sábado, 24 de agosto de 2013

Debate moral

Interesante debate el que se está produciendo en estos días en las redes sociales... Ya saben ustedes que Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid, ha sufrido un grave accidente de moto, a resultas del cual permanece ingresada en el Hospital de La Paz, un hospital... público. Este detalle es importante, como leerán a continuación.

Cristina Cifuentes se ha caracterizado en su labor de Delegada del Gobierno por ser una persona de la derecha más rancia y antigüa, como lo demuestra el hecho de que no ha vacilado en ordenar a la Policía el reparto de estopa a cualquiera que osara manifestarse; bajo su mandato, la policía se está haciendo famosa por la leña que da... Aparte, esta señora es firme defensora, como sus "privilegiados" compañeros del PP, de "externalizar" la sanidad, encomendando la gestión de los hospitales públicos a empresas privadas.

Bien, el caso es que el accidente provoca una paradoja: quien defiende sin tapujos lo privado frente a lo público... ingresa en un hospital público. Hombre, se dirá, no ha tenido elección: cuando los servicios de urgencias han llegado (SAMUR), esta señora estaba inconsciente, y no ha podido decidir. Sí, es cierto. Tan cierto como que a lo mejor, vista su radical actitud, esta señora podía haber dicho ó dejado claro, y que todo el mundo supiera,  que, en caso de que alguna vez tuviera necesidad y ella no pudiera hablar, la trasladaran de inmediato a cualquier hospital privado, en la que tanta fe parece tener. Digo yo...

Es curiosa la vida, verdad?. Porque a quien con tanto ahínco defiende la gestión privada frente a la pública... resulta que le están salvando la vida médicos y enfermeros "públicos"... Esto me recuerda, como ya escribí una vez, a esos ministros y altos cargos públicos del PSOE a los que se les llena la boca hablando de la enseñanza pública... cuando llevan a sus hijos a colegios privados. Y religiosos, encima, para más inri, ellos que son tan ateos y anti-iglesia... Paradójico, no?

El caso es que, parece, ya ha habido médicos del hospital de La Paz exigiendo el traslado de Cristina Ciifuentes a un hospital privado... Y las redes sociales bullen con comentarios de todo tipo sobre ésto; algunos incluso  hasta desgraciados, diría yo, porque piden que no se la atienda, y poco más ó menos, que la dejen morir. Lo cual plantea un debate, digamos, "interesante": ¿sería lícito, en bien del interés público dejar morir a una persona?. ¿Deberían los sanitarios implicados en su curación dejar de atenderla, puesto que su restablecimiento, en un corto ó medio plazo, terminará perjudicándolos...?. ¿Salvarías la vida a una persona que sabes que, si vive, terminará perjudicándote?... 

No se asombren: ese es el debate que se está reproduciendo en las redes. En cualquier caso, lo que yo pienso es que, sin duda, se está haciendo lo que se debe de hacer... aún en el caso de una "señora" muy alejada, parece, de la bondad que todo ser humano se supone que alberga en su interior. Quizás, nunca se sabe, la sanidad pública le salve la vida; y ello  suponga un cambio de opinión y de actitud en Cristina Cifuentes...

Nunca se sabe, no?. Lean el interesante artículo del profesor Juan Torres: ¿Desear la muerte del adversario?. Y pregúntense ustedes qué harían en este caso...


1 comentario:

  1. En este caso, Carlos, y aunque la tipa sea como sea (y desde luego no es santo de mi devoción, como nadie del PP) creo que no hay debate: es una vida humana y la prioridad es salvarla, a pesar de sus ideas privatizadoras. De todas maneras creo igualmente, que si estuviera en una clínica privada también tendría los mejores médicos atendiéndola porque no hay que olvidar que muchos de nuestros estupendos médicos en la sanidad pública también trabajan en la privada.

    Lo único que hay que desear es que salga con bien y que una vez restablecida vea algo de luz y deje de ser tan estúpida como ha sido en tantas ocasiones, esas que tu has descrito tan bien.

    Buen comienzo de semana, Carlos :)

    ResponderEliminar