domingo, 7 de abril de 2013

Sabina

Me gusta Sabina. Mucho. Escribo esta entrada, y en los altavoces del ordenador suena "Vámonos pa'l Sur", una de las estupendísimas canciones de ese maravilloso disco que es "Dímelo en la calle", el de la portada de Joaquín como si fuera un boxeador...

Magnífico disco, con canciones de profundas letras, algo tristes, quizás, melancólicas, sentimentales,... Oigo "La canción más hermosa del mundo", y no exagero al escribir que casi, casi se me escapan unas lágrimas. ¡Qué letra tan buena, qué música más armoniosa, qué voz rotunda de Sabina biografiando su vida!. 



"Yo tenía un botón sin ojal, un gusano de seda,
medio par de zapatos de clown y un alma en almoneda,
una hispano olivetti con caries, un tren con retraso,
un carné del Atleti, una cara de culo de vaso,..."

¿Verdad que es hermoso?. Rimas sencillas, pero bonitas, que creo que nos lleva a todos a esos tiempos antaños de nuestra infancia, y nos hace desfilar por esa memoria de la que no se borra esas imágenes eternas de nuestra vida.

Pero tiene este disco muchas, muchas más canciones. Ahí está, por ejemplo, "Como un dolor de muelas", otro ejemplo de letra cuidada, del encaje de una canción en nuestra experiencia cotidiana; ó "El café de Nicanor", con el desfile de personajes peculiares, muy divertida. Y no han escuchado " Semos diferentes", con nuestro particular Torrente acompañándole?. Ahí la tienen, para que disfruten:


¿No es divertida?...

Este disco es el que suelo escuchar cuando voy, sólo, de paseo por la playa, por esa playita de Camposoto que después de este aguado invierno todos estamos deseando ya pisar... No sé, es un disco que me gusta escuchar en momentos de crisis, depre, tristeza, melancólicos,... Me gustan sus letras, su música, su sentido del humor, sus reflexiones, su desparpajo,..

Frente al cabo de poca esperanza arrié mi bandera,
si me pierdo de vista esperadme en la lista de espera,
heredé una botella de ron de un clochard moribundo,
olvidé la lección a la vuelta de un coma profundo.

Nunca pude cantar de un tirón
la canción de las babas del mar, del relámpago en vena,
de las lágrimas para llorar cuando valga la pena,
de la página encinta en el vientre de un bloc trotamundos,
de la gota de tinta en el himno de los iracundos.

Hermoso, verdad?...



No hay comentarios:

Publicar un comentario