martes, 29 de octubre de 2013

Teñida en sangre

Y mientras los ERES y las ERAS, y la economía que dicen que mejora, y los parados suben, y los pobres se empobrecen, y los políticos se enriquecen, y dicen que nos espían, y muestran una indignación que nadie se cree, y la vida sigue, y la rutina se asienta, y... ¡Seis muertos, seis!, engrosan la ya abultada bolsa de mineros enfrentados a la fatalidad de un destino perro...

Una tragedia, sí, una más que asola el vivir cotidiano de esta España mísera, hundida, casi enterrada ya en la desesperanza de un porvenir incierto. Ahí las tienen ustedes, noticia por uno ó pocos días, llorando desconsoladas la muerte del ¿marido?, ¿el padre?, ¿el hermano?. Quizás... ¿el hijo?...

¿Y quién es capaz ahora de dar consuelo a quien ha perdido a un ser amado?. Uno ve la imagen desgarradora, el dolor subyacente, la tristeza en la mirada, el desconsuelo manifiesto... ¿Y qué les dices, si pudieras, si estuvieras allí, con ellas, llorando también a tantas víctimas de un accidente descarnado?. Porque esta es la vida real, a la que nos enfrentamos siempre en cualquier punto del país, porque miremos donde miremos, la muerte es siempre una presencia inquietante, turbia, ... cruel.

Se despidieron ayer, como tantos otros días, con una frase, unas palabras, un beso en la mejilla, una sonrisa tierna... Se despidieron como todos los días, como tantas otras veces, pensando cada uno en sus preocupaciones diarias, intrascendentes, casi vanas, podíamos decir... Sabiendo que la vida es cuestión de horas, que te veré pronto, que te besaré de nuevo los labios a mi vuelta mirando tus ojos picarones, y susurrándote como siempre que te quiero, que te amo, que qué suerte compartir contigo los avatares de este mundo que ahora parece incluso bello...

Se despidieron ayer sin poder decirse un último piropo, ignorantes ambos de la fatalidad de esas minas asesinas. ¿Quién puede esperar destino tan trágico?. ¿Quién puede adivinar que el ser querido que sale ahora de tu casa, estará pocas horas después en ese cielo que hoy nos parece tan lindo?. ¿Quién no daría un beso mucho más apasionado y cariñoso si fuéramos conscientes que, quizás, sea el último?.

Veo la imagen de un guardia civil abrazado a un familiar; y es una fotografía tan tierna, tan insultantemente bella, tan profunda, tan sensible... Es el abrazo del dolor, de la solidaridad, del desahogo... Tan necesario en esos momentos como el agua lo es para seguir viviendo. Me emociona ese abrazo, entre dos personas quizás tan distintas; porque ese abrazo tan sencillo, tan puro, tan sentido, simboliza el abrazo que, yo creo, todos quisiéramos dar en esos momentos tan penosos.

Se nos va la vida, sí, con el dolor de los familiares, de las esposas, de los hijos, de los padres, de los hermanos... Se nos inunda el alma de una pena tan grande como asistimos, impotentes, a tanta pérdida humana...

lunes, 28 de octubre de 2013

Asombroso

Asisto, entre atónito y cabreado, a la campaña insultante que los empresarios de este país nuestro de miserias y chorizos llevan propugnando sin vergüenza alguna de unos meses para acá.

"¡Hay que bajar los sueldos!"-... coño, digo yo que también se podrían bajar los beneficios, no?, y así intentar ser más equitativos.

"¡Hay que alargar hasta los 70 años la edad de jubilación!"- que, no sé yo si esto lo están pensando bien. Porque, a ver... Si a medida que se cumplen más años, los achaques de salud se van incrementando, como es normal, no sé yo porqué ese empeño de estos empresarios en tener plantillas cada vez más viejas. Es que me parece de tontos, la verdad... ¿De verdad creen que una empresa cuya plantilla tenga una media de edad de, pongamos, 69 años, va a ser competitiva?. Entre esa salud que va mermando; el cabreo por no estar aún jubilado; las fuerzas que no acompañan; la caradura que, como es lógico, va aumentando conforme pasan esos mismos años... ¿Esta gente sabe lo que propugna, ó con el gusto de decir sandeces no reparan en gastos?....

"¡Hay que endurecer las condiciones para cobrar el subsidio de desempleo!"- su put... madre, habría que decir. Que no digo yo que no haya fraude, que lo hay, claro que sí. Pero también hay que decir que no pueden pagar justos por pecadores, y que hay mucha gente que, después de muchos años de servicios a una empresa, se ve en la calle, con un paro escasito, una hipoteca que pagar, unos hijos estudiando una carrera, y un futuro no muy halagueño, ciertamente... 

"¡La CEOE propone despido gratis el primer año!"- hombre, claro, y chupársela si es posible, por pedir...

Uno no se explica de dónde ha salido esta élite empresarial española, es alucinante. Como ya dije una vez aquí mismo, el número de tontos en este país va creciendo espectacularmente cada día que pasa... Resulta sorprendente que hablen con tanta ligereza de bajar los sueldos, por ejemplo. Pero a ver, listillos: si la gente gana menos, como es evidente gastará menos; o sea, comprará menos; ó sea, disminuirán los ingresos de empresas, comercios,...; ó sea, cerrarán más empresas y comercios; ó sea... ¿Eso es lo que ustedes buscan?. ¿Vender menos?. ¿Ingresar menos?. ¿Cerrar sus empresas?. Desde luego, a más de uno y de dos le vendrá bien dejar de fumar porros, eh?.

Eso sí, para qué se van a meter con aquellos tocayos suyos que explotan a sus trabajadores, haciéndoles trabajar 12 ó 14 horas, y pagándoles 5; ó que dan a sus empleados un trato diario vejatorio y humillante; ó que tienen a una manzana de vecinos sin poder descansar por las noches, porque lo importante para ellos es "su bolsillo", y a los demás que le vayan dando... Para estas cosas, esta élite empresarial, mafiosa, vividora, explotadora, no tiene nunca nada que decir. Todo lo que se les ocurre va siempre encaminado a la misma dirección: volver a unas condiciones laborales más propias de la Edad Media que del siglo XXI. ¡Alucinante!.

Y encima hay que soportar a políticos vividores, que no han pegado un palo al agua en su vida, aplaudir entusiasmados unas ideas retrógradas y vergonzantes... ¡País!

sábado, 26 de octubre de 2013

La normalidad de los días

Pues signo de la normalidad que, afortunadamente, nos va llegando cada día que pasa, ayer nos acercamos a El Vagamundo, especie de café-teatro sito en el Palillero, de Cádiz. Nos habían invitado al concierto que allí iban a ofrecer, a las 21'30 horas, el grupo de música StereoShack, en el que toca mi sobrino Àlvaro, y del que ya les hablé hace no tanto tiempo (pueden recordar la entrada aquí)...

El caso es que, como ya les dije en su día, pues... me gustan. Son todavía muy jóvenes, claro; aún deben de madurar, ganar experiencia, terminar de afinar cosas, pero... creo, sinceramente, que van por muy buen camino. Ayer no era el escenario idóneo para lucirse, precisamente. Dense cuenta de las condiciones: un local pequeño, en el que la música, dado su volumen, casi retumbaba, ya que el escenario está pegado prácticamente a las mesas... No es el mejor sitio para un grupo de rock, claro. A pesar de lo cual, ayer ya tuve ocasión de escucharles en directo, varias canciones, no en Youtube, como cuando escribí ese artículo anterior. Y pese a los inconvenientes, ya digo, pues me gusta la música que hacen: pegadiza, sonora, potente, con buenos solitarios de guitarra....

Añádenle que además se han hecho con un grupo de "fans", cosa imprescindible hoy en día como ustedes comprenderán, y no se asombren que, de aquí a no mucho, vayan ustedes escuchando hablar de una nueva banda musical, joven, gadita, que hace una música interesante, repito, y que poco a poco se va abriendo camino en ese espinoso mundo musical. Y si no me creen, ahí llevan una  foto del club de fans en pleno apogeo disfrutador del espectáculo:


Después de concierto tan deleitoso, nos fuimos a cenar a La Gorda te da de comer, ahí en la calle Rosario, en el mismo sitio donde hace años estuvo El Pescador, creo recordar. Una buena cena, acompañado de Rosa y Mariano, nuestros cuñados, y padres de Alvaro, el guitarrista y compositor del grupo; de nuestros hijos; de la presidenta del Club de Fans, Marta, médica ya mismito, y hermana de Alvaro; y unos amigos... Una cena algo copiosa, quizás, pero tranquila y relajada, agradable.

Y hoy ya, visita al Àrea Sur de Jerez, a comprar ropa para la nueva temporada. No sé ustedes; pero a mi me sigue sorprendiendo que con, la crisis tan profunda que vive este país, haya tanta gente en cualquier centro comercial, y no sólo mirando, ojo, sino comprando y comiendo, porque luego no fue tan fácil encontrar un sitio donde apaciguar el hambre... En fin, las cosas de España, Andalucía y Cádiz.

Así que bueno, que uno está encantado de estas cosas, de escribirles, de que la rutina y la falta de sucesos anormales se vaya apoderando de mi vida...


jueves, 24 de octubre de 2013

Y yo me pregunto...

Voy al centro, a hacer unas gestiones (aclaro: trabajo en Cádiz interior, pero mi lugar de trabajo está muy esquinado... A unos 10-15 minutos de lo que es el centro histórico de Cádiz).

Andar por Cádiz siempre es un placer; pero... Cuento, no sé, cinco, seis, siete,... bastante, demasiada gente pidiendo en la calle. Leo que uno dice "Tengo hambre"; otra "Tengo cuatro hijos, y...."; "No tengo casa..."... Otros te saludan, animosos, con un "Buenos días" que me regolpetea el interior, cuando lo veo con esa mano al viento, extendida, pidiendo una limosna...

¿Puede haber gente que pase ante ellos y no les remuerda el alma?. ¿Hay a quién no le afecta ver tanta miseria en la calle?. No sé, es triste, preocupante, yo diría que hasta deprimente... Aún cuando no sean todos los que son, porque como dijo el torero aquél, "hay gente pá tó..."... algunos, muchos de los que hacen malamente la calle, sí son, sí tienen necesidad acuciante, vital, de dinero, de alimentos, de casa en la que cobijarse, de algo que le dé una mijita de esperanza con la que encarar a cara de perro este futuro negro que les aguarda. ¿Futuro, digo?. Este presente de pobre, de oprimido, de casta social abandonada y apartada de una sociedad injusta...

Uno ve a tantos hombres, mujeres, muchachos, desamparados en el duro asfalto de la calle, sin sitio en el que cobijarse, sin algo sólido que le caliente algo su estómago, sin una triste esperanza de aliviar en algo la situación infausta que están viviendo, que no puede más que torcer el gesto cuando escucha a estos bobalicones de la política decir que ya se está saliendo de la crisis... ¿De la crisis?. ¿De qué crisis?. ¿De la crisis galopante de valores que estamos viviendo en estos tiempos inhóspitos?. ¿De la crisis económica que está enriqueciendo aún más a los que ya eran ricos?. ¿De qué crisis vamos a salir?. ¿De esa crisis que nos está empobreciendo aún más, que está arrojando a la calle a miles de trabajadores, que está ayudando a que Botín y muchos como él se estén llenando los bolsillos?...

Es muy duro pasar por la calle, y leer  un cartel en el que su portador dice "Tengo hambre". ¿Cómo es posible que en este siglo XXI en el que estamos, en una sociedad de la Europa democrática y socialmente avanzada, haya aún tantos y tantos seres humanos viviendo en la calle, arrastrados a la pobreza, sin nada que comer, sin trabajo, y ¡pasando hambre!....?. ¿Esta es, quizás, la sociedad en la que uno quiere vivir?. ¿Este es, quizás, el futuro que nosotros años atrás nos planteábamos?. 

Es duro, muy duro, pasear por la calle y ver tantas caras tristes, tantos corazones necesitados, tantos seres victimas de la desesperanza...

miércoles, 23 de octubre de 2013

Rutina

En estas dos semanas y pico en las que mi preocupación ha ido por derroteros distintos a los habituales, de cuando en vez se me venía  a la cabeza la idea de qué bueno sería volver a la rutina diaria...

Hace no muchas semanas, recuerdo que hice un comentario a este respecto en una de las entradas de mi amiga bloguera Mª Carmen Polo (Vida y Sendero). No sé si lo recuerdas, Mª Carmen...

El caso es que esos días en que la primera y única preocupación era la recuperación de mi hija, sin pensar como es natural en otra cosa que no fuera eso, uno los vive desosegado, inquieto, nervioso. Todo depende, claro, de cómo sea el día a día de uno; si estás enfermo, se estará deseando salir de ese "impasse" diario de malestar físico; y si la vida, por desgracia, no te acompaña a la hora de cubrir tus necesidades básicas diarias, cuando toque la hora de levantarse por la mañana estarás maldeciendo la mierda de vida que te ha tocado vivir. Pero...

¿Y si llevas una vida, digamos, "normal"?. Y si tienes un trabajo normal, unas necesidades cubiertas, unos amigos con los que salir, unas aficiones que te llenan....? . ¿Y si tu vida diaria es levantarte por la mañana para ir a un trabajo que no odias, volver a tu casa sabiendo que hay comida que llevarte a la boca, pasar la tarde con tu familia, salir con los amigos, ver un partido, ir al cine, ó hacer la compra semanal en el hipermecado de siempre....?. Sin grandes proyectos, ni lujos, ni protagonizar hechos históricos que pasarán a la historia... ¿Y si tu vida es, ni más ni menos, que llevar una existencia tranquila y sin sobresaltos? (rutinaria y cómoda; pero no aburrida...).

Pensaba en ella cada instante, me devoraba el dolor por dentro, la veía allí, en la cama, dormida... y todo me parecía como si estuviera viviendo un sueño, una pesadilla... Y hoy ya, cuando veo que se recupera tan bien, que la sonrisa vuelve a nosotros, que he recuperado la normalidad de mis días a diario, no puedo nada más que sentirme contento y satisfecho de volver "a mi rutina diaria"...

¿No creen?.



lunes, 21 de octubre de 2013

Un susto, sí, un susto

    Unas horas dramáticas las que pasamos, viendo pasar el tiempo sin poder verla, sin tocarla, sin poder acompañarla en esos momentos tan malos. Se nos iba la vida por la boca, pendientes sólo del móvil, del wasap, de que nos dijeran cómo estaba, qué decía, si hablaba, mientras devorábamos interminables kilómetros de una carretera oscura como noche de lobo.

¿Pero está bien?. ¿Respira?. ¿Vive?. ¡Dios, cómo, cómo ha podido pasar esto!. ¿Y qué nos encontraremos al llegar?. Que viva, que viva, como sea, pero sólo queremos verla, estar allí con ella, consolarla, desahogarnos, enjugar las nuestras lágrimas en su mejilla, hablarla, besarla, sonreirle... Y Sevilla, dónde está Sevilla que nunca llegamos?. Sí, dime Erika, ¿está bien, verdad?. ¿Qué dicen los médicos, tú como la ves, respira, habla, se queja, duerme?... Y a uno se le sale el corazón por los ojos, y no se siente el pulso, y los ojos se le mojan de la sangre del alma, pensando en que ella está allí, en la UCI, que se siente sóla, que no ve a sus padres, que no sabe qué le ha pasado...

Nunca seis horas han durado tanto, ni la carretera se ha estirado tanto, ni la fe en un ser superior ha estado tan cerca. Porque uno reza, murmulla, protesta, se enfada, llora, gime, se duele, se martiriza cuando es tu hija la que ha sufrido un revés tan doloroso, tan duro,... que nadie se merece, sin duda, pero menos que nadie ella, tan angelical, tan activa, tan vitalista, tan optimista siempre,...

Se recupera ahora con nosotros, en su casa y en su cama, en su cuarto, con los mejores deseos de todos, que son muchos, los que la quieren, los que pasaron también por esos momentos de tanta incertidumbre que se acercaron, demasiado, al más cruel de los dramas. Ahora la veo, le doy un beso, le sonrío, y no hay mayor paraíso en el mundo que éste, que tenerla a tu lado, que hablarle y que te hable, que le preguntes y te pregunte, que la cojas de la mano, y te la retenga. 

No hay mayor felicidad en el mundo que tenerte aquí, con nosotros, hija.




viernes, 4 de octubre de 2013

Nos va a sacar del agujero nuestra ... madre

Reunión, ayer, de Comunidad... Bufff, ya saben, se lo imaginan, no?. Las reuniones de comunidad parecen aquellos sitios donde se manifiesta lo peor del ser humano; y así, el que es un imbécil en su casa, pero lo disimula, en la reunión de comunidad lo demuestra a su gusto. Y el que no osa levantar la voz en la intimidad, allí se siente como cerdo en el fango para decir tonterías en voz alta...

A lo que iba:  se trata de aprobar entre tres presupuestos la reforma del edificio... Bueno, es algo que no entiendo: hace pocos años se acabó ya una reforma integral de todo, se supone que para solucionar las muchas deficiencias que había. Parece que no se hizo bien, como siempre, y ahora hay que volver a hacerlo. Claro que es la tercera vez que se haría, porque ya hubo una primera que también fue una porquería... En fin, lo normal en España, ya saben, que uno paga una cosa, y le hacen un octavo de lo pactado, y encima, mal... Total, que hay que volver a rascarse el bolsillo en unas obras que, nuevamente, se harán mal, y así dentro de cinco años, tendré que volver a escribir sobre que el edificio hay que volver a reformarlo. España, en toda su génesis..

Bien, el caso es que en los últimos meses se había creado una comisión para ir recabando informes, opiniones, quejas, denuncias, etc de los vecinos. Y así llegamos al día de ayer; día en el que, como imaginarán, no se pudo aprobar nada, porque muchos vecinos, entre gritos, quejas, denuncias, malos modos, etc manifestaban ostensiblemente que su casa, poco más ó menos, se les iba a caer... Tiempo han tenido, claro, para hacerselo llegar a la gestoría que lleva nuestros asuntos, ó al Presidente; no lo han hecho, como es normal en esta España de flojos, pícaros, sinvergüenza, ladrones y putas (y putos, claro...)... Y la reunión, pues lo de siempre: gritos, interrupciones, malas caras, estupefacciones varias, asombros, tonterías de todo tipo y condición... España, vamos... Total, que nuevamente hay que llamar a las empresas interesadas para que rehagan los presupuestos incluyendo los desperfectos que vayan diciendo los vecinos, a los que habrá que ir visitando en cada casa para comprobar "in situ" los desperfectos varios...

Solucionado el primer punto, pasamos al segundo: ruegos y preguntas. Un vecino pide que los niños no jueguen al balón en el patio, porque no le dejan descansar con los balonazos que dan a las paredes. De hecho, desde hace ya muchos años, hay un cartel en dicho patio que lo prohíbe... Aquí salta ya la sangre española: pues mi hijo, digan lo que digan, va a seguir jugando con el balón en el patio (la chulería parece que va intrínsica en los genes del español...); pues a mi hijo que nadie le diga nada cuando moleste, que venga a mi (que soy el padre) y me lo diga a la cara; pues entonces donde van a jugar los chiquillos; pues... Ahora estamos ya en el siglo XXI, y no se lleva eso de los navajones albaceteños en la faja, que si no... Se lo imaginan, no?. O sea, pónganse en situación: usted ni se atreva a llamarle la atención a cualquier niño que a las dos de la madrugada esté dando balonazos en la pared de su casa; siéntese, tranquilo, sin irritarse, allí mismo, a la espera de que venga el papá, ó la mamá, ó... su puta madre, para decirle que su hijo está molestando; con las consecuencias que ya imagina, a que sí???:  "Que mi hijo molesta?. ¿Pero tú quién te crees que eres, gilipolla?. ¿A mi hijo le vas tú a decir que no puede jugar, cabrón?. ¡A que todavía te voy a dar un guantazo, malageeee!"...  Porque aquí es normal que a las dos de la madrugada, el "niño" esté molestando a los vecinos a balonazo limpio; y que se jodan esos vecinos "que no lo comprenden"... ¿Se sorprende alguién que con unos padres "asín", nadie sea capaz de llamarle la atención en la vía pública a quien, impunemente, lanza un papel al suelo, por ejemplo?. Anda que no te va a caer ná...

Un país agitanado, maleducado, encarado, irrespetuoso, bronco, egoísta, sin capacidad de exigir a los de arriba, pero permanentemente enfrentado al de al lado, chulo, incapaz de respetar al prójimo, siempre dispuesto a sacar la navaja para enfrentarnos, envidioso, criticón, ...

Como dice Pérez Reverte, nuestro flamante Académico de la Lengua: ¡Nos va a sacar de la crisis nuestra puta madre!. (http://www.finanzas.com/xl-semanal/firmas/arturo-perez-reverte/20130929/calvario-becario-6269.html)


miércoles, 2 de octubre de 2013

Vivir del... (cuento?)

La situación de esperpento a la que está llegando el PSOE en Cádiz empieza a llegar ya a niveles vergonzantes. Lo que está pasando con la Escuela de Hostelería de Cádiz, que depende de la Junta de Andalucía, es ya de vergüenza ajena; de vergüenza ajena ó para freír a palos a más de uno...

Verán ustedes: esta escuela tiene un altísimo grado de satisfacción de sus alumnos por la formación que reciben. Y no sólo de ellos: también de las empresas de hostelería en general. La prueba es que el grado de inserción de su alumnado es, si no recuerdo mal, aproximadamente de un 80%... Que ya es, no me digan que no, en los tiempos de tanta carrera universitaria inútil. Parece que incluso se llega al extremo de que hay alumnos que ya tienen un puesto de trabajo asegurado antes de terminar estos estudios; increíble, pero cierto...

Cuando uno se encuentra con una "joya" así, es evidente que se la debe de mimar, cuidar, promocionar, apoyar, y todo lo que ustedes se pueden imaginar, no?... Pues no... ¿Saben ustedes que los trabajadores de la Escuela llevan meses sin cobrar sus nóminas?. ¿Saben ustedes que no se sabe cuándo va a empezar el curso 2013-14?. ¿Saben ustedes que los alumnos se han reunido ya con no sé cuánta gente, y aquí nadie sabe nada?. ¿Saben ustedes incluso que corre peligro el nuevo curso?...

A bote pronto, he leído que ha habido reuniones de los alumnos con Jiménez Barrio, nuevo Consejero de la J/A (otra "joyita" de la política gaditana; muy educado, muy afable, muy amable, bonachón, sí ... otra cosa es su "aptitud", de dudoda calificación); con Diego Valderas (vicepresidente de la Junta), y otro al que eso de "trabajar" parece que no le suena mucho...; con la delegada provincial de Educación y Cultura; con cargos diversos de la Administración educativa; con Ignacio García, parlamentario de IU de Cádiz;... En fin, para qué seguir. 

¿La respuesta?. "En breve se solucionarán los problemas"; "Son problemas puntuales de Tesorería que..."; "En unos días, todo estará resuelto";... Y así llevan ya semanas y semanas, sin que nadie tenga dos dedos de frente, dé un puñetazo en la mesa, y diga "se acabó", adoptando las medidas que correspondan...

Pues nada, eso es lo que hay, ese es el nivel de los personajillos que se han apoderado de la esfera pública andaluza y española desde hace ya casi cuarenta años. ¿Ustedes entienden que un sitio que "inserta" a sus estudiantes en el mercado laboral, esté pasando por lo que está pasando?. Con este nivel, ¿alguien se pude sorprender los cinco millones de parados, del chuleo de Gibraltar, del hazmerreir del país en el mundo, del desasiego cada vez mayor de los ciudadanos, de la imagen cada más pésima de este ínfame clan político que tenemos la desdicha de soportar?.

¡Qué vergüenza!