lunes, 22 de abril de 2013

La Junta de Andalucía y la Iglesia

Ya me he referido en este mismo blog a ello (vean sino: http://siguemecf.blogspot.com.es/2011/09/de-la-iglesia-y-otros-cosas.html); pero nada, sigue pasando. Y aunque para mi es bastante enojoso tener que volver a darle la razón a la Junta de Andalucía (empiezo a adquirir malos hábitos...), la verdad es que creo que en esto lleva toda la razón del mundo.

Vean: Junta de Andalucía e Iglesia andan a la greña. ¿Porqué?. Bueno, en este caso no es que los socialistas, que son unos "rojos" como todos sabemos, le anden buscando las cosquillas a la Iglesia. No. El caso es que la Junta de Andalucía, con sus fondos, ó sea, con el dinero de todos los andaluces, está reformando muchos monumentos religiosos; y en compensación, pide a la Iglesia que facilite el acceso gratuito a dichos monumentos una serie de días al mes. Y la Iglesia, como es costumbre, se hace la sorda (http://andaluciainformacion.es/andalucia/301255/pp-a-exige-a-junta-e-iglesia-que-el-acuerdo-sobre-las-visitas-gratuitas-a-bic-no-se-encone-ni-se-eternice/)...

No lo entiendo, qué quieren que les diga. Resulta sorprendente que la Iglesia, que jamás se ha gastado un duro en construir nada propio, sino que siempre ha sido el pueblo ó algún ricachuelo quienes han corrido con todos los gastos de construcción de iglesias, catedrales, y lo que se tercie; resulta sorprendente, repito, que la Iglesia encima se erija como propietaria indiscutible de esos bienes; y niegue a los ciudadanos, no ya su uso, sino su disfrute. Pone la mano, eso sí, para que los ciudadanos corramos con todos los gastos que suponga la rehabilitación de cualquier edificio eclesiástico, y que a ella, no le cueste nada. Pero una vez rehabilitado, si te vi, no me acuerdo...

Vamos a ver: somos tontos, ó qué?. Hace muy bien la Junta en pedir que la Iglesia facilite el acceso a sys monumentos; pero mejor haría, no en pedir, sino en exigir que eso sea así. Lo que la Iglesia no puede pretender es que el pueblo español se gaste el dinero en "sus" iglesias, y luego cerrar éstas, ó abrirlas sólo en horario de misas. Porque si eso es lo que quiere, lo tienen fácil: gástense su dinero en ello, y aquí paz y después gloria (y nunca mejor dicho); pero si no quiere gastarse el dinero, también lo tienen fácil: si la Junta corre con las reformas, la Junta tiene derecho a que los ciudadanos disfruten de esos edificios. Y no hay más, oiga.

Quizás lo que más me sorprenda (entrre comillas...) sea la torpeza de la Junta en este caso; porque en el contrato que firma con la Iglesia, debía de haber hecho constar la apertura del edificio X días al mes; supongo que no lo habrá hecho, y ahora estamos como estamos... Pero, en cualquier caso, es impresentable la postura de ésta, el poner tantas pegas para que todos podamos disfrutar de sus joyas arquitéctonicas. Me parece lamentable que se considere que sólo el cura de turno tiene derecho a disfrutar de tales cosas, como si fuera el propietario ó el dueño. 

Así que ánimo, Junta de Andalucía, y que no se ceje en el empeño de que la Iglesia abra sus posesiones al común de los mortales. De nuetsros impuestos salen sus rehabilitaciones. Así que aquí lo único que cabe negociar son los días y las horas de visita. No más...


No hay comentarios:

Publicar un comentario