viernes, 17 de mayo de 2013

Universidad y valores

En esta época convulsa, negra, por la que está pasando España, en la que casi (y sin casi...) a diario nos estamos atragantando con un nuevo caso de corrupción, ó de choriceo, ó de ignorancia, ó de falta de profesionalidad, ó de exceso de caradura, ó... vaya usted a saber qué, hay algo que me empieza a preocupar bastante. Ya lo he comentado en este mismo blog en alguna que otra ocasión; pero quizás está pasando demasiado desapercibido, no veo, ni leo, ni escucho, que se hable de ello...

Me refiero al papel de la Universidad en todo esto. Me explico: arriba a la izquierda, tienen ustedes la imagen del sr. Blesa, expresidente de Caja Madrid. No sé si es un ladrón, si se ha llevado dinero, ó no; lo que sí es seguro, a tenor de las acusaciones que se le hacen, es que este caballero es un incompetente de tomo y lomo... Lo cual resulta preocupante, por otra parte: este hombre tiene una carrera (es licenciado en Derecho); ganó unas oposiciones a inspector de Hacienda; ha ocupado diversos cargos "técnicos"... Y sin embargo, le pudo más la codicia; de tal forma, que su gestión al frente de Caja Madrid (posteriormente, Bankia) no puede catalogarse con otra palabra que no sea "desastre": tomó todas las decisiones mala y peores que pudieran tomarse al frente de una Caja que, parece ser, antes de su llegada estaba muy bien considerada en el ranking económico español; así, está acusado de varios delitos: apropiación indebida; administración desleal; falsedad en documento público; delito societario;...

Piénsen bien lo que digo: un señor, licenciado en Derecho, universitario pues, con una carrera que, se presupone, prepara especialmente bien el tema de las leyes... se enmarrana de tal forma que casi no hay delito, el gachó, que no haya cometido. Pero, ¡ojo!, no es ni muchísimo menos el único caso: ahí tienen al "Enorme", el ex-alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, también licenciado en Derecho (¡qué casualidad!), condenado a cuatro años y medio de cárcel por "colocar a dedo a dos asesores" (?): este señor, que es un licenciado, ¿no sabía el procedimiento a seguir a la hora de contratar a cualquier persona para una Administración Pública?. ¡Es que es muy, muy grave!. Que un, nada menos, licenciado en Derecho haga de su manta un sayo; que crea que un cargo público puede hacer lo que le venga en gana; que ignore las leyes a su antojo;... ¿Estamos en una república bananera?. ¿Pero esto qué es?...

Los casos, desgraciadamente, abundan... No hay que ir tan lejos para encontrar situaciones en las que, como es mi caso, uno se debe de preguntar: ¿qué formación da desde hace años la Universidad española?. Ahí tienen a Rodriguez Zapatero, nuestro ex-presidente, otro licenciado en Derecho, todo un dechado de calamidades e ineptitudes; ó a Manuel Chaves, todo un catedrático del Trabajo, socialista para más inri, y que se vuelve loco por los euros, de tal forma que es un "acumulador" de sueldos varios mensuales... sin que ello vaya acompañado, vaya por Dios, de algunas luces en su frondosa cabeza; ó a la patética ex-ministra con Zapatero, una Elena Salgado que, dicen, es inteligentísima... pero "gracias" a cuya gestión España acabó hundida en el barro de la economía más profunda, y a puntito de tener que ser rescatada... Lo de esta mujer además es para mear y no echar gota, como suele decirse: es Ingeniera Industrial; licenciada en Ciencias Económicas; Máster en Métodos Cuantitativos de Gestión... Un coquito, en resumen... Lo cual no le impidió ser un arma de destrucción masiva para este país, al que, con la ayuda inestimable de su Presidente, llevó a la ruina económica; al hundimiento económico, en una palabra,...

Y los casos de personajes que han ocupado altos cargos en el Gobierno, en las Empresas, en los Bancos,... como ustedes saben tan bien como yo, que son acusados ó de mangar, ó de hundir al país, a la empresa, al banco,... en los que trabajaban, son elevadísimos, una vergüenza para los españoles, y para la propia historia de España.... Unos señores, para más inri, con una (ó varias...) carrera(s) universitaria (s), que, se supone, les preparaba adecuadamente para su futuro profesional. No sé a ustedes; a mi, sí me llama poderosamente la atención. Y me preocupa, claro que me preocupa mucho. Creo que la universidad española es un desastre; que no prepara, ni profesional, ni éticamente, a sus alumnos; que lleva demasiados años mirándose el ombligo; y que ya ha llegado la hora de que se la reforme, y se jubile ó se eche a la calle a quiénes llevan décadas y décadas incapaces de preparar, en todos los sentidos, a los hombres y mujeres que deben de regir los destinos del país...

Cualquiera puede ser un chorizo, ó un incompetente, sí; pero la universidad debía dar un "plus" de formación, de preparación, de comportamiento ético que, a la vista está, dista mucho de ser real. Y eso, se mire como se mire, no deja también de ser una vergüenza... La Universidad no pede ni debe de seguir siendo una escuela de futuros chorizos ó incapaces...

No hay comentarios:

Publicar un comentario