martes, 5 de febrero de 2013

Quiero estudiar en Finlandia

Veo el programa Salvados, de la Sexta, que este domingo pasado comenzó la nueva temporada. Jordi Évole, hay que reconocerlo, está haciendo programas interesantes. Y este domingo analizó la educación, y se marchó a Finlandia.

Deprimente. Después de ver el programa, ésta es la palabra que se me vino a la cabeza. Deprimente, repito. Para España, claro. Y para los españoles, como casi siempre...

En Finlandia, la enseñanza "pública" (sí, sí, esa misma que los caraduras del PP están intentando cargarse aquí... porque la privada, según ellos, claro, es mejor...) supone un 98% de las escuelas existentes.

En Finlandia, es absolutamente gratuita para los padres, incluyendo las comidas de los alumnos. "Todo se paga con los impuestos del Estado".

En Finlandia, los profesores comen con los alumnos, "porque es una ocasión para irles enseñando los buenos modales".

En Finlandia, las escuelas públicas tienen todas los mismos recursos; “Son tan iguales que no existe una escuela de élite. Todas las escuelas son buenas”...

En Finlandia, cuando el Gobierno quiere hacer alguna reforma en la educación se habla con los profesores, para saber qué es posible y qué no. “Los profesores en los centros no notamos el cambio de Gobierno”. (Igual que es España, vamos...)

En Finlandia, la educación es "cuestión de Estado".

En Finlandia, la profesión de profesor es de "gran prestigio". Pero mientras aquí, en España, “es la carrera que todo el mundo elige cuando no le dan la nota” (habla de Magisterio), las notas de corte son bajas y siempre hay plazas libres... En Finlandia: la profesión de profesor es de ”gran prestigio”. Las españolas en prácticas aseguran que es equiparable a la de Medicina en España. 

Mientras en España, el número de alumnos subirá a 30 alumnos en primaria y a 36 en secundaria... en Finlandia, “esas cifras son inadmisibles"; en este país, el profesor tendría una persona de refuerzo”, comenta Mari Peteri, profesora de finés y español en la escuela Käpylä.

En Finlandia, cuando hay un conflicto entre un alumno y un profesor, los padres se ponen de parte del profesor. “Con comunicar el conflicto a los padres es suficiente”. Ya sabemos que aquí en España es igualito, igualito...

En Finlandia, el profesor no tiene que pasar unas oposiciones. Eligen un lugar, se solicita la plaza y el director es el que elige a su tipo de profesores. En España “el profesor dedica mucho tiempo al papeleo en vez de a enseñar en el aula”. Esto último, por cierto, añado yo, es una rémora de los socialistas españoles, que allí donde van todo lo quieren arreglar aumentando la burocracia y el papeleo, en su afán de querer controlarlo todo (será para meter a tanto enchufado...).

 En Finlandia, no hay inspecciones educativas “se confía en el profesor y en lo que él hace en el aula”.

Y para no aburrirles, conclusión final, demoledora: "El Sistema Educativo finlandés es exportable a España. Sin embargo,” no es el trabajo en el aula, sino todo lo que le rodea y el pensamiento de la gente”, comenta la profesora."... !!!

CONCLUSIÓN FINAL. comparativa informe PISA (2009) (http://es.wikipedia.org/wiki/Informe_PISA#Tablas_de_clasificaci.C3.B3n):

                        Habilidad lectora               Matemáticas              Ciencia
Finlandia                536     (2º)                        541  (4º)                  554  (1º)
 España                   481    (30º)                       483 (31º)                 488 (33º)

(Entre paréntesis, el puesto ocupado por el país respectivo).

¡Y estos resultados se obtienen con la "generación más preparada de la Historia....!", según dicen y repiten los políticos españoles. No quiero ni pensar qué resultados hubieran sacado los alumnos en la época de Franco, que parece ser, no estábamos tan preparados...





6 comentarios:

  1. Carlos, seguro que eres un resentido, un inmoral, un borracho de tercera categoría... sino no se entiende que digas que en Finlandia la enseñanza es mejor que en España.
    Para demostrarte lo contrario te voy a dar unas cifras:
    Finlandia: UN CERO PATATERO (0) En fracaso escolar
    España: ...UN ¡¡¡30!!! En fracaso escolar.
    Les debía dar vergüenza tener un cero. ¡¡¡Suspendidos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente, Juanfan, sí. Verás te voy a contar una anécdota, real como la vida misma: como habrás podido comprobar en este blog, no suelo ser demasiado caritativo con las huestes socialistas; un día, en el aniversario de la muerte del dictador, me encontré en mi mesa una esquela del fallecido... La había puesto un compañero con el que solía desayunar, como una gracia :-( Y todo por "atreverme" a criticar al PSOE... Aunque de eso algo entiendes también, ¿cierto?.

      Así que sí, seguro, que soy todo lo que dices y más.

      Gracias por tus comentarios y visitas.

      Eliminar
  2. Carlos, yo lo tengo dicho desde que fui a Suecia por primera vez y me enamoré de aquel país (ya he vuelto tres veces, y pienso volver pronto): yo quiero vivir en los países nórdicos. Me da igual Dinamarca que Noruega que Suecia que Finlandia, pero de verdad que me encantaría vivir allí. Fíjate que incluso perdono la mierda del frío y la nieve gran parte del año. Y, sí, en Finlandia la gente sabe que la educación es primordial para educar buenos ciudadanos. Fíjate lo que dijeron en un momento del programa... 'cuando hubo recortes en educación, ahora aquellos chicos que la padecieron y que ahora deben tener unos 30 años, son unos marginados y tienen menos oportunidades que los demás'. Pero en este nuestro país, sus políticos, que no ven más allá de los cuatro años de gobierno y de llenarse bien los bolsillos, deben pensar que, 1) eso de la igualdad de oportunidades no va con ellos, ¡faltaría más!, y 2) si la escuela hace gente concienzada y no borregos, como ahora, ¿cómo iban ellos a vivir del cuento? Quita, quita...

    Lo dicho, Carlos, a estos putos gobiernos que nos desgobiernan, les quedan mucho que aprender de nuestros vecinos del norte de Europa. Y es que me da una rabia que si pudiera los metería a todos en un cohete y los enviaría a Marte, para que no volvieran nunca más.

    Hasta mañana...
    .

    ResponderEliminar
  3. Perdon, quise decir... concienciada... gente concienciada. Que a estas horas de la noche, ya no carbura una demasiado bien, jeje.

    Hasta luego... :)

    ResponderEliminar
  4. El problema de nuestra escuela, nuestra educación y nuestro fracaso escolar, viene desde la época de Franco, pues él se cargó a los buenos profesores y puso lo que a él le convino, que era tener maestros que le bailaran el agua y contaran a todos lo bueno que era el régimen (y pobre del que se saliera del guión, porque se lo quitaban de enmedio rápidamente), y de ahi... en adelante.

    Tenemos ahora profesores que dicen que para hacerse coleguitas de los chavales, que les consienten que escriban, por ejemplo, 'ke' en lugar de 'que', que ya tiene cojones que esto lo diga un profesor. Y lo que te digo es totalmente cierto. Pero vamos a ver... ¿colega de qué, hombre de dios? Con maestros o profesores de mierda como ese, ¿qué se puede esperar? Pues que proliferen los colegios privados, donde van a formarse los hijos de nuestros maravillosos políticos, para que sigan la estela de papá y mamá y puedan seguir gobernando el país y chupando del bote, a costa del ciudadano normal y corriente, que manda a sus hijos a una escuela pública que ellos, los gobernantes, están dejando para el arrastre, porque eso no da beneficios ni a ellos ni a sus amiguetes del alma. Igual que están haciendo con la Sanidad, y con todo lo que pueden, los muy cabrones. Y nosotros encima les reimos las gracias y creemos todas sus gilipolleces. Ahora que yo ya pocas gracias les voy a reír.Lo tengo clarísimo.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, Mª Carmen, pues sí. ¿Dónde hay que firmar para que los podamos meter en el cohete?...

    Es dramática la situación en España; hay momentos, breves, concisos, en que aquí parece que se empieza a reaccionar... Pero dura poco, y en seguida se vuelve al muermo, a dejar las cosas como están.

    Y no. Este país necesita ya una segunda reforma, pero que ésta sí sea verdaderamente democrática, no lo que estamos viviendo ahora: unos partiudos que son dueños y tienen secuestrada la democracia; un Rey preocupado y ocupado en "sus" asuntos; unos ciudadanos ajenos al devenir del país;..

    Gracias por tus visitas y comentarios.

    ResponderEliminar