lunes, 10 de diciembre de 2012

Visitando Castillos



Este puente hemos aprovechado, y nos hemos ido un par de días a tierras de Jaen, esa provincia no tan lejana de Cádiz y que me seduce con su Ruta de los Castillos. Llevaba años queriendo conocer el castillo de Burgalimar, en Baños de la Encina, así que hasta allí nos desplazamos.
 
Nos hospedamos en la Hospedería Rural Palacio de los Guzmanes,  sitio que les recomiendo vivamente: es muy bonito, confortable, está en el mismo centro de Baños, magníficamente decorado, no es caro, y el personal es encantador: amable, servicial, .... Magnifico, en una palabra.
 
En cuanto a Baños de la Encina, he de decir que el pueblo es bonito, tiene cositas que ver,... pero creo que está desaprovechado, le falta un "hervor"... Me explico: el castillo me desilusionó. Es verdad que es impresionante por fuera, imponente, como ustedes podrán ver en fotografías.... pero todo se queda en la fachada: interiormente, no merece la pena. Cuando ustedes entran, no hay nada: una especie de descampado, en el que la guía, muy amablemente, explica lo que en su día allí habría... una casa aquí, una habitación allá, esto era para acumular agua, allí los baños... Pero sin que exista nada, todo se lo ha de imaginar; además, no se puede visitar ni la Torre del Homenaje, ni ninguna estancia interior, nada. La visita se limita al patio, en el que, insisto, no hay nada. Con lo cual creo que el visitante se queda con un regusto amargo; no basta con el exterior, no... hay que ofrecer algo más, que este castillo no ofrece.
 
 
Pero Baños tiene más cosas: la Ermita de Jesús del Llano, que, aunque sobria exteriormente, oculta en su interior una verdadera joya artística, que, sin duda, merece la pena de ver: su Torre Camarín, barroca a más no poder, preciosa, espectacular, se llevarán una agradable sorpresa cuando la vean, sin duda...; el Molino del Santo Cristo; casas señoriales, aunque sólo se pueden admirar sus fachadas, ya que no son visitables; y la Iglesia de San Mateo...
 
 
La Iglesia de San Mateo merece un comentario: como, por desgracia, suele ser demasiado normal en esta España católica, apostólica y romana, parece que sólo se abre en horario de misas, es decir, no está abierta para el turista que, sin ser "católico, apostólico, y romano", sí es admirador del riquísimo patrimonio nacional; según nos dijeron, parece que el cura es de los que echa a los turistas cuando los detecta admirando "su" iglesia. Hombre, se entiende: él se ha gastado sus buenos cuartos en su construcción y rehabilitación... Ah, que no... Que él ni ha pagado ni su construcción ni su rehabilitación... Que de hecho, parece ser que es la Junta de Andalucía (es decir, todos) la que ha/hemos corrido con los gastos de esta última.... ¿Entonces?. ¿Qué le pasa a este cura?. ¿Qué quiere, que la iglesia sea sólo para él, que sólo él pueda admirarla?.
 
No, señor cura, no: usted es, ocasional y temporalmente, quien está en estos momentos al frente de esa iglesia; pero la iglesia ni es suya, ni es de la "Iglesia" propiamente dicha: es de todos los españoles, patrimonio del Reino de España. Le guste, ó no le guste. Usted está en su derecho de, por ejemplo, prohibir las visitas turísticas mientras se está celebrando misa: es algo normal, y aceptable. A partir de ahí, se acabaron sus derechos: la iglesia debe estar abierta, para el goce y disfrute de quien así lo quiera. Y usted no es nadie, repito, nadie para prohibir tal cosa. Y si usted no lo entiende así, el Ayuntamiento debería adoptar las medidas necesarias para que sí sea así.
 
Y un comentario respecto al castillo: Baños de la Encina es un pueblo bonito, con algunas visitas interesantes que hacer, como he comentado. Pero, sinceramente, creo que debería ser el castillo el que, en cierta forma, "tirara" del turismo. Creo que interiormente está en un estado lamentable. Otros pueblos han rehabilitado sus castillos (lean, por ejemplo, más abajo...); y aprovechan para atraer visitas al castillo, y al pueblo; y para organizar actos, mercadillos, bailes, cenas, etc. Eso dudo mucho que, en su estado actual, se pueda hacer en el precioso (exteriormente) castillo de Burgalimar. Y es, ciertamente, una verdadera pena. Habría que rehabilitarlo no para que Baños "viva" del turismo; si son otras sus fuentes de ingresos, estupendo. Pero, ¿porqué despreciar una posible fuente de dinero, que se sume a aquellas de las que ya se disponga?. Creo que el Ayuntamiento debería de hacer "algo más" para promocionar las visitas a su localidad, porque la "materia prima" ya la tiene...
 
 
Ya el domingo, giramos visita al castillo de Alcaudete, cuya foto pueden ver ustedes arriba. Y este sí, éste es un castillo que me encantó: perfectamente rehabilitado, con un guía estupendo que te enseña y explica todo lo relativo al castillo, en un entorno precioso, es una visita altamente recomendable, ya que no hay rincón que no se visite, incluida, por supuesto, la Torre del Homenaje, que, impresionante, se yergue orgulloso dominando todo el entorno. Y abajo, la iglesia de Santa María, que pudimos ver, aunque en horario de misa... El centro de Alcaudete está, además, a nada, a poca distancia, con lo que se puede disfrutar del pueblo.
 
Al contrario que en el castillo de Baños, en éste se organizan actividades varias: comidas, bailes, obras de teatro,... En fin, muy bien todo. Y mis felicitaciones desde aquí al Ayuntamiento de Alcaudete, que ha sabido poner a disposición de todos los que así lo quieran un patrimonio excepcional como es su bonito castillo.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario