miércoles, 26 de diciembre de 2012

Los tontos crecen.

Desgraciadamente, es una constatación que estamos haciendo casi a diario: el número de tontos de este país crece alarmantemente, sin que además se perciba ningún freno de este crecimiento en un período breve de tiempo... No sé si en España hemos superado ya el número de tontos aconsejables por habitante, pero si no es así, nos vamos acercando de manera imparable.

Verán ustedes: parece que el nuevo Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyo nombre les omito al ser irrelevante en este comentario, ha dicho algo así como que: "viajar en clase turista no da una buena imagen de la Justicia"... (???). Supongo que después de soltar esta burrada, el tío se fumaría un puro, para quedarse más tranquilo...

Desconozco si este señor dijo lo dijo después de salir de una fiesta de cotillón; ó de celebrar con los compis la comida de buena voluntad de todas las navidades; ó si ese día tuvo algo de fiebre, y el hombre habló con algunas neuronas menos... El caso es que fíjense bien en lo que dice el  Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial de España: viajar en clase turista no da una buena imagen de la Justicia. La repito por si no han captado el mensaje subliminal que este paleto de tres al cuarto parece querer decir...

El presidente del tribunal supremo no cree, parece ser, que la dignidad del cargo la da el buen ejercicio del mismo; ó el comportamiento intachable de la persona que lo ejerza; ó las acciones que el titular de dicho cargo realice mientras lo ocupe... No. La dignidad de un cargo está en viajar en clase preferente; ó en un coche grande, grande (como dice el refrán, ande ó no ande...); ó ir rodeado de siete guardaespaldas a cada lado, para que nadie ose siquiera mirarte;... Para el también presidente del CGPJ, la dignidad consiste en la ostentación, en el gasto, en la apariencia, en el boato, en ir por la calle vanagloriándose de que se es el presidente del CGPJ, para poder soltar eso de "usted no sabe con quién está tratando...", cuando haya lugar.

Por eso digo que con este número creciente de tontos que empiezan a tener mando en plazo, vaya futurito que nos queda, España mía... Porque aquí el que ejerce un cargo, no aspira a servir al país, a los ciudadanos, con diligencia, sabiduría y buen hacer. No. Aquí de lo que se trata es de viajar en clase preferente, que para eso se es... quien se es.

En fin, lean, por favor, al otras veces nombrado José Aguilar, que con mejores palabras, sin duda, se refiere a este hecho en su artículo del Diario de Cádiz: http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1426469/la/imagen/poder.html 

Y a ver si, quien corresponda, tiene más tino eligiendo a los "ostentadores" del poder...



1 comentario:

  1. Pues así es, Carlos, tenemos tontos para rato, me temo :(

    Buenas noches.

    ResponderEliminar