viernes, 7 de junio de 2013

Fiscales, justicia y este país

Fascinante, pero no por ello menos lamentable, el empercochamiento que está sufriendo de unos años para acá la vida pública española...

Vaya desde aquí aclarar que no soy profesional del Derecho (Dios me libre!), y mi desconocimiento de los vericuetos diversos de la Justicia; he de suponer que jueces, fiscales, abogados, y demás profesionales del Derecho en España, son unos profesionales que saben perfectamente cuáles son sus obligaciones y deberes; aún cuando, en demasiadas ocasiones, sea mucho suponer...

Verán: uno siempre ha creído que la función del fiscal era ser "la parte que acusa dentro de un proceso penal", así como que "cuando se denuncia un delito, el fiscal es la persona que debe presentar las pruebas ante el Juez para que ese delito se castigue. Es un abogado del Estado, no de la víctima...", según leo por ahí. Pues no. Pasan los años de democracia, y creo que cada vez el ciudadano está más confundido, ó la derecha empieza a confundirlos, que nunca se sabe...

Nos indigestamos hace muy poquito con que ¡el Fiscal! se oponía al enjuiciamiento de la infanta Cristina en el caso de su marido, Urdangarín; que no sé ustedes, pero a mi me cabe la levísima sospecha que lo mismo el fiscal se pone de al lado de Dª Cristina porque es una princesa, hija, nada menos, que del Rey de España... Es una idea, sólo, eh?, no vayan a pensar mal...

Y en esta misma semana, cuando el juez vuelve a mandar a prisión a Blesa, el incompetente ex-director de Caja Madrid, a la que hundió estrepitosamente, vueleve a haber un ¡Fiscal! que se opone... Y a mi no me cuadra, qué quieren que les diga.

Yo creía que, si un juez manda investigar a quien fuere, la función del fiscal era intentar hallar pruebas de que quien fuere es culpable de lo que se le acusa, y ejercer esa acusación... Pues no, en esta España democrática, soplagaita, acomplejada, boba, resulta que hay fiscales que creen que su función es la de ser "abogados" defensores del acusado; siempre que este acusado sea millonario, y con posibles, claro... Fascinante, no?.

Ya digo que no conozco los intríngulis del mundo judicial; pero, qué quieren que les diga, no deja de sorprenderme que haya fiscales "defendiendo"... No sé, me parece hasta una subversión del mismo término, porque siempre he asociado la palabra fiscal a "acusar". Me pregunto si no tendrá nada que ver las personas acusadas ó sospechosas... No creo, no?.

Y digo yo, ¿no sería mejor que el fiscal se pusiera de parte del juez, investigara lo que tuviera que investigar, se celebrara el juicio que haya que celebrarse, estos poderosos sean defendidos por sus propios abogados, y el Tribunal que sea los declare inocentes ó culpables?... ¿No sería mejor para la vida pública española que el fiscal dejara en manos de los abogados la defensa de sus clientes?. ¿No sería mejor que los fiscales de este país intentaran encontrar pruebas de la presunta culpabilidad de los acusados, y dejaran que éstos se defiendan con sus propios medios, que parece que los tienen?... 

No sé. Pero cuesta creerse que Dª Cristina no estuviera al tanto de los chanchullos de su macizo, pero intelectualmente lelo, marido... Y no sé si Blesa se ha enriquecido ó no con Caja Madrid; pero que habría que juzgarlo por incompetente, está más claro que el agua...

En fin, así estamos, así va esta nación, ya ven, con ciertos fiscales "defendiendo" a los acusados... Vivir para creer. ¿Sería igual si estos "acusados" fueran pobres de lesa pobredad?...


No hay comentarios:

Publicar un comentario