viernes, 13 de septiembre de 2013

Moderación, señores...

No sé si recuerdan ustedes la película "Aterriza como puedas"... Hay una escena, en el aeropuerto, en la que al protagonista de la peli, mientras corre en su interior, le empiezan a acosar los miembros de diversas sectas, incluidos los famosos Hare Krishnas con su pegadiza canción...

Bien, a este hombre sólo le queda defenderse a mamporrazo limpio para quitárselos de enmedio y poder llegar a su destino. Lo recuerdan, verdad?.

El caso es que eso mismo es lo que empiezo a sentir cada vez que paso por la calle Ancha de Cádiz; no sé qué tiempo llevarán ustedes sin pasar por ahí; pero el caso es que de unos meses para acá, esta calle reproduce casi a la perfección la escena arriba descrita. Y empieza a molestar, sí...

Verán: Cruz Roja y ACNUR, en su laboriosa y admirable labor, han decidido que la mejor forma de reclutar socios es... agobiándolos. Y creo, sinceramente, que se deben de moderar algo. Hay mañanas en que, sin exageración, como casi cada 25 metros me he ido encontrando con, por ejemplo, voluntarios de Cruz Roja intentando pararte, hablar, explicarte, convencerte,... de la necesidad de que te hagas socio. Y bueno, sí, que está muy bien y es necesario; pero lo están haciendo de forma que van a conseguir que por la calle Ancha no pase nadie, porque cada pocos metros te están parando. Y casi, casi, se podrá decir de la calle Columela, también...

Comparto la excepcional labor que hacen ambas entidades; me parece digno de todo elogio; merecen todo el reconocimiento del mundo... Pero caray, no creo que haya necesidad de agobiar al pasante por la calle, porque llegan, ciertamente, a saturar. Y creo que eso hay que evitarlo. ¿Tú cómo vas a estar cada veinte metros explicándole al muchacho/a que te para que tienes prisa, que es mal momento, que ahora no puedes detenerte, que... ya eres socio, por ejemplo?.

En fin, que no quiero que se me molesten; pero ruégoles a los dirigentes de ambas entidades que refrenen algo las campañas de captación. Que uno tiene derecho, digo yo, a "pasar" por alguna de esas calles sin sobresaltos...

(La esposa de este modesto autor es socia de Cruz Roja; su hija es voluntaria de Cruz Roja desde hace años; su yerno trabaja en Cruz Roja;... Lo digo para que no piensen mal...)

2 comentarios:

  1. No pensamos mal, Carlos, pues tienes razón, a veces es insoportable tanto afán. Está bien que nos recuerden que seamos solidarios, pero sin que tengamos que hartarnos con sus requerimientos.

    Buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo voy a completar este atosigamiento rutinario que sufrimos los que paseamos las calles a diario, y no solo en Cádiz. Aquí en San Fernando, por la calle Rosario y San Rafael, entre mendigos; negros; las Rumanas; las gitanas, con el romero; los/as que te presentan un escrito haciéndose el mudo; más otros que te dan los buenos días con una insistencia petitoria..., en fín un número de personas que te incordian el pasear que es lo que uno quiere. A estas Organizaciones como Cruz Roja, hay que añadir las Compañías de Seguros que en las aceras más transitadas te implantan una mesa y nada dos señoritas que te vienen carpeta en mano a conseguir otro cliente. Que no,así no es el convivir diario; yo con quien quiero pararme en medio de la calle es con los amigos y conocidos de toda una vida. Un saludo.

    ResponderEliminar