jueves, 24 de octubre de 2013

Y yo me pregunto...

Voy al centro, a hacer unas gestiones (aclaro: trabajo en Cádiz interior, pero mi lugar de trabajo está muy esquinado... A unos 10-15 minutos de lo que es el centro histórico de Cádiz).

Andar por Cádiz siempre es un placer; pero... Cuento, no sé, cinco, seis, siete,... bastante, demasiada gente pidiendo en la calle. Leo que uno dice "Tengo hambre"; otra "Tengo cuatro hijos, y...."; "No tengo casa..."... Otros te saludan, animosos, con un "Buenos días" que me regolpetea el interior, cuando lo veo con esa mano al viento, extendida, pidiendo una limosna...

¿Puede haber gente que pase ante ellos y no les remuerda el alma?. ¿Hay a quién no le afecta ver tanta miseria en la calle?. No sé, es triste, preocupante, yo diría que hasta deprimente... Aún cuando no sean todos los que son, porque como dijo el torero aquél, "hay gente pá tó..."... algunos, muchos de los que hacen malamente la calle, sí son, sí tienen necesidad acuciante, vital, de dinero, de alimentos, de casa en la que cobijarse, de algo que le dé una mijita de esperanza con la que encarar a cara de perro este futuro negro que les aguarda. ¿Futuro, digo?. Este presente de pobre, de oprimido, de casta social abandonada y apartada de una sociedad injusta...

Uno ve a tantos hombres, mujeres, muchachos, desamparados en el duro asfalto de la calle, sin sitio en el que cobijarse, sin algo sólido que le caliente algo su estómago, sin una triste esperanza de aliviar en algo la situación infausta que están viviendo, que no puede más que torcer el gesto cuando escucha a estos bobalicones de la política decir que ya se está saliendo de la crisis... ¿De la crisis?. ¿De qué crisis?. ¿De la crisis galopante de valores que estamos viviendo en estos tiempos inhóspitos?. ¿De la crisis económica que está enriqueciendo aún más a los que ya eran ricos?. ¿De qué crisis vamos a salir?. ¿De esa crisis que nos está empobreciendo aún más, que está arrojando a la calle a miles de trabajadores, que está ayudando a que Botín y muchos como él se estén llenando los bolsillos?...

Es muy duro pasar por la calle, y leer  un cartel en el que su portador dice "Tengo hambre". ¿Cómo es posible que en este siglo XXI en el que estamos, en una sociedad de la Europa democrática y socialmente avanzada, haya aún tantos y tantos seres humanos viviendo en la calle, arrastrados a la pobreza, sin nada que comer, sin trabajo, y ¡pasando hambre!....?. ¿Esta es, quizás, la sociedad en la que uno quiere vivir?. ¿Este es, quizás, el futuro que nosotros años atrás nos planteábamos?. 

Es duro, muy duro, pasear por la calle y ver tantas caras tristes, tantos corazones necesitados, tantos seres victimas de la desesperanza...

2 comentarios:

  1. Precisamente hace un rato ha venido mi hija de impartir un curso en Cadiz, y me ha estado hablando de eso, de la pobreza a la que se estan viendo abocadas tantas gentes que hace nada tenian un trabajo. Y ahora estan de la caridad. No se si es deningrante o espeluznante, o las dos cosas a la vez.

    ResponderEliminar
  2. Cada vez se me hace más cuesta arriba entender cómo la gente sigue votando a los dos partidos que han sido arte y parte de esta debacle que nos está tocando vivir... y no me quiero olvodar de los sindicatos, Tremendo ¡No aprendemos!
    Me gusta pasear por Cádiz y cada vez es más difícil disfrutar de sus calles, plazas y monumentos. Uno y otro día encuentro comercios recien cerrados. Hay calles que han perdido casi toda la actividad.

    ResponderEliminar