miércoles, 26 de junio de 2013

País....

Sí, como pueden ver ustedes se quedó este hombre delante de muchísimas personas, en la Asamblea de Accionistas de Bankia que tuvo lugar ayer martes, en Valencia. 

"¡Desnudo, así me han dejado....", se podía oir en el tumulto de gritos, protestas, insultos y demás... Patético, no?. No lo de esta persona, claro que no, cuya actitud es, por el contrario, elogiable, porque hay que ser valiente para protestar así, en paños menores; patética es la actuación, en este y en otros muchísimos casos, de los dirigentes políticos y económicos a los que llevamos soportando ya tantos años, y que son los grandes culpables del hundimiento irremediable de lo que, un día, fue una gran nación, poderosa y temida en el mundo entero.

Este hombre es uno más de los cientos de miles de afectados por las "preferentes" en España. ¿Y qué son las preferentes?. Pues un producto financiero de elevadísima complejidad, de altísimo riesgo, pero con una, también, elevada rentabilidad; un producto que directores y empleados de bancos y cajas de ahorros "vendían" a sus clientes como una especie de plazo fijo, pero por el que se podían cobrar unos intereses de un 8-9%, y, según ellos, "sin riesgo alguno"... lo cual no era cierto, ni mucho menos. Así estafaron a personas de todo tipo y condición: jubilados, pensionistas, ahorradores "conservadores", personas con un dinerillo que habían podido guardar después de toda una vida trabajando, y que por la caradura de muchos sinvergüenzas se veían ahora... casi sin un euro, soportando pérdidas de hasta el 70% u 80% del dinero que tenían. Un escándalazo, vamos... Pueden ustedes leer qué son las prefentes en: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/01/economia/1328114469.html

El caso es que estos valores se emplearon por la Banca como un sistema de financiación propio, una manera de ingresar en sus arcas miles de millones de euros; cuando la economía española iba bien, no hubo problemas: se pagaban sin problemas los intereses acordados, y ya está... Cuando la economía cayó, surgió el problemón: miles de millones de euros perdidos por los clientes con preferentes. Así, como suena... "Pues que se jodan!", pensarán ustedes, "por invertir en estos productos"... El caso es que no es tan sencillo: muy buena parte de quienes inviertieron en prefentes desconocían incluso que tenían su dinero en preferentes... Estaban convencidos de que aquello era un plazo fijo; y cuando fueron a retirar el dinero, se llevaron la desagradable sorpresa: no tenían casi nada. Así, tal como suena.. Fíjense bien en esta frase: "De los más de 4 millones de afectados por preferentes en España, el 95% no tenía los conocimientos adecuados para invertir en ese producto tóxico, lo que convierte en ilegal esa comercialización"... (Manuel Pardos, Presidente de ADICAE). Ahí queda eso... Lean este último artículo, que es interesantísimo...

Bueno, se preguntarán ahora, ¿y el Banco de España?. ¿Y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores?... ¿No dijeron nada, no controlaron nada?. Pues... no. Como siempre. Aquí nadie sabía nada, ni preguntaron nada, ni controlaron nada... Ahí hay unos señores que a lo único que parece que se dedican es a controlar "sus" propios dineros; es decir, a ver cuánto ganan a final de mes. Esto es España, señores, un país encantado de parecerse cada vez más a cualquier país africano, y cuanto más subdesarrollado, mejor. Un país en el que el gobernador del Banco de España ni se enteraba, ni tenía interés alguno en querer enterarse; y lo mismo cabe decir del CNMV. Unas instituciones que se supone están para controlar que no pase esto: unos bancos estafando millones de euros a sus clientes. Pero ellos no están para eso; ellos están para cobrar sus buenos sueldos mensuales. Y no meterse en problemas... Poner a los más incompetentes al frente de los organismos más importantes del país ha sido la política que se ha seguido en los últimos años aquí... Y así nos va, claro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario