viernes, 12 de abril de 2013

Siguen despidiéndose

Son tres. Tres más. Ó menos. Según, no lo sé. Tres compañeros más que incrementan las diabólicas cifras del paro; ó tres compañeros menos con los que contamos. Según, claro.

Ayer despedimos a los del "Cádiz Te Emplea"; a Lourdes, Luis y Javier. Dos años, sólamente dos años nos han acompañado. Que sí, que es verdad, que esa es la duración del programa, y que dos años han estado, y que le quiten lo bailao, tal y como está la cosa... Pero esto, como ya dije una vez, ó lo leí, ó me lo dijeron, o yo que sé... es que esto es la sangría que no cesa. Que nos estamos deshabitando, que cada vez somos menos, que las despedidas empiezan a ser ya tan habituales que no sé si, en el fondo, nos queda aún alguna lágrima mísera por derramar.

Porque uno, en su ignorancia supina de las leyes que rigen el mercado de esta sociedad inmunda, insolidaria, estresante, lamentable... Uno, digo, no termina de digerir que la mejor forma de luchar contra ese virus del paro que todo lo azota sea, precisamente, disminuir la plantilla. Porque uno, que empieza a pensar muy seriamente en pulsar iracundo el freno de la marcha del planeta, y bajarse de este mundo sin rumbo, no entiende que ahora que hay que crear empresas, que hay que animar a la gente emprendedora, a tres personas encargadas de esa labor, de asesorar, de acompañar a quienes tanta falta hace, se vean, como tantos y tantos otros en los últimos tiempos, en la calle, engrosando unas cifras de paro que empiezan a ser, de verdad, vergonzantes...

Sí, hay pedido otro proyecto de esta misma índole, a la Junta, claro... Pero ya se sabe, que si la Junta no da, a lo mejor, porque como el que manda no es de su color; o como el que domina a nivel nacional es de otro partido, y entonces a este, que no es del suyo mismo, pues entonces porqué va a dar; porque todo sería, dicen, a lo mejor, a lo peor, otra cosa si los que mandaran pero que no mandan fuera del partido que gobierna, y no el opositor, que como no hay sintonía, porque y tú más, que nosotros hemos hecho, no como tú, que a ver donde están los fondos... Y así estamos, entre ERES y Bárcenas, entre aeropuertos sin uso, y fondos que desaparecen esfumados en el aire de la codicia, el egoísmo, la corrupción... Mientras casi seis millones de personas se van hundiendo en la desesperanza, en el agobio, en la negritud de un futuro muy incierto que los va degollando vivo...

Porque aquí, entre Lourdes, Luis y Javier; ó Luis, Javier y Lourdes... Entre ALPES y PIE; entre Arrabt y Maarifa, ó CulturCad, ó UPD, ó Avante, ó Génesis... llevamos ya demasiados años asistiendo a la diáspora de compañeros que van y vienen, que no permanecen, que desaparecen; que uno terminará, quizás, no tomándoles el cariño que hace el roze diario, para no sufrir en su alma tan blanda el dolor penoso de la despedida...

Son tres. Tres más. Ó menos. Según, no lo sé. Pero cada vez somos menos, las ausencias se disparan, y uno ya no sabe qué esperar de un país que poco a poco se sigue hundiendo en la miseria.

Adiós, compañeros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario