viernes, 27 de diciembre de 2013

Un buen fin de año

La pude, por fin, abrazar. Después de tantos, demasiados, años... En esta semana navideña en la que nos reunimos con la familia, en la que cantamos (mal), bailamos (peor), y nos abrazamos y reímos... Este miercoles fue, para mi, muy, muy importante.

Te tuve en mis brazos, sonriente, como me dicen que eres; mi recuerdo era, de ti, muy difuso. Mea culpa, sí; ya se los comenté en otra entrada, hace unas semanas. Esta vida tan injusta, tan ridícula, tan absurda que llevamos, hace que cometamos tantas, demasiadas, equivocaciones, que uno no puede más que arrepentirse por aquellas decisiones erróneas, tomadas a ciegas, sin, quizás, ese mínimo de reflexión tan necesaria...

Y el recuerdo que tengo, sí, es el de una niña pequeña, con pocos años, no recuerdo si, incluso, rubia quizás... Qué pena de tantos años perdidos, de haberme perdido tu crecimiento, tus cumpleaños, tus fiestas, tus alegrías... Qué pena de esas vivencias perdidas que ya nunca se recuperarán, de esas reuniones familiares no tenidas, de esas conversaciones no mantenidas, de esas risas que todos no hemos disfrutado...

Te abrazé mientras te susurraba balbuciente: ¡Qué alegría!, ¡qué alegría!, porque hablaba, se desahogaba, mi corazón triste por el pasado, alegre y bullioso por los días próximos y venideros. Porque es una alegría, sí, inmensa, gigante, desbordante, haberos podido recuperar a tiempo, normalizar lo que siempre debió ser natural, vivir lo que nos quede de tiempo siendo, al fin, una familia.

Se lo escribí hace no mucho a tu hermana, Rocío; fue otra alegría conocer a tu hermano Miguel Angel... Y ahorate toca a ti, Mª Carmen, darte la bienvenida a mi existencia, y que sepáis lo orgulloso que me siento de que me deis la oportunidad de recuperar tantos años pasados.

Va por ti, Mª Carmen.

1 comentario:

  1. Qué bonito reecontrarse con la familia, Carlos. Me alegro mucho por ti y los tuyos. No te lamentes demasiado por lo que pudo ser y no fue, aprovecha la oportunidad que tienes delante de ti y desde ahora hasta quién sabe cuándo, tienes días y más días para disfrutar de tu familia.

    ¡Feliz 2014! ¡Felices Fiestas!

    Abrazos

    ResponderEliminar