 comentarios:

  1. Maria Jose Periñan ... tu profe de baile!!22 de noviembre de 2012, 13:30

    ojuuuuu Carlos... que habilidad tienes para hacerme llorar en??? ... pero de Felicidad!!! que bonito lo que me dices... mi mejor regalo sois ustedes.. .me encanta enseñaros y vuestra clase se me hace muy amena y divertida... sois muy especiales para mi... esta tarde lo pasaremos muy bien... un besito muy muy grande y nose como agradecerte tan bonitas palabras. muuak

    ResponderEliminar
  2. Felicidades a Mª José y a ti por tu lindo poema. Estará realmente contenta por las bonitas palabras que le has regalado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, muy bonito, así que puede estar orgullosa tu profe, Carlos. A pasarlo bien y a celebrarlo muchos años más.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar