miércoles, 26 de junio de 2013

País....

Sí, como pueden ver ustedes se quedó este hombre delante de muchísimas personas, en la Asamblea de Accionistas de Bankia que tuvo lugar ayer martes, en Valencia. 

"¡Desnudo, así me han dejado....", se podía oir en el tumulto de gritos, protestas, insultos y demás... Patético, no?. No lo de esta persona, claro que no, cuya actitud es, por el contrario, elogiable, porque hay que ser valiente para protestar así, en paños menores; patética es la actuación, en este y en otros muchísimos casos, de los dirigentes políticos y económicos a los que llevamos soportando ya tantos años, y que son los grandes culpables del hundimiento irremediable de lo que, un día, fue una gran nación, poderosa y temida en el mundo entero.

Este hombre es uno más de los cientos de miles de afectados por las "preferentes" en España. ¿Y qué son las preferentes?. Pues un producto financiero de elevadísima complejidad, de altísimo riesgo, pero con una, también, elevada rentabilidad; un producto que directores y empleados de bancos y cajas de ahorros "vendían" a sus clientes como una especie de plazo fijo, pero por el que se podían cobrar unos intereses de un 8-9%, y, según ellos, "sin riesgo alguno"... lo cual no era cierto, ni mucho menos. Así estafaron a personas de todo tipo y condición: jubilados, pensionistas, ahorradores "conservadores", personas con un dinerillo que habían podido guardar después de toda una vida trabajando, y que por la caradura de muchos sinvergüenzas se veían ahora... casi sin un euro, soportando pérdidas de hasta el 70% u 80% del dinero que tenían. Un escándalazo, vamos... Pueden ustedes leer qué son las prefentes en: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/01/economia/1328114469.html

El caso es que estos valores se emplearon por la Banca como un sistema de financiación propio, una manera de ingresar en sus arcas miles de millones de euros; cuando la economía española iba bien, no hubo problemas: se pagaban sin problemas los intereses acordados, y ya está... Cuando la economía cayó, surgió el problemón: miles de millones de euros perdidos por los clientes con preferentes. Así, como suena... "Pues que se jodan!", pensarán ustedes, "por invertir en estos productos"... El caso es que no es tan sencillo: muy buena parte de quienes inviertieron en prefentes desconocían incluso que tenían su dinero en preferentes... Estaban convencidos de que aquello era un plazo fijo; y cuando fueron a retirar el dinero, se llevaron la desagradable sorpresa: no tenían casi nada. Así, tal como suena.. Fíjense bien en esta frase: "De los más de 4 millones de afectados por preferentes en España, el 95% no tenía los conocimientos adecuados para invertir en ese producto tóxico, lo que convierte en ilegal esa comercialización"... (Manuel Pardos, Presidente de ADICAE). Ahí queda eso... Lean este último artículo, que es interesantísimo...

Bueno, se preguntarán ahora, ¿y el Banco de España?. ¿Y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores?... ¿No dijeron nada, no controlaron nada?. Pues... no. Como siempre. Aquí nadie sabía nada, ni preguntaron nada, ni controlaron nada... Ahí hay unos señores que a lo único que parece que se dedican es a controlar "sus" propios dineros; es decir, a ver cuánto ganan a final de mes. Esto es España, señores, un país encantado de parecerse cada vez más a cualquier país africano, y cuanto más subdesarrollado, mejor. Un país en el que el gobernador del Banco de España ni se enteraba, ni tenía interés alguno en querer enterarse; y lo mismo cabe decir del CNMV. Unas instituciones que se supone están para controlar que no pase esto: unos bancos estafando millones de euros a sus clientes. Pero ellos no están para eso; ellos están para cobrar sus buenos sueldos mensuales. Y no meterse en problemas... Poner a los más incompetentes al frente de los organismos más importantes del país ha sido la política que se ha seguido en los últimos años aquí... Y así nos va, claro.


lunes, 24 de junio de 2013

Ya tan mayor

Te veo en las fotos, tan mayor, tan adulta, tan alta, tan guapa... Te veo en las fotos, y haces que se me salten las lágrimas, que me invada el orgullo, que musite en mis labios temblorosos un "te quiero" lleno casi de dolor...

Te veo en las fotos hecha ya toda una mujer de este tiempo, independiente, valiéndote por ti misma, y no puedo evitar que mi alma se hinche de satisfacción. "Mi vida, al menos, vale algo por ella...", pienso.

Te veo mirando la cámara que te observa, te dibuja, te capta el momento, y aunque te cubren los ojos unas gafas oscuras, observo tu mirada, la leve sonrisa, la melena al viento que no sopla, y me parece intuir, ¿cierta tristeza, una leve melancolía?:

Ríes en otra de las fotos, ya sí, imitando, casi, el gesto indolente de una camarera en patines, y pienso: ¡cuánto, pero cuánto te hecho de menos!!... Cuánto daría, quizás, en volver a tenerte, pequeña, niña, en mis brazos... Cuánto, pero cuánto daría, por volver a poder comerte a besos, a dejar tus mofletes colorados como cuando eras pequeñita, como una osita de peluche...

Te veo tan mayor, tan crecida, tan adulta, que me doy cuenta que te perderé de aquí a no mucho, que seguirás tu vida como todos hemos hecho algún día, que me quedará de ti sólo el recuerdo de los instantes que pasamos juntos. 

Te veo posar como la modelo que siempre has sido, disfrutar de los muñecos que, afortunadamente, no crecen, y veo que persiste en tu interior el espíritu juguetón de la niña que un día fuiste. Porque yo te recuerdo, aún, persiguiéndolos con tu libreta en la mano en busca de sus autógrafos, inasequible al desaliento, reflejándose en tus ojos de mujercita buena la ilusión del momento. Y no hace tanto de ello...

Te quiero tanto, tanto,...

jueves, 20 de junio de 2013

El FMI y los sueldos

Pues ya lo saben ustedes, hay que seguir agarrándose los machos, e incluso yo diría que, directamente, para que andar con tonterías: cortárnoslo... Ya sabrán las nuevas peticiones de esos impresentables del FMI (Fondo Monetario Internacional), reclamando, entre otras cosas, que hay que bajar los sueldos... Tal cual, como lo leen (http://economia.elpais.com/economia/2013/06/19/actualidad/1371629980_231310.html).

Oye, y se quedan tan panchos, tú... Hemos pasado, como bien muestra la viñeta de arriba, de darnos pena los "mileuristas", a, poco más o menos, tenerles envidia... Y  como los muñequitos de Duracell, y siguen, y sigues... Estos señores parecen que a lo que aspiran es a pagar sueldos de auténtica miseria, de forma que va a llegar el momento que casi va a ser más rentable NO trabajar que ir a trabajar. Estos señores, inútiles a más no poder, que se equivocan cada dos por tres (se equivocaron con las medidas impuestas a Grecia; se equivocaron al pedir medidas de austeridad; no supieron ver esta crisis que nos atenaza;...), resulta que piden bajadas de sueldos... de los demás, claro, no de ellos. Porque sería muy interesante que supiéramos el resto de los mortales qué sueldos cobran ellos; seguro, seguro, que ninguno de esos altos cargos y ejecutivos que con tanta facilidad aconsejan ó exigen qué deben de cobrar los demás, seguro, repito, que no son mileuristas, ¿verdad?. Ellos cobrarán sus buenos seis mil euros al mes, ¡ahí queda eso!, como mínimo, claro; que además como viajan tanto, añádanle dietas, indemnizaciones de todo tipo, kilometrajes, ... en fin, lo que se puedan imaginar. Y resulta, ¡oh!, que el problema no son esos seis mil euros multiplicados por... cienes y cientos de caras duras. No; el problemas son los que cobran mil ó poco más de mil. ¿Qué hacemos, los pasamos por la máquina de la verdad? (ó sea, pelotón de fusilamiento, sin más...).

Porque aquí nadie habla de bajar los precios, no; aquí nadie habla que cuando en España entra el euro, las cien pesetas pasan a convertirse en 166'386.- €, que muy encantados estaban los empresarios en esos tiempos, ganándose por la cara muchos euros extras, subiendo lo que valía cien pesetas, a 1 uero (ó sea, 166 pesetas)... No se quejaron, no, en aquellos entonces del subidón que pegó la vida, de cómo se hincharon de ganar dinero porque sí... Y nos hubiera encantado, a que sí?, haber oído entonces a estos sesudos dirigentes del FMI alertar sobre los perjuicios de esas ganancias descaradas de los empresarios, de que eso no podía ser bueno para el futuro de los trabajadores. Y no, oigan, nada de nada. 

Y tampoco dicen nada de los escandolosos sueldos de los políticos en España, muy por encima, además, de lo que se merecen por lo que hacen; ni de las dietas que cobran; ni de los privilegios que se han otorgado; ni del del excesivo número de ellos en España, comparándolo con otras naciones occidentales; ni de cómo cobran indemnizaciones por residencia en Madrid, pese a ser propietarios de pisos en Madrid... De eso tampoco opinan estos canallas, no.

Porque si sus sueldos (los de FMI, y los de los políticos) se bajaran a la mitad de los actuales, pues también eso supondría un ahorro para los cargados presupuestos de los diversos Estados, ¿verdad que sí?; porque si se suprimera, por ejemplo, el derecho a pensión vitalicia de quien ha sido ministros sólo unos meses, también habría un buen ahorro, ¿sí?. Ya saben que esto es lo que pasa en España: a un señor por el hecho de haber sido Ministro, ya tiene derecho a una pensión "v-i-t-a-l-i-c-i-a"... ¿De eso no tienen nada que decir los sesudos dirigentes del FMI?...

¡Cuántos impresentables habitan este mundo, señor, señor,...!

miércoles, 19 de junio de 2013

De Barras de Navegación piratas...

Habrán compraobado ustedes, desgraciadamente, en alguna ocasión, que al instalar un programa, ¡sorpresa!, al abrir el navegador de internet le han aparecido, ¡oh!, tropecientas barras de navegación... ante su disgusto, tembleques y tragamientos de saliva, al preguntarse: "Pero... ¿De dónde ha salido todo esto!?".

Bien, la gran mayoría son barras publicitarias: usted ha instalado un programa, gratuito, y ha hecho lo de casi todo el mundo: siguiente, siguiente, siguiente,.... sin leer lo que le salía en el monitor de su PC. Y claro, ¡pasa lo que pasa!. Primer consejo; cuando vaya a instalar cualquier programa, no escoja nunca la instalación "Típica", ó "Estandard"... Vaya siempre a la "Personalizada". En el primer caso, le instalará seguramente sin preguntar esas odiosas barras de herramientas; en el segundo... también, si no lee, claro. Bastará con que usted lea atentamente las ventanas que le van saliendo, y cuando alguna de esas ventanas le pregunte si quiere instalar la "barra de herramientas "Periquito" la cual le facilitará....", pues le diga que no, y santas pascuas, oiga. Fíjese lo importante que es leer....

Ya saben ustedes que desde este Blog se alienta y anima a que instalen software libre y gratuito, que nada tiene que envidiar al de pago; una de las formas que tienen sus creadores de ganar un dinerillo, es con la instalación de estas molestas barras de herramientas... La mayor parte de las veces, no le pasará nada a su pc (quizás ralentizar algo la navegación, sí...), pero no instalarán spyware, malware, ni cualquier "ware" que tan mal suena... Pero bueno, que si usted no las quiere, no pasa nada: le dice que no cuando está instalando algo, y ya está.

Si usted ha llegado tarde, y cuando esté leyendo esto, ya se reconoce en el 99'9% de los usuarios que han escogido el "Siguiente" sin leer a la hora de instalar un programa, y la mitad de su pantalla está cubierta ya de barras de herramientas, no se preocupe: ¡hay solución!. Buf, qué alivio, eh?...

Primero: vaya a Panel de Control, Agregar ó quitar Programas, y ahí seguro que le aparecen varias de esas barras; simplemente, elija la que quiere quitar, y la desinstala.... 

Si lo anterior no le funciona, ó no le ha quitado todo lo que quería quitar, ahí va otra solución: instálese (acuérdese: leyendo todo....) el programa gratuito Avast! Browser Cleanup, desde
http://www.avast.com/es-ww/download-thank-you.php?product=BC&locale=es-ww. Este programa hace una exhaustiva revisión de las barras instaladas, y elimina las que no desee. Inicie la aplicación, y en la parte izquierda de la interfaz, tendrá una lista de los navegadores instalados en su ordenador con todas las barras de cada uno; con tan sólo pulsar en "Eliminar", arrancará un asistente para borrar dicha barra de herramientas... Util, sencillo, y barato, eh?, no me diga que no...

En fin, que espero que me cuenten su experiencia, a ver qué tal les ha ido.


lunes, 17 de junio de 2013

De la vida

Uno nace, allá, hace años, muchos ya, quizás... Y en esa infancia que se hace eterna, recibe siempre las caricias y besos de su madre, la sonrisa de su padre, y los coscorrones y manotazos cariñosos de sus hermanos en la cabeza, sin que  sea consciente que, a lo mejor, algún día te tocará a ti hacer el papel de ese padre que ahora te da para gastarte un duro (de los antigüos) en esa chuche que se te ha antojado...

Y te despiertan a las ocho, que es hora de Instituto, con tu zumo ya preparado, y tu bocadillo de cualquier cosa que saben que te gusta; y das por hecho que cuando llegues al mediodía a tu casa, cansado, inconsciente de todo lo que en tu casa ha pasado esa mañana, allí estarán esperándote, con tu comida ya preparada, tu cuarto, que lo dejaste hace unas horas hecho un desastre, ya listo, y los labios siempre sonrientes de quien sabes que son, cómo, las personas más importantes de tu vida, mirándote embobados, como si fueras casi el único niño con vida del planeta.

Pero, ¿y después?. ¿Cuándo creces, te casas (ó no), y ahora eres tú el padre, la figura paterna de la que nunca te preocupaste si era feliz ó no, ó qué hacía para ganar el dinero necesario para mantener la casa...?. ¿Lo estoy haciendo bien?. ¿Le estoy dando a mis hijos ahora lo que ellos necesitan?. ¿Los estoy preparando para que naveguen sólos por esta vida de constantes obstáculos, cuándo tú ya no estés?. ¿Lo preparan a uno para ser, algún día, padre?.

Porque cuando ves a esas hijas que rodean a su padre cariñosas, y lo abrazan, y lo miman... ahí no hay duda de cómo quieren a su padre; ó esos hijos que se les muda la cara en gesto de dulzura al son del padre que les acompaña, que tú ves en su mirada, quizás algo, porqué no decirlo, celoso, cuánto amor transmite hacia la figura paterna. ¿Y tú?. ¿Lo estás haciendo bien?. ¿Lo has hecho bien?. ¿Te recordarán siempre como el padre que tú has intentado ser... pero que a lo mejor no conseguiste serlo?. ¿Porqué no te abrazan como ellos?. ¿Porqué no te miran cómo ellas?. ¿Los has querido tú, como ves que tus amigos sí a los suyos?.

Un día ellos tomarán sólos su camino, y tú volverás a esos años de nido vacío; y cuando ellos ya no estén contigo, ¿estás seguro de que querrán visitarte?. ¿Que allá donde se encuentren, con sus nuevas amistades, sus nuevos familiares, sus, quizás, hijos... te recordarán?. Porque uno los quiere, se le agranda el pecho cuando los ve, se los comería a besos y abrazos, pero, ¿y ellos?. ¿El amor que uno ha querido transmitir, ha llegado a quiénes se dirigía?. En la torpeza de tu propia vida, en el devenir insólito de la existencia que has llevado, en el estréss de la época que tú no elegiste, sino que te tocó, simplemente... Has hecho los deberes como padre?.

¿Aprobó uno esa asignatura pendiente?.



viernes, 14 de junio de 2013

Un profesor con sus alumnos

Pues sí, fue como una cosa rara, que me llamó la atención, lo reconozco, era algo que no recuerdo haber visto nunca...

Verán ustedes: hace unos días entré a desayunar en el Macarena, acá en San Fernando, en La Ardila, para tomar mis churros con café (no he probado los churros en todos los sitios de La Isla donde los hacen; así que no voy a decirles aquello de "los mejores churros...."; pero sí me van a permitir que se los recomiende: están buenísimos...). El caso es que al entrar, ví que había un grupo de personas sentados en torno a varias mesas unidas. Eso sí, para lo que suele ser normal en cualquier reunión de españoles, no eran nada escandalosos...

No me fijé especialmente de quienes se trataban cuando entré; una vez sentado, y disfrutando de tan exquisitos churros, presté ya algo más de atención. Y el caso es que allí estaban, ante mi sorpresa: eran un grupo de alumnos (supongo que del Instituto cercano)... y un profesor. Allí estaban, todos juntos, nada revueltos, charlando animadamente, compartiendo, riendo, bromeando... con el respeto debido a la figura del profesor, eso sí: nada de gritos, ó malos gestos, ó de interrumpirse entre ellos... Nada de palabrotas (¡qué placer escuchar conversaciones sin que algún taco a destiempo rompa el encanto de una charla!), ó de un silencio incómodo, ó de miradas esquivas, ó de sonrisas cómplices...

Los alumnos, chicas y chicos, eran ya adolescentes, unos 15 ó 16 años; ya saben, esa edad rebelde en la que, especialmente los varones, tratan de demostrar el "macho" antidiluviano que llevan dentro, y que hace que las relaciones con ellos sea, digamos, "difíciles"... Y, sin embargo, no; más pareciera una reunión de adultos bien formados que de dos generaciones diferentes, tanto en edad como en formación y educación... Exceptuando una de las chicas, que en el otro extremo de las mesas, no desviaba su vista del móvil, el retso de sus compañeros escuchaban, reían, conversaban,... ¡una delicia, oigan!.

El profesor, que por lo que pude oir, no era de San Fernando, aprovechaba de cuando en vez para explicar alguna cosa, no sé si relacionada con su asignatura ó no; y ellos le miraban, se callaban mientras hablaba, y le preguntaban... Y mientras yo los observaba desde mi mesa cercana, no dejaba de admirar a este profesor que tanta mano demostraba con sus alumnos, que tanta simpatía y respeto hacía llegar a esos hombres en potencia, aún en formación, y que, seguro, podían encontrar en él el prototipo de ser humano en quien poder fijarse, para ser una persona de bien el día de mañana.

Un señor que, no tengo duda alguna, debe ser todo un caballero en esta vida tan complicada que tan pocas veces es admirable; un profesor que vive su vocación, que demuestra con este acto tan sencillo lo bonito de, quizás, la mejor profesión del mundo. ¡Ay, si todos fueran como él!.

Chapó, profe, creo que está dejando una magnífica huella en el alma de sus chicos, que seguramente, siempre recordarán!.

jueves, 13 de junio de 2013

Vaya tropa!

Les escribía yo hace poquito tiempo que "No queremos manirrotos en nuestros gobiernos..."; pero es que aquí y allá, ya sean izquierdistas acérrimos ó de derecha convencidos, no hay quien se libre en este mundo político que supera ya cualquier atisbo de haber cubierto ya el pozo del asombro...

Verán ustedes: el Sr. Zoido, máximo dirigente del PP en Andalucía, y alcalde de Sevilla, ha hecho pública sus rentas, dice que "para zanjar el debate del doble sueldo" (http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1543988/zoido/difunde/sus/rentas/para/zanjar/debate/doble/sueldo.html)... Lo cual está muy bien, sí... si no levantara más sospechas que aclarar dudas tal ejemplo de transparencia...

A ver: según se lee, este hombre en el 2012 ha tenido "unos ingresos totales de 84.087 euros, una cifra que se incrementa al percibir Zoido unos 28.000 euros en concepto de trienios como magistrado.". Es decir: 84.000.- + 28.000.- = 112.000.- € ingresó el año pasado. Lo cual, en fin, como que no está nada mal, no?.  El caso es que si uno mira su declaración de bienes, no deja de sorprender.: declara un saldo total en cuentas bancarias de... ¡3.150.-€!. Y eso ya...

Pueden ustedes mirar su Registro de Actividades, Bienes e Intereses en: http://andaluciainformacion.es/cms/media/articulos_archivos/articulos-126.pdf . Y bueno, es verdad que tiene varios pisos entre Sevilla y Badajoz, y acciones y esas cosas... Pero a mi, qué quieren que les diga, me daría un tembleque de cuerpo entero y unas diarreas tremebundas si este señor algún día fuera, un poner, Ministro de Hacienda, ó Economía, ó algo parecido...

No, está muy bien invertir en pisos, inmuebles, acciones,... En todo lo que ustedes quieran. Pero no me dirán que resulta cuanto menos sorprendente la poquísima liquidez en efectivo que tienen estos señores; teniendo en cuenta, por otro parte, que suelen viajar gratis, comer gratis, etc, etc, etc. A ver: que un señor que ha ingresado 112.000.- euros en un años (una media de 9.300.- € al mes...), sea capaz de ahorrar únicamente la tercera parte de un sólo mes... como que chirria, no?. 

El problema es el de siempre: sonaría mal que dijeran que tienen ahorrado, no sé, vamos a poner por ejemplo, cincuenta mil euros... Lo cual, con sus niveles de ingresos y escasos gastos, pues no debería de sorprender a nadie, ¿verdad?... Pero no "suena" bien, parecería como si fueran "adinerados", y eso en política, no está bien visto... En lo que no caen es que, con lo que declaran, consiguen dos efectos nada positivos:

1º. Que nadie se crea lo que dicen.

2º. Que se les tache de "manirrotos", "incompetentes", "pésimos gestores", etc... ya que con su nivel de ingresos son incapaces de ahorrar prácticamente nada.

En este caso, ahí está el dato: que alguien que declara haber ganado 112.000 euros, sólo sea capaz de ahorrar un ¡2'6%! de lo que gana, rechina, y bastante... Verdad que sí?. Pero nada, ahí estás todos ellos, presumiendo de su ineptitud ahorrativa... 

¡Vaya generación política le ha tocado sufrir a este pobre país!.

martes, 11 de junio de 2013

Me equivocao...

Pues como dije hace poco en un comentario: es fantástico... El FMI (Fondo Monetario Internacional), digo... Que sí, que reconoce ahora (ahora!) que se ha equivocado con Grecia. Sí, el FMI, Fondo Monumental de Idiotas, habría que decir... O sea, que yo lo entienda: hunden a un país en la miseria; lo arruinan; provocan suicidios y muertos; encabritan a mllones de ciudadanos; chulean con que "esas son las únicas medidas posibles";... ¿Y ahora dicen que "se han equivocado?. Hombre, si esto no fuera tan serio, sonaría a chiste, joder...

¿Quién toma las decisiones en el FMI?. ¿Los becarios?. Es que aquí parece que le han puesto un ejercicio final a becarios en práctica.

-"Hummm.... Vamos a ver: "-les dice el sesudo jefe del Departamento de Análisis Econonómico y Transversalidad (este mundo no puede funcionar si no hay Transversalidad...)  a los pobres y asustados becarios reunidos en torno a él. 

-"Qué harían ustedes para que Grecia se estabilizara económicamente?. ¿Qué medidas adoptarían?".

-"Pues yo....", empieza a contestar el más lanzado.

-"Exactamente, bien, bien. Siga, siga hablando de los recortes"-continúa el jefecillo.

-"No, que yo decía que no veo lo de los recortes. Que mejor...".

-"Uy, uy,  mal empezamos, eh?. ¿No cree usted...", le va animando el todopoderoso, para que los otros digan lo que él quiere oir- "que en la tremenda situación de Grecia habría que hacer un rescate, ¿verdad?, con unos ajustes severísimos..."-

-"No, si eso es lo que yo iba a decir antes. Que sólo con recortes, no..."

-"Claro, claro, estamos de acuerdo, a que sí?"...

Y los becarios, claro, acojonaos... ¿A que tal parece?. Porque además no sólo se han equivocado con Grecia (que a buenas horas lo dicen, mangas verdes), sino que ahora escupen que a lo mejor se están pasando con la política de austeridad. ¡Cómo le llamamos al niño!.

O sea, pá que nos aclaremos: cientos y cientos de ejecutivos enchaquetados y encorbatados; con Masteres, a tutiplén; Licenciados, no quiero ni contar; y pá que hablar de Catedráticos de Economía Aplicada, un poner...; con equipos de asesores, que seguramente no cabrán en un Boeing de dos mil plazas; con unos sueldos, pá cargarse por las patas abajo, como suele decirse;.... Y resulta que se "han equivocado"... (?). Y no parece, no, que se les caiga la cara de vergüenza, ó que dimitan, ó (mejor aún) se corten las venas directamente con un tenedor... No, pá que...

Con estos idiotas que nos están llevando a la ruina, ¿creen ustedes que hay esperanza?.






lunes, 10 de junio de 2013

Durmiendo en la calle

Veo a un hombre esta mañana, durmiendo en la misma calle; por un momento, incluso, tengo la impresión de que son dos las personas allí arrebujadas, entre cartones y plásticos... Son casi las ocho, y me impresiona verlo allí, tirado, en la acera de la calle, durmiendo.

Se me arremolinan las preguntas, mientras no dejo, no puedo, dejar de mirarlo; es una persona ya madura, sin un afeitado de varios días, aunque no llega, aún, a barba. Me derrumbo, es verdad. Me pregunto si algún día, quién sabe, puedo ser yo esa misma persona, a la que alguien observa, desdeñoso, mientras pasa a su lado.

¿Perdió su trabajo, y se derrumbó su mundo?. ¿Un mal matrimonio, que le ha dejado arruinado y en la calle?. ¿Fue desahuciado de su casa, por no poder ya pagar uans cuotas de hipoteca que no hace tanto abonaba religiosamente?. ¿Tan rematadamente mal le ha ido a este pobre hombre las cosas, que ni siquiera tiene una mala cama de muerte dónde pasar la noche...?. ¿No tiene casa, trabajo, amigos, familia?. ¿Nadie que pueda arrimarle el hombro, siquiera sea para desahogarse y llorar?.

Me preocupa, sí, y me entristece. Me ahoga. Nadie sabe nunca qué puede depararle ese futuro por llegar, misterioso, inexcrutable, quizás... cruel. Uno disfruta ahora de las carantoñas de un ser querido, de la felicidad insconciente de una cama caliente, de un presente que, ojalá, durase toda la vida tal cual estamos ahora... Y de pronto... Todo se tuerce, se lastima, se encrudece, y nos encontramos que la casa fue un sueño, que la amada no existe, que los hijos fueron un pasado nebuloso, y que aquello que ahora anhelamos... nunca existió.

¿Qué haría yo si fuera este hombre?. ¿Dormir, tan plácido, en la acera de una calle, al albur del relente de la noche, de desaprensivos que siempre existen, de bichos que de nada entienden?. ¿Podría?. Ó quizás, no sé, lo mejor sería acabar con todo, arrojarse al primer tren que pasara, y ver si allá, en el otro mundo que, dicen, nos espera, la crueldad de la vida actual se trastoque por la eternidad soñada?...

¿Dónde están ahora en las lágrimas de esta persona,  esa madre que, seguro, lo acunó en sus brazos, le cantó una nana, le puso sus mofletes colorados de tanto beso?. ¿Y ese padre que, aunque siempre lo vio serio y riguroso, cuánto daría ahora por tenerlo?. ¿Ó su madre le duró sólo unas horas, y casi desde su nacimiento se vió ya abocado a una vida sin ella?. ¿Tiene hermanos con los que un día, antaño, jugó, rió, peleó?. 

¿Qué pasó, amigo, para que tu cama sea hoy la dura acera de una calle?...

viernes, 7 de junio de 2013

Fiscales, justicia y este país

Fascinante, pero no por ello menos lamentable, el empercochamiento que está sufriendo de unos años para acá la vida pública española...

Vaya desde aquí aclarar que no soy profesional del Derecho (Dios me libre!), y mi desconocimiento de los vericuetos diversos de la Justicia; he de suponer que jueces, fiscales, abogados, y demás profesionales del Derecho en España, son unos profesionales que saben perfectamente cuáles son sus obligaciones y deberes; aún cuando, en demasiadas ocasiones, sea mucho suponer...

Verán: uno siempre ha creído que la función del fiscal era ser "la parte que acusa dentro de un proceso penal", así como que "cuando se denuncia un delito, el fiscal es la persona que debe presentar las pruebas ante el Juez para que ese delito se castigue. Es un abogado del Estado, no de la víctima...", según leo por ahí. Pues no. Pasan los años de democracia, y creo que cada vez el ciudadano está más confundido, ó la derecha empieza a confundirlos, que nunca se sabe...

Nos indigestamos hace muy poquito con que ¡el Fiscal! se oponía al enjuiciamiento de la infanta Cristina en el caso de su marido, Urdangarín; que no sé ustedes, pero a mi me cabe la levísima sospecha que lo mismo el fiscal se pone de al lado de Dª Cristina porque es una princesa, hija, nada menos, que del Rey de España... Es una idea, sólo, eh?, no vayan a pensar mal...

Y en esta misma semana, cuando el juez vuelve a mandar a prisión a Blesa, el incompetente ex-director de Caja Madrid, a la que hundió estrepitosamente, vueleve a haber un ¡Fiscal! que se opone... Y a mi no me cuadra, qué quieren que les diga.

Yo creía que, si un juez manda investigar a quien fuere, la función del fiscal era intentar hallar pruebas de que quien fuere es culpable de lo que se le acusa, y ejercer esa acusación... Pues no, en esta España democrática, soplagaita, acomplejada, boba, resulta que hay fiscales que creen que su función es la de ser "abogados" defensores del acusado; siempre que este acusado sea millonario, y con posibles, claro... Fascinante, no?.

Ya digo que no conozco los intríngulis del mundo judicial; pero, qué quieren que les diga, no deja de sorprenderme que haya fiscales "defendiendo"... No sé, me parece hasta una subversión del mismo término, porque siempre he asociado la palabra fiscal a "acusar". Me pregunto si no tendrá nada que ver las personas acusadas ó sospechosas... No creo, no?.

Y digo yo, ¿no sería mejor que el fiscal se pusiera de parte del juez, investigara lo que tuviera que investigar, se celebrara el juicio que haya que celebrarse, estos poderosos sean defendidos por sus propios abogados, y el Tribunal que sea los declare inocentes ó culpables?... ¿No sería mejor para la vida pública española que el fiscal dejara en manos de los abogados la defensa de sus clientes?. ¿No sería mejor que los fiscales de este país intentaran encontrar pruebas de la presunta culpabilidad de los acusados, y dejaran que éstos se defiendan con sus propios medios, que parece que los tienen?... 

No sé. Pero cuesta creerse que Dª Cristina no estuviera al tanto de los chanchullos de su macizo, pero intelectualmente lelo, marido... Y no sé si Blesa se ha enriquecido ó no con Caja Madrid; pero que habría que juzgarlo por incompetente, está más claro que el agua...

En fin, así estamos, así va esta nación, ya ven, con ciertos fiscales "defendiendo" a los acusados... Vivir para creer. ¿Sería igual si estos "acusados" fueran pobres de lesa pobredad?...


miércoles, 5 de junio de 2013

Mi futuro

Es fantástico; hay veces que esta entrada te la dan ya medio hecha...

Esta mañana venía escuchando la radio de camino al trabajo (noticias locales, Canal Sur); y de pronto, repingo en el asiento... Cono ya se habrán enterado, cierra a finales de año Altadis en Cádiz; que ya es lo que le faltaba a Cádiz para seguir su impresionante caída libre hacia el mismo infierno.... Luego, lo normal en estos casos: que si ERES; que si despidos; que si traslados; que si prejubilaciones...

Oigo a uno de los afectados, que va a ser prejubilado: "Hombre, por una parte contento, porque así me aseguro "MI" futuro, y me voy a mi casa con mi mujer y mis hijos...". Sí, ese "MI" me llama mucho la atención:  es enormemente aclarativo y definitorio del porqué estamos donde estamos... "Me aseguro mi futuro...". 

Esa es la pena, señor; eso es lo que lleva demasiados años pasando en Cádiz, en Andalucía, en España... Que uno se asegura SU futuro, y a partir de ahí a los demás que le vayan dando; yo ya me he asegurado mi futuro... El problema, caballero, no es que usted se asegure SU futuro; el problema, grave y gordo, es que al tiempo que usted se asegura su futuro, le está poniendo una puerta infranqueable a sus hijos, a sus nietos, a los hijos de sus compañeros, a los nietos de sus compañeros, a los hijos de sus amigos, a los nietos de sus amigos... Al resto de la sociedad gaditana, resumiendo...

Porque esto ya viene de hace unos años, cuando en Navantia se manifestaban quemando neumáticos y rompiendo puentes no para asegurar el futuro de Navantia, no, sino para asegurarse "su" futuro, es decir, abrazar encantados las prejubilaciones que les permitirían, por fin, dedicarse a sus chapúes, a su pesca, a... sus cosas; mientras Navantia va quedándose cada vez con menos trabajadores, la industria auxiliar despide gente, las cifras del paro aumentan... Pero ya se sabe, cientos de empleados se han asegurado "SU" futuro.

A lo mejor, no sé, quizás, si el empeño hubiera sido para que Navantia permanezca abierto, y no buscando la propia prejubilación, a lo mejor, digo, hoy se estaría hablando de otra cosa... Quizás no, nunca se sabe... Pero sí estoy seguro que los gaditanos en particular y los españoles en general, no deberían de estar tan contentos de aceptar con tanta alegría una "prejubilación" que le asegura, sí, el futuro suyo... pero no el del resto de la gente, incluido sus propios hijos. ¿Cuántos millones de euros paga actualmente el Estado de jubilación a pensionistas de cuarenta y tantos años?. ¿Cuántos militares aún jóvenes están ya disfrutando de "su" paguita?. ¿Cuánto le supone mensualmente a todos los ciudadanos de este país estar pagando jubilaciones a gente prejubilada que ni siquiera tienen cincuenta años?. ¿No estarían mejor empleados esos fondos económicos en la sanidad, en servicios sociales, en educación,...?

Pero claro, ya lo dijo Góngora hace, nada menos, que unos siglos: "Ande yo caliente...", mientras España se desangra, su futuro se despedaza, la esperanza cae en el olvido, y negro, muy negro se presenta el destino...

 "Me aseguro mi futuro"...

Traten otros del gobierno
del mundo y sus monarquías,
mientras gobiernan mis días
mantequillas y pan tierno;
y las mañanas de invierno
naranjada y aguardiente,
y ríase la gente.

(Andeme yo caliente, y ríase la gente. Luis de Góngora)


lunes, 3 de junio de 2013

De ruidos, bienestar e impotencia

La tolerancia de este país ante los ruidos, ese no dar importancia alguna a ser víctima de indeseables, no parece tener límite en este país.

Verán ustedes: el dueño y la encargada de un bar  de Dos Hermanas, que se ve que los pollos deben de ser unos elementos de cuidado, han sido condenados por el Tribunal Supremo a 4 años de prisión por los "ruidos intolerables" que durante varios años emitieron desde su bar, que afectaron "gravemente" al sosiego y descanso nocturno de los vecinos."...

Los personajes se las traen, ya que la Policía Local, por las quejas de los vecinos, tuvo que ir muchas veces al bar; precintar los aparatos de música; los aparatos eran desprecintados por estos ciudadanos "tan cívicos"; hicieron oidos sordos (nunca mejor dicho...) a las quejas de los vecinos; el volumen al que ponían la música, como dice la misma sentencia, era "excesivo"; buscaron "alternativas" a las prohibiciones acordadas... Pueden leerlo en: http://www.diariocordoba.com/noticias/sociedad/el-supremo-confirma-una-condena-de-4-anos-por-ruidos-intolerables-_806734.html

No sé qué opinarán ustedes de todo esto; yo confieso que esta parejita me parecen unos auténticos delincuentes, unos indeseables, y unas personas a los que desde luego se les debería de prohibir vivir en sociedad. Lo suyo, quizás, sería desterrarlos a un sitio desierto, y tenerlos durante un mes las 24 horas del día escuchando a todo volumen la misma música con la que ellos hacían "disfrutar" a sus vecinos. A ver si así aprendían algo de urbanidad...

El caso es, y este es el motivo de esta entrada, que el Fiscal de Sevilla que ha llevado el caso, pide al Tribunal que reduzca la pena de los cuatro años iniciales, a dos... Y ahí es cuando ya me cabreo; vamos a ver, Sr. Fiscal, usted es tonto, ó qué diablos le pasa?. ¿Usted no considera suficiente tortura la que dos estos sujetos ha estado infringiendo a sus pobres vecinos?. Cachondearse de los vecinos; cachondearse, por supuesto, de la Policía, rompiendo los precintos; cachondearse de los ciudadanos en general, al obligar a la Policía a dar innumerables vueltas al local por las quejas de los vecinos; inflingir las leyes;... ¿Todo esto no le parece suficiente al Sr. Fiscal para que estos indeseables cumplan pena de cárcel?. ¿Esa es la justicia que este representante del Ministerio Publico cree que merecen unas personas que simplemente por el parné, el maldito parné, han tenido en un sinvivir a otros ciudadanos?.

De verdad que alucino con jueces y fiscales. No sé yo qué opinión tendría este fiscal si los vecinos afectados por este caso decidieran, tambor y bombo en ristre, "pasar" unas cuantas noches en la puerta de su domicilio (del fiscal...) atronando con su música su descanso nocturno. Por ejemplo. ¿Tendría en este caso el señor fiscal tanta comprensión, como la que parece que demuestra ante una pareja que lo que merecerían es ser desterrados de la vida ciudadana, por su mala educación, su analfabetismo atroz y su desprecio a la vida en común?. Ó el sr. fiscal tacharía como impresentable esa postura, si él fuera el afectado?.

No podemos aspirar a vivir en un país medianamente serio mientras mantenga estas posturas livianas frente al ruido. No puede tolerarse que ciudadanos y vecinos no puedan descansar por la noche porque haya quienes de su capa hacen un sayo, desprecian la convivencia, hacen caso omiso de las indicaciones policiales, y vulneran permanentemente la ley. Por eso, me parece despreciable posturas como la de este fiscal, que no contribuyen precisamente a que se vayan dando pasos para ir erradicando este problemón que tiene ahora mismo la sociedad española.


domingo, 2 de junio de 2013

No queremos manirrotos en nuestros gobiernos....

(Manirroto: Pródigo, demasiado liberal).

Hay veces que uno lee noticias, y no sabe si el protagonistas es muy tonto, ó demasiado listo. No, de verdad...

Verán ustedes: les supongo enterado del reculamiento de la Mesa del Parlamento sobre la aprobación de la autosubida de dietas (vean sino: http://diputaneando.blogspot.com.es/2013/06/el-parlamento-andaluz-recula.html). El caso es que, a raíz de esta noticia, leo en Diario de Cádiz algunos datos sobre el personaje que ustedes pueden ver en la fotografía (D. Manuel Gracia, Presidente del bochornoso Parlamento Andalúz).

Leo muy sorprendido que este señor en su declaración de bienes, afirma tener un saldo en sus cuentas bancarias de.... ¡3.000.- euros!. En?. Cómo?. Sí, han leído bien: 3.000.- euros... Vamos a ver, vamos a ver, Sr. Gracia. Ó usted no tiene puñetera idea de cómo se debe de administrar una casa... ó usted es un mentiroso compulsivo; en resumiendo, eso no se lo cree ni usted... En el primer caso, no nos debe de representar: si usted no se sabe administrar, cómo va a administrar los dineros de todos?; y en el segundo caso (si miente...), ¿tiene alguna duda de que no puede estar donde está?....

Vayamos a los datos: este caballero gana mensualmente, grosso modo, seis mil euros al mes; ó sea, un millón de pesetas mensualmente. Sin contar con las extras, este hombre gana 72.000.- euros al año; es decir, doce millones de las antigüas pesetas. ¡Ya me contarán ustedes en qué se gasta D. Manuel Gracia el dinero que gana, para tener en sus cuentas del banco sólo tres mil euros!. ¡Tres mil euros de 72.000.- (que en realidad es más, pero vamos a dejarlo ahí...). La capacidad de ahorro de este señor es del 4%, aproximadamente. Yo no sé ustedes, pero a mi me sacude un tembleque sólo pensar en quiénes nos están gobernando...!.

Además, parece, según la susodicha declaración de bienes, que no declara tener ni coches ni inmuebles. Joder, este hombre que se gasta, ¿los seis mil euros mensuales que gana?. ¿En qué se gasta el sueldo?. Miedo me da de pensar que sea en cocaina y put.... (ya saben, como dijo el chófer de ese director general implicado en los ERES...) Y ya sabemos que no es el único: los ahorros de D. Manuel Chaves, que cada mes ingresa tres ó cuatro nóminas, andan por ahí, por unos tres mil euros... Según él, porque todo lo invierte en sus hijos. Ya, sí, claro....

O sea, que los mandamases de este país ó son unos manirrotos (porque gastan casi todo lo que ganan...), ó son unos mentirosos (porque no declaran la verdad de lo que tienen). Que no sé yo qué es peor, ciertamente.

En cualquier caso, vaya gobernantes que hay al mando del país!.