jueves, 7 de febrero de 2013

El genio de Rajoy...

Recordarán ustedes que hace unos días les contaba el tembleque que me había entrado cuando escuché amenazar a nuestro Excmo Presidente del Gobierno, puño en alto, voz varonil, gesto excelso, con aquello de: "No me temblará la mano....". A mi, de verdad, aún me dura el sudor en el cuerpo y la temblequería por todos los poros de mi cuerpo. ¿Lo recuerdan, no? (http://siguemecf.blogspot.com.es/2013/01/un-punetazo-en-la-mesa.html)...

Bueno, pues lo que me temía, ha sucedido. Conoceré yo a este hombre... Rajoy tiene genio, pero genio. Un carácter... Fíjense bien, escribí ese entrada el pasado 21 de enero, ó sease, hace ya unos 16 días, grosso modo. Pues ya se habrán enterado, no?. La reacción de D. Mariano Rajoy ante las acusaciones de cómo volaban los sobres con dinero en el PP, de los millones de euros de su ex-tesorero en Suiza, de blanqueo de capitales, de dinero negro, de enriquecimiento ilícito, etc, etc, etc... ha sido: N-A-D-A.

Terrible, en?. Y lo había avisado, eh?, así que no sé de qué se sorprenden. Este hombre, autoritario, firme, correcto en el trato, pero impacable en sus actuaciones; disciplinado, autoritario (pá que nos vamos a engañar...), ha actuado de la manera contundente de un señor que preside el gobierno de uno de los páises más avanzados de Europa, por no decir del mundo; y en un ejemplo de cómo en el PP se atajan los comportamientos corruptos ha decidido que lo mejor es... no hacer nada, dejar que pase el tiempo, que haya alguna desgracia en algún país tercermundista (en España no, por Dios...), y que la gente se vaya olvidando de Bárcenas, del PP, de los dineros, de los sobres, de los mensajeros, ... y de todas sus castas, añado.

Es más: parece que el sábado compareció en una rueda de prensa ó en un mitín, ó no sé qué (lo comentó un articulista del Diario...) , y su actuación parece que fue bastante lamentable: dubitativo, asustado, sudoroso, tartamudeando,... Un ejemplo de un señor con los pantalones bien puestos, sí señor, que no se anda con chiquitas. y que actúa como de él esperan los españoles. En una palabra: un desastre.

No sé; cada uno debería de conocer sus propias limitaciones. Y Rajoy, a lo mejor, como ministro, pues no desentonaba, no?. No enjuicio, eh?, planteo, simplemente. Pero lo que es evidente es que este señor no está capacitado para dirigir un país, y menos un país comido por la corrupción, acechado por los mercados, desmoralizado con sus dirigentes,.. ¿No les parece?. Está claro que él no conoce sus propias limitaciones. ..

Afortunadamente para la historia del mundo (y por desgracia para la historia española...) este hombre no era el presidente del gobierno de Inglaterra cuando la II Guerra Mundial. ¿Se lo imaginan?. Rodeado allí, en su despacho, con sus asesores: ¿Qué hacemos?. ¿Pactamos con Hitler?. ¿Le invitamos a un fin de semana a Londres, a ver si así nos deja en paz?. ¿Le hacemos frente?. ¿Y si se enfada?. ¿O mejor no hacemos nada, y a ver hasta donde llega esto...?. Es que no sé... Venga, qué opinaís. Yo creo que nuestro ejército, quizás, a lo mejor, no?. No creo yo que... Aunque por ahora, lo único que ha hecho Hitlher ha sido lanzar unas bombitas en Londres, que además tampoco ha sido nada grave... Yo creo que hablando, no?.... 

Mientras Hithler y sus alemanes se descojonan, van arrasando todo lo que se les pone de frente, y terminan, como es evidente, tomando el té con su majestad, que se acordará toda su vida de porqué no le dió en su día dos tortas al Rajoy de los cojon...


No hay comentarios:

Publicar un comentario