lunes, 29 de julio de 2013

Paco

Me lo encuentro saliendo él de la Iglesia, y entrando yo rápido y veloz, a ver si podía ver la imagen de la Virgen del Carmen en el paso. Iba a salir este sábado por las calles de su barriada, y parecía que iba a ser una buena tarde, ya que, según me entero, hay varios coros esperándola para cantar en varias esquinas... Pero al final, suspendieron la salida, por el maldito accidente de Santiago. Y con la puerta de la Iglesia medio cerrada, allí me colé a ver si podía verla...

Nos saludamos, como siempre. Pero no había andado ni un paso, y caí en la cuenta. "¿Será hermano de...?"; así que me vuelvo raudo, y le pregunto:

-"Paco, ¿es tu hermano...?".
-"Sí, Carlos, es mi hermano....", me responde, sin dejarme terminar.

Me acerco entonces, y le doy el pésame. A él y a otro hermano que le acompañaba, y que me presenta:

-"Es que lo he sacado por los apellidos"-le digo. Ya cerca de él, le observo, y entonces me doy cuenta del gran parecido que tiene con el hermano muerto en el trágico accidente ferroviario de Santiago, que tanto luto ha esparcido por España, y también aquí, en La Isla.

-"Este es el único hombre que me ha escrito un poema. ¡Y sin estar enamorado de mi!", le cuenta al hermano. Pongo los ojos como platos, claro, y ante mi cara de sorpresa, sigue hablando:

-"No te acuerdas?. ¿Tú recuerdas que yo iba siempre al instituto en vaqueros, no?. ¡Pues escribiste un poema sobre mi y los vaqueros!".
-"Pues ni idea!. No lo recuerdo. Nada!!.

Y con esa broma nos despedimos. Paco y yo fuímos compañeros del IESD Isla de León, hace ya la friolera de treinta y tantos años. Y amigos, y compañeros también en el equipo de fútbol, que todos los sábados jugábamos en el actual Parque los Patos, en aquellos entonces usado como campo de fútbol (les hablo de la segunda mitad de los 70 del siglo pasado...). Paco jugaba de libre (ó líbero), una posición de moda en el fútbol de entonces; ó defensa escoba, como también se denominaba el puesto: por detrás del defensa central, el hombre que debía de salir al quite si algún defensa era superado; yo era ese defensa central. En el fútbol actual se juega con dos defensas centrales; pero por entonces, no: un central, y un libre.

Paco era un magnífico libre: técnico, manejaba bien la pelota, mandaba, ordenaba, templaba... Un defensa segurísimo; y una estupenda persona, amable, simpatíquisimo, siempre de buen humor.

Al acabar el instituto, perdimos el contacto. Y hace unos años nos reencontramos paseando por la calle Real, y nos saludamos siempre.

Su hermano ahora fallecido era una persona muy inmersa en la Semana Santa local. No lo conocía. Y ahora, este dramático suceso me ha permitido hablar de nuevo con mi amigo y compañero. Y me han venido tantos recuerdos a la cabeza...

En fin, Paco, amigo, que seas fuerte en la desdicha. Que todo se aclare, y que nunca más se repita una desgracia de este tipo.

jueves, 25 de julio de 2013

Momentos duros

Es un día triste, muy triste, sí. Uno ve las imágenes de televisión, escucha las noticias de la radio, ve el llanto inconsolable de las familias, las mantas cubriendo esos cuerpos inertes,... y se tuerce el gesto, se escapan las lágrimas, se vacía el alma...

"¡A la mierda!", dan ganas de decir, mal imitando a ese grande que fue Fernando Fernán Gómez; a la mierda todo, esta vida injusta, estos accidentes malditos, estos sucesos tan inesperados que tantas vidas se llevan. A la mierda este blog, el correo, el facebook, la prensa, la tele, el periódico,... todo a la mierda. ¿Qué se escribe en día tan luctuoso?. ¿Cómo se le hace llegar la solidaridad, el abrazo, el calor,a los que aquí se quedan, llorando hundidos la muerte, y a aquellos que se la encontraron sin esperarlo?... ¿Cómo se llora la pérdida, el vacío, la pena de aquellos que, aunque no conozcas, son de tu sangre, de tu raza, de tu especie?.

Me acongoja tanto dolor, lo reconozco. No puedo permanecer insensible ante tragedia tan grande, cuando veo a ese padre, a esa tía, a esa hermana desconsolada que no sabe aún si su ser querido vive, ó no... Sé, escucho, que hay vecinos de esta Isla de León implicados en este dramático suceso; y una pequeña lucecita se abre camino en mi interior, y se pregunta: ¿y si hubiera sido...?. Ó un amigo, ó un compañero... En fin, que a uno sólo le queda rezar, por los que ya se han ido; y más fuerte aún por los que aquí se han quedado.

Desde aquí, a todos ellos, mi abrazo.


martes, 23 de julio de 2013

De viaje

Hemos estado la semana pasada unos días de viaje. Por Toledo, la siempre bonita y grandiosa Toledo, unas de las ciudades, sin duda, más grandiosas de España. 

Un consejo: Toledo es una maravilla que hay que visitar... pero no en julio ó agosto. ¡Qué calor, por Dios!. Horroroso. Si pueden, pospongan su visita allá por septiembre, ó por la primavera. En verano, no; háganme caso, por favor. Se van a derretir si no...

Como ya hemos estado en otras ocasiones, no nos hemos detenido mucho en la propia capital, excepto un par de noches para dar una vuelta y buscar algún sitio donde cenar. Hemos tirado más para los pueblos de alrededor, especialmente buscando sitios con castillos, mi debilidad, como ustedes ya saben.

Arriba pueden verme en Orgaz, visitando su castillo. Un castillo pequeño, pero bonito; y, lo más importante, visitable, lo que no siempre ocurre. Me ha decepcionado algo la situación de los castillos en la provincia de Toledo: entre castillos abandonados y en ruinas (Almonacid); privados (Guadamur), en rehabilitación (Maqueda), con horarios difíciles (Escalona)... resulta que al final nos encontramos en una tierra con muchos castillos, sí, pero pocos visitables. Me sorprende cómo todavía hoy en día aún pueda haber alcaldes ó concejales de Turismo incapaces de ver lo provechoso que puede resultar tener un castillo en condiciones y visitables en su pueblo, de cara a obtener unos ingresos que complementen la actividad del municipio. No lo entiendo, la verdad.

La visita al castillo de Orgaz (a su derecha) es muy recomendable. De fácil acceso (en el mismo pueblo), con visitas diarias de lunes a viernes a las 13'00 horas, y más amplio en fines de semana, con una guía que te acompaña y explica, es un castillo muy bien conservado, actualmente propiedad del Ayuntamiento, después de que la última propietaria se lo dejara gratis total en su testamento. Bonito por fuera y por dentro, el interior está perfectamente adaptado para vivir, y es todo un lujazo.

Sólo pudimos ver el castillo de Maqueda por fuera, ya que creo que lo están rehabilitando. El diseño de este castillo es el típico que se puede ver en los libros de texto, me gustó mucho. 

Está al lado de unos jardines por los que sí se puede pasear. Es una pena no haber podido ver su interior, habrá que esperar. Al menos, hay interés en conservarlo, lo que no puede decirse siempre.

Escalona es una pena. Con un horarios complicados (sólo sábados), por lo que no pudimos tampoco ver su interior,  exteriormente se ve que está muy abandonado, casi, casi en ruinas. Le haría falta una buena rehabilitación, que le devuelva el esplendor y grandeza que tuvo que tener en su día, y que desmerece en su estado actual. Desconozco cómo estará por dentro, porque se ve un edifico grande y hermoso, junto al río, formando una imagen preciosa. Pero parece casi ruinoso, habitado por cientos de golondrinas morando en sus murallas.

De propiedad privada es el de Guadamur, muy bonito, hermoso, bien cuidado, aunque cercado por un muro que le quita parte de su visibilidad, se ve que los dueños viven allí y no se andan con chiquitas:

Un castillo muy, muy atractivo, del que seguro que disfrutarán sus propietarios; pero vedado a los ciudadanos. Merece no obstante acercarse para admirarlo, a pesar de todo, y contemplar sus muros, su fisonomía, su gallardía, sus torres.

Ya de vuelta, dimos un pequeño rodeo para visitar el castillo de Doña Berenguela, en Bolaños de Calatrava, ya en la provincia de Ciudad Real. Exteriormente muy bonito, aún se están realizando catas arqueólogicas en su interior. Allí celebra muchos actos su Ayuntamiento, que lo tiene preparado con su escenario y sus sillas. A destacar el guía del castillo, que nos enseñó todo lo visitable, y nos contó toda la historia, avatares, sucesos, etc. Muy amable, sí.



Y aquí acabó nuestra viaje cultural por tierras toledanas.


sábado, 20 de julio de 2013

Un país lamentable

Vivimos en un  país en el que sobre su  presidente del gobierno hay "fundadas sospechas" de haber recibido un dinero, digamos, "sospechoso"; y que se niega a comparecer en público, una postura, además, aplaudida sonoramente por los adláteres que le rodean...

Vivimos en un país en el que los políticos que mandan tienes ínfulas de "rey", y les encanta designar a su sucesor. Tal sucedió con Aznar, nombrando, precisamente, al actual presidente "autista"; y tal sucede con ese desastre de presidente de la Junta de Andalucía que es Griñán, que a su pésima labor acompaña ahora la de haber nombrado a una "delfina" (Susana Díaz). Y tan campante, oiga, en una "presunta" democracia asentada...

Vivimos en un país, por cierto, en el que la que ha sido nombrada por el dedo divino, como es la mencionada Susana Díaz, "pasa" olímpicamente de esta irregularidad, le hecha cara al asunto, y trata a sus ciudadanos como imbéciles (lo cual, posiblemente, sea cierto). Decir que "ha aprendido de los errores" (?), y que va a contribuir a "prestigiar la política", es tratar al resto del mundo como tonto. Porque usted, Dª Susana, no ha trabajado en su put... vida; porque usted vive de la política; porque usted siempre se ha distinguido por "apuñalar", políticamente hablando, a quien se le ha opuesto; porque usted no se ha ganado ser la sucesora de Griñán, sino que se lo han dejado en bandeja... Usted es el compendio unido de todo aquello que, precisamente, han llevado a la política a su actual nivel de desprestigio... ¿Y usted la va a prestigiar? (???).

Vivimos en un país en el que sus principales dirigentes se casan con mujeres "tontas". Sí, sí, como lo oyen; porque ninguna de ellas "sabía" nada de los andares de sus rumbosos esposos... Fascinante, no?. Ni la infanta Cristina sabía de los ingresos del excelso Urdangarín; ni la cónyuge de Bárcenas de los millones que manejaba éste; ni la todavía ministra Mato de los "regalos" que recibía su ex-marido. Un país, no cabe duda, singular, ¿no les parece?.

Vivimos en un país gobernado por un corrupto, dirigido por un sospechoso, atenazado a izquierda y derecha por ladrones, chorizos y mamporeros,  por una clase política que se recrea en sus privilegios, de los que cree que debe de gozar como si fuera una cosa "natural" e implícita a su condición; un país patético, lamentable, y que de ser el ombligo del mundo hace unos siglos ha pasado a ser, casi, el culo de ese mismo mundo...

Vivimos en un país que concede miles de millones de euros a unos bancos que han sido gestionados pésimamente, que han sido saqueados, robados, expoliados,... mientras sus dirigentes se van de rositas, con los bolsillos llenos, y sin que nadie, ¡nadie!, les pida responsabilidad alguna... a pesar del dinero que les está costando al resto de los españolitos medios. Un país cuyos dirigentes consienten que, mientras, esos mismos bancos a los que han debido de inyectar dinero para salvarlos, desahucien a familias modestas, obliga a miles de ciudadanos a vivir en la calle, expande el sufrimiento y las lágrimas por toda España, y deniegue créditos a familias y empresas. ¡País!.

Vivimos, en definitiva, en un país con una brillantísima historia, un negro presente y un nulo futuro.



viernes, 12 de julio de 2013

Bárcenas y los sobres

Pues que quede claro, eh?. Ya está bien; estoy cansado de rumores, dimes y diretes, murmuraciones por lo bajini, señalamientos de dedo cuando paseo por la calle, sonrisitas de sabelotodo, silabeos, quintas páginas de los periódicos, etc, etc,... Lo voy a decir sólo una vez, alto y claro. Me se entiende, no?.

A ver: yo NO he cobrado de Bárcenas. ¿Me lo leen bien?. Repito: Yo NO he cobrado de Bárcenas. Es más, coño, ni lo conozco. ¿Quién es el Bárcenas ese?. Si por mucho que miro, remiro, y vuelvo a remirar, ¡nada!, no encuentro ni un euro que me haya ingresado ese hombre... Es más, a mi mujer le he preguntado ya si a ella alguién como el Bárcenas, ó parecido, le ha dado algún sobre dirigido a mi... Y me dice que no. Que paren ya los reproches, por favor!.

Y que quede clarito, eh?. Estoy loco por coger dinero del ex-tesorero del PP. Doce, quince, cuatro, doscientos mil... lo que sea. A ver, Bárcenas, si me lees desde la cárcel; que a mi me puedes entregar sobres con dinero sin problemas, que yo no me voy a quejar, chiquillo. Anda que no son hipócritas... O sea: que aquí hay gente que parece que cobraban por la cara, por la dedicación, por sus esfuerzos, por sus cojon... miles y miles de euros, y los tíos en vez de presumir y fardar, andan por ahí: "yo no he sido", "a mi no me han dado ningún sobre", "yo todo lo he declarado a Hacienda",...

Pero, pero esto qué es, hombre?. Estamos tontos, ó en qué se está conviertiendo este país?. Aquí no hay quien tenga dos cojones, y diga: pó sí, a mi me ha dado sobres, y no los he declarado a Hacienda, ¿passa algo?. ¡Ese hombre, ó mujer, sí que levantaría llamaradas de admiración!. ¡Con un par, oiga!. No las excusas infantiles: "prometo por mi honor", "jamás he recibido dinero que no sea legal!, "no lo conocía". ¡Joder, qué verguenza!. Si es que ya no somos ni españoles, leñe...

Vamos, que a mi ese tesorero me iba a pagar, no sé, un poner, 40.000.- euros por la misma cara, y yo no iba a fardar, ni ná de ná... Anda, hombre. ¿Qué pasa, que aquí todo el mundo es legal, sólo se cobra lo justo y necesario, todo el mundo hace obras en su casa previo presupuesto con IVA, y facturas de por medio?. ¡Qué vergüenza!. Así nos va...

Nada, Bárcenas, que aquí me tiene, quillo, dispuesto a cobrar cuanto me quieras dar. Tanto timismique suelto...

miércoles, 10 de julio de 2013

Tarde de playa

Fuímos ayer tarde de playa; fue un día horroroso de calor, con el levante más tranquilo, pero con mucho sopor en el ambiente, calina, bochorno, apelmazamiento atroz...

Así que una vez dormida una reparadora siesta, allá nos fuimos, a Camposoto, que nos esperaba con los brazos abiertos. Julio como es, casi mediados ya, y no soplando tanto viento como en días anteriores, me esperaba encontrar los aparcamientos llenos, a tope, como tantas y tantas veces anteriores; pero no, había sitios libres a tutiplén, ante mi sorpresa, la verdad. Lo cual hizo la tarde más redonda aún...

Estaba tan agobiado de calor, tan hinchado de desesperación, que nada más pisar la arena, me fui casi corriendo a la orilla, a sentir el agua en mis pies hervidos. ¡Qué gusto sentir las olas jugueteando, la frescura del agua, el alivio de lo húmedo!. No pararon las sorpresas con haber encontrado sitio para el coche sin problema alguno: Camposoto, que, desconozco el porqué, es una playa muy "olera", siempre con muchísimas olas, haya viento ó no lo haya, ayer, cuando aún se notaba el levantito, no es que no hubiera olas, que sí que las había....; pero no como me la esperaba, la notaba mucho más tranquila que incluso en otras ocasiones en las que, sin apenas viento, aquello parecía más una playa de California donde practicar el surf... Ayer, sin embargo, no: la tranquilidad era nota dominante.

Sin demasiada gente, con un agua relativamente tranquila, ha sido de las ocasiones en que más he disfrutado de una tarde de playa: un paseo, un remojón, una "asentada" en la arena, una charla, ... todo hizo que fuera una tarde muy, muy placentera. Entre ese invierno tan largo que hemos padecido, y este verano levantoso con el que nos hemos encontrado, no he podido visitar Camposoto tanto como me hubiera gustado; así que ayer me desquité, y aunque no fueron muchas horas las que allí pasamos (de hecho, no pasaron de dos...), cierto es que fue una buena, una muy buena, tarde de playa. 

¡Qué placer sentir el agua fría (porque eso sí, ¡qué fría estaba!), la sal en el ambiente, la relajación ante el calor, el descanso que, en muchas ocasiones, sólo da un tranquilo baño en la mar!.

sábado, 6 de julio de 2013

En la despedida

Era un viernes por la tarde; habían acabado las jornadas que nos tuvieron atareadísimos ese día y el anterior, aparte de meses de intensos preparativos, claro.

Yo iba andando por una de las estancias del hotel, para ir recogiendo ya parte del inmenso material que habíamos trasladado allí; en  dirección contraria venía él, Teodoro; al pasar junto a mi, se paró, me dio las gracias, y me abrazó: un abrazo sentido, inmenso, intenso... Gracias, gracias, me repetía sin cesar, casi sin dejarme respirar...

A Teo lo conocí como medio año antes sólo, cuando llegué, cansado, aburrido, desilusionado, del Servicio de Recaudación, donde me había llevado destinado 16 años; y del que salí sin que mi jefe de algunos años me diera ni las gracias.... Así que algo había ganado: que mi actual jefe, en sólo seis meses, me diera unas gracias que no había logrado obtener en varios años... Y no saben ustedes cómo se agradece ese gesto  ...

Esa escena que les he contado arriba sucedió en el Hotel Valentín, de Chiclana, donde a finales de mayo del 2005 el IEDT había organizado la "Conferencia del Mediterráneo". Con gran éxito, por cierto; y así lo atestiguaron las numerosas felicitaciones que recibimos... Nos habíamos trasladado ya al hotel la tarde anterior, un miércoles, y allí hicimos estancia un par de noches, comidas, cenas, convivencia, trabajo codo con codo, baile por las noches para descargar la mucha adrenalina acumulada, tensión, preocupación, abrazos, sudores,... Y fue donde descubrí otras vivencias, otros compañeros dando el do de pecho, el interior de la organización de unas Jornadas, en las que hasta ahora sólo había participado como asistente, pero nunca como organizador...

Pero eso no fue nada con lo vivido en Octubre del 2007, con la "Feria del Mediterráneo", que la organizamos en Algeciras... Si la Conferencia habían sido dos días, la Feria se prolongó desde un sábado hasta el jueves siguiente... Y por supuesto, allí estuvo el equipo viviendo y conviviendo, casi una semana entera, puesto que llegamos el jueves anterior a la inauguración. Eso ha sido para mi la experiencia más grande jamás vivida y disfrutada, laboralmente hablando. Se trataba de una enorme exposición de productos artesanales de varios países, incluido España, claro; y con un mimo animando aquello, y con La Banda de María, y con los compañeros compartiendo esfuerzos, ilusiones, algún disgusto y muchísimas preocupaciones... Y con Teodoro en el hotel, con nosotros, por la noche, siendo uno más de ese enorme equipo de profesionales, animando, agradeciendo, fumando, llevándose a "su" equipo a comer todos juntos, siempre reconociendo el esfuerzo de todos,...

Yo tenía su móvil, y le llamaba alguna que otra tarde, para quejarme, desahogarme, hablar con él... Él me llamó una tarde, para saber si había escuchado la melodía que se había creado para no recuerdo qué programa, para saber qué opinaba... Y no siempre, por supuesto, estuve de acuerdo con él en todo lo que hacía, faltaría más... Pero a mi me acogió en el IEDT, en su IEDT, al que había llegado de la mano de Miguél Sansón, un grande, otro grande, una persona muy especial para mi... Y con ellos he vivido y experimentado el sabor del equipo, otras vivencias, incluso otro país,... 

Dicen que es de bien nacido ser agradecido; y yo quiero serlo. Nos reunimos este jueves para despedirle, porque se nos va. Y no debe de ser tan malo, porque casi todos han puesto euros para su regalo; y casi todos estuvimos allí acompañándole en la comida, acompañándole en esas muchas lágrimas que derramó esa tarde. No, a pesar de lo que digan, no puede ser tan malo cuando allí estuvimos la gran mayoría del IEDT.

Por lo que a mi respecta, gracias, Teodoro.




miércoles, 3 de julio de 2013

Las chicas de oro

No sé si ustedes saben que el domingo acabó el Campeonato de Europa de baloncesto... femenino. Y no sé si ustedes saben que la campeona fue... España.

La publicidad que se le ha dado a este importante evento es, sinceramente, bochornosa. Ya sabemos que en España gobierna la derecha (¡y bien derecha que está demostrando ser!)... pero es que vaya tela con la izquierda que sufrimos. Con el bombo y platillo que se le está dando de unos años para acá a la igualdad de sexos; con la miríada de millones de euros que se están gastando; con la casi vergüenza que está dando ya mirar a una chica que pasee con su minifalda al aire, no se le vaya a tachar a uno de troglodita poco más ó menos... resulta que la selección española de baloncesto femenino juega un Campeonato de Europa... y las televisiones ni se coscan. La única emisora que ha emitido sus partidos ha sido TDP (Teledeporte), y yo creo que ha sido porque le ha venido bien para "rellenar" su parrilla; que si no, a lo mejor pues tampoco...

¿Se imaginan ustedes que hubiera sido la masculina?. Alguna de las grandes cadenas lo hubiera emitido seguro, segurísimo; se le hubiera dado una publicidad enorme; y nos hubiéramos enterado sí, ó sí... Y aquí resultan que nuestras feministas de izquierdas, ni se coscan, ni protestan, ni dicen ni pío... Lo cual resulta además más curioso si tenemos en cuenta que han desperdiciado una ocasión buenísima para poner como los trapos a los del PP... Pues ni por esas...

Y si ustedes no han visto los partidos de este grupo de chicas de oro, vayan lamentándolo ya. ¡Vaya espectáculo!. Ha sido impresionante el juego que han hecho. Yo he visto todos sus partidos, y lo único que puedo hacer es darles las gracias por lo que han hecho. La entrega, la garra, el esfuerzo, el sacrificio, la sangre fría cuando era necesaria, ... ha sido espectacular, he podido disfrutar, como suele decirse, como un enano. Ver cómo defendían su aro en cada partido, como si les fuera la vida en ello; ver la superioridad que demostraban fuera cual fuera el rival (a Serbia, actual subcampeona del mundo, le metieron 19 puntos de ventaja...); ver esa ilusión con la que jugaban, esa camaradería, esa lucha sin cuartel, sólo merece mi reconocimiento, y quitarse el sombrero. ¡Vaya equipazo de lujo!.

Hay que nombrar, es justo decirlo, a su entrenador, Lucas Montelo, que ha leído perfectamente cada partido, y dicho a las chicas cómo debían de jugar. Todo en un tono amable, sin exabruptos ni malos modos, ni gritos, ni nada... Pero poniendo las cosas en su sitio cuando había menester: precisamente en el partido ante Serbia, después de que ésta rebajara cinco ó seis puntos la ventaja que le llevaba España, pidió un tiempo muerto, reunió a las jugadoras, las tranquilizó, y les soltó un: "dejaros de mariconadas, eh?", que fue un revulsivo cuando volvieron a la pista, y ya supieron mantener la diferencia de puntos que llevaban.

En resumiendo: gracias, chicas, por vuestro pundonor y ejemplo. Y a los que me leen, no se pierdan sus partidos el año que viene, que es el Campeonato Mundial. Tenemos un equipo que hace disfrutar.



martes, 2 de julio de 2013

Apesadumbrado...

Desesperanza. Uno intenta educar siempre lo mejor que cree y puede; tomando de aquí y allá lo que en su casa ha vivido, las experiencias pasadas, lo que tus padres te inculcaron en el crecer de tu vida hacia el futuro. Pero no siempre se consigue...

Triste. Uno intenta siempre transmitir unos valores, una cultura, una forma de afrontar las cosas; porque para eso se han cumplido ya unos años, se han hecho frente a unas circunstancias, se ha ganado y perdido, se ha comportado como en conciencia creía que se debía. Pero no lo entienden...

Vacío. Se mira por la ventana de los años vividos y se examina la percepción de lo actual. Y ¡oh!, no le gusta lo que ve fuera desde esta ventana solitaria, frágil, muda. Quizás me haya equivocado...

Compungido. Uno hace, lo intenta, examen de conciencia, ahora que han pasado los años, y no le gusta todo lo que ve, porque no recibe lo que cree merecer. Pero a lo mejor es justo...

Jirones. En el alma, en la conciencia, donde mira. Cumplido ya tantos años, ¿merece, de verdad, la pena?. Se cometieron, quizás, algunos errores. Pero parece que no tantos, ....

Pesaroso. Lo hice lo mejor que supe, y me comporté lo mejor que creí. Uno es sólo, al fin y al cabo,  un ser humano, nada más. Pero en el girar loco de esta vida absurda e injusta, parece que se atisba el duro castigo que no creo merecer.

Lágrimas. No merezco el trato injusto, la mentira lanzada tan duramente, el reproche de por vida, las acusaciones inventadas. Porque nunca lo hice, y deberías de saberlo. ¿A qué viene, pues, esos inventos?.

Abandono. Porque uno elije, ó no, esposa, amigos y experiencias. Pero naces donde te toca, y te acogen casi siempre como el mayor de los regalos. Deberías saberlo, porque siempre, siempre, se ha intentado. Y eres muy injusto.

Adiós. En el transcurrir pesaroso de la vida, siempre he hecho lo que en conciencia mejor creía. Otros no lo hicieron, ó actuaron de otra forma, como mejor ellos entendían. Les va mejor, y parecen por el trato que reciben que tomaron las decisiones correctas. Uno siente no haber sido justo, quizás, y que eso justifique tu comportamiento. ¿Qué quieres que te diga?. Todos corregimos pasado el tiempo alguna opinión que en el pasado se tuvo. Hasta a ti, fíjate, te pasará.

Si de nuestros agravios en un libro
se escribiese la historia,
y se borrase en nuestras almas cuanto
se borrasen en sus hojas;
                                          (Bécquer)


lunes, 1 de julio de 2013

En la despedida, amigo...

    Ya le he dedicado varias entradas, y espero y deseo que ésta no sea la última, ni muchísimo menos... Les hablo del compañero José Mª, claro (pueden ver las otras entradas, si les apetece,  aquí).

El caso es que este jueves pasado, 27 de junio, nos reunimos compañeros y amigos suyos, para compartir con él unas horas de convivencia, tertulia, dimes y cariños... Ya lleva unas cuántas semanas jubilado, después de no sé cuántos años de servicio en la Casa Grande, en Diputación, prestando sus impagables servicios en varios, diversos y diferentes servicios. 

Lo vi algo cabizbajo, la verdad; como algo superado por el acontecimiento, él que es sencillo, afable, ganador en las distancias cortas. Intuyo que no le gustan las reuniones grandes, y que su modestia se daba cabezazos con el hecho de ser él el recibidor de tan merecido homenaje. Allí estaban, estábamos, quienes él quiso que estuvieran-estuviéramos; lo veía conversar con uno y con otro, reir, charlar, y se me agolpaba en la tristeza de los recuerdos las horas con él vividas. 

Yo conocí a José Mª hace la friolera de 28 años ya, nada menos. Había sacado mi plaza de funcionario, y me había tocado en suerte la Residencia de Ancianos de La Línea; el día de mi presentación como nuevo Director a los residentes, allí estaba él, que en aquellos entonces era el segundo de los Servicios Sociales. Desde entonces, algunos viajes juntos, otros desayunos, y alguna que otra comida. Siempre pertrechado con su bondad al hombro, con su sonrisa de hombre bueno, con esa forma de hablar susurrante y cautivadora. Me lo topé luego, ante mi agradable sorpresa, cuando me incorporé al hoy en entredicho IEDT, del que él fue secretario algunos años. Y con él, y con Javier, su sobrino, me apalanqué en el desayuno los primeros días de mi estancia allí, ya que apenas conocía a nadie.

En la comida me encontré, por cierto, al compañero bloguero Juanfran, del que no estaba seguro de conocerlo físicamente... hasta ese día. Tenía mis sospechas, es cierto, de quién podía ser; pero dado mi natural despiste a la hora del reconocimiento facial, no las tenía todas conmigo. Y sí, confirmé que era quien yo creía que era. Y fue todo un placer, claro que sí, cómo no, poder charlar aunque fuera brevemente unos minutos con él. Ya sabe que mi estima es grande, que hace una labor estupendísima con su blog, y que le debo y me debe un café para tomar juntos. Ah!, y no dejen de pasarse por su blog de viajes (Gentes y Tierras), "Una bitácora de viajes, historias, realidades y ensoñaciones que me acontecieron cuando visité otras tierras y me relacioné con otras gentes."... dicho en sus propias palabras. 

Después del almuerzo, como no podía ser menos, bajamos a la terraza del restaurante, en  la plaza San Francisco de Cádiz. Y allá estuvimos unas cuántas horas más (yo me fui a las ocho, y creo que se quedaron al menos otra hora). Las últimas horas...
 

En fin, que no quiero alargar esto más de lo debido. Que, querido José Mª, ha sido un honor haberte tenido como compañero, haberte conocido, y haber charlado y aprendido contigo. ¡Qué bueno sería este mundo maldito si todos fuéramos como tú!: un hombre bueno, bondadoso, sabio...

 Espero verte pronto por estas calles de Cádiz, y, claro que sí, compartir contigo aún algunos desayunos y muchas charlas, querido José Mª. Un fuerte, fuerte, abrazo, de este que te quiere.