lunes, 5 de noviembre de 2012

El Madrid Arena

Espeluznante lo sucedido en el Madrid Arena hace unos días, ¿no les parece?. Espeluznante y trágico: cuatro fallecidos, y una chica en estado crítico. Doloroso.

¿Y los responsables?. Nadie sabe, nadie contesta, nadie tendrá culpa, aquí no pasará nada. Como siempre, que esto es España, ó sea, el Norte de Africa...

Uno lee: que si no tenía licencia de funcionamiento; que si no había suficientes salidas de urgencia; que si había puertas bloqueadas; que  si se superó altamente el aforo teórico de la sala; que si había menores a los que nadie les había pedido identificación previa; que si no se había cacheado a los asistentes (no sé qué tamaño pueden tener unas bengalas; pero en fin...); y sigue y suma...

Se abrirá una investigación, como siempre; a lo mejor hasta se crea una comisión en el Ayuntamiento, de esas que gustan tanto a la oposición, y tan poco a quien manda... para que aqui nadie sea culpable de nada; y la conclusión final será que quien ha provocado todo, el verdadero culpable de esta lamentable tragedia será... uno que vendía chucherías en la puerta (sin licencia, encima...), y que el cabrón asustó a los vigilantes, y fue el que hizo imposible desalojar la sala ordenada y eficazmente, como estaba perfectamente previsto según los planes aprobados. El hijoputa...

He leido por ahí que parece que este bochornoso edificio no se debía haber abierto nunca, porque tenía hasta defectos estructurales (salidas de emergencia estrechas, por ejemplo...). Si esto es verdad, digo yo que será posible ver el informe técnico positivo que en su día, QUIEN FUERA, debió expedir para recepcionarlo, y que el Ayuntamiento tomara posesión como propietario del mismo. Porque, además, casi da igual que esto, ahora, sea verdad ó no. La verdadera tragedia de este país es que aquí hay gente, técnicos, que dan con mucha alegría y nula responsabilidad un visto bueno a lo que, ni borracho, debiera de darselo, porque no cumple los requisitos para ello. Y se firma, y no pasa NADA... y si algún día pasa algo, pues el culpable no será el que autorizó lo que nunca se debió de autorizar... sino el desgraciado que pasaba por allí, y la tormenta le cayó encima. 

Aqui se contruye en medio de donde antes, por ejemplo, había un río, y no pasa nada: no, hombre, si esto "se secó" hace muchos años... Claro, hasta que un día llueve como no llovía desde hacía 50 años y se lleva por delante hasta al perro del hortelano; aquí se desvía un río (y esto es real) para construir una promoción de viviendas, sin licencia, sin permisos, sin nada... y cinco años después, con todos los pronunciamientos en contra, pues aún el río sigue desviado... y las viviendas allí, claro; aquí se viene abajo un edificio entero, con pocos años de construcción, y nadie acaba en la cárcel, ó arruinado por la de multas que ha tenido que pagar...

Pero  no pasa nada, ya sabemos que esto es España...



1 comentario:

  1. Carlos, está claro que aquí, las únicas que han perdido, han sido esas 4 chicas, y quién sabe si la que queda podrá contarlo. De los demás... todos se irán de rositas. Sí, quizá haya alguna indemnización, pero para de contar. Faltaría más que les pasara algo a estos personajillos del ayuntamiento de Madrid, que todos se lavan las manos y nadie sabía nada, y menos aún a sus empresarios amiguetes, que hacen los que les sale de los mismos, y les financian a ellos tantas cosas. Este país, para ciertas cosas, es una pura mierda, empezando por la justicia.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar