jueves, 7 de marzo de 2013

Hoy es el día

Hoy es el día, sí. El día en el que todo el pueblo de San Fernando debe de salir a la calle, reventar las calles, y gritar todos a una que el ¡Hospital no se cierra!!!, que hay 100.000 razones, una por cada cañailla viviente, para que San Carlos sea, por fin, el hospital que los isleños y la ciudad llevan tantos años demandando.

Parece increible, sí, pero una ciudad con cien mil habitantes, carece de hospital; cierto es que hay dos cercanos, uno en Cádiz, que es hasta ahora al que hay que acudir cuando desgraciadamente se necesita atención médica; y otro en Puerto Real... Pero es increible, es penoso, que siendo San Fernando la cuarta ciudad de la provincia en cuanto a número de habitantes (después de Jerez, Algeciras, y Cádiz), nunca haya tenido un hospital... civil, por supuesto. En algún sitio he leido que La Isla es la única población mayor de 50.000.- habitantes (creo) de Andalucía que no tiene hospital; para vergüenza de quienes han maldirigido este pueblo tan castigado en los últimos años.

Hoy es el día, sí. Aunque parece que la solución ya va de camino, y que a alguien en el Ministerio de Defensa se le encendió, por fin, la bombillita, llegándose al acuerdo de ceder gratuitamente tan magnífico edificio a la Junta de Andalucía, para que ésta abra, por fin, después de tantos años de lucha, esfuerzos, gritos y disgustos, un hospital como San Fernando, sus ciudadanos, merecen. Pero a pesar de ello, hoy debemos de salir a la calle, es importante que se escuche, que se vea, que se note, que el cañailla manifieste su disgusto por el miserable hundimiento de su ciudad, de su Isla del alma; porque si sobre España ha caido en los últimos años la maldición bíblica  de unos dirigentes chorizos, sin formación, demagogos e incompetentes, sobre la antaño feroz luchadora Isla de León... esa maldición se ha multiplicado por diez, dejando como resultado una ciudad empobrecida, sucia, sin esperanza, y ahogada en su propia incertidumbre de futuro.

Hay que ir esta tarde a manifestarse, hay que sumarse a la marea humana de cañaillas que exigen un Hospital público para San Fernando; porque se lo merece la Isla, y se lo merecen los miembros de la Plataforma que tanto han luchado por él. Y sin la cual, por cierto, seguro-segurísimo que hoy el Hospital estaría ya cerrado, de eso no cabe la menor duda. Bien harían en ser ellos los que, orgullosamente, encabecen la manifestación, y no los políticos de turno que intentarán capitalizar el éxito de que, por fin, La Isla pueda contar con un Hospital. Bien harían en no querer distinguirse, y que si se suman, dejaran la cabeza para aquellos que sí han luchado con todas sus fuerzas para lograr que San Carlos no cierre; y que ellos, los políticos, se difuminen entre el resto de los ciudadanos, poco visibles, sin querer destacar sonbre el resto. Porque nada se debe a ellos; el Hospital seguirá abierto "pese a ellos", y gracias a las lágrimas, la lucha, los sacrificios de sus trabajadores... Gracias a vosotros.

Ya saben, a las 18 horas es la cita en la puerta del Hospital.



No hay comentarios:

Publicar un comentario