jueves, 23 de enero de 2014

De película

Pues fui ayer al cine, para no perder la divina costumbre de las últimas semanas. Hubo un cambio, sí, respecto a las anteriores ocasiones. Bueno, mejor dicho, hubo dos cambios: el primero es que fui solito; esta vez no acompañé a la familia. De forma que para mi no deja de ser sorprendente, ellos prefirieron ir a ver... a Leonordo Di Caprio (?). ¡Hombre, por Dios!... Hay cosas y cosas. A mi es que el Di Caprio no me hace mucho tilín, lo reconozco. Así que, vergonzosamente, me dejaron sólo... En fin, que tenga usted sobrinos para esto... :-) 

El segundo cambio es el día: las veces anteriores, la sesión cinéfica fue el Martes. La razón es que los cines Plaza han cambiado el día de la entrada baratita de la muerte, y lo han pasado a los miércoles, e incluso más barato que antes: a 3'70.- € creo recordar (antes eran 4 leuros...).

Como habrán podido comprobar mirando la imagen de arriba, fui a ver El Médico, película que desde que se estrenó hace ya varias semanas estaba deseando ver. Y no me defraudó, no, ni mucho menos. En una sóla palabra: peliculón. Me ha parecido una película fantástica: el guión, las interpretaciones, los decorados, la dirección,... Una de las grandes películas, para mi gusto, de los últimos años. Dura lo suyo, es verdad, sobre las dos horas y media. Pero merece la pena, se disfruta con ella.

Leí la novela en la que se basa hará como unos dos años. Creo incluso recordar que fue de mis primeros "libros electrónicos" leídos... Y me gustó mucho, sí. Y, salvando siempre las evidentes distancias entre la película y el libro en el que se basa, creo que aquella es bastante fiel a éste. Evidentemente, se pierden cosas, porque es imposible condensar en 150 minutos toda una novela como ésta, que además, tiene bastantes páginas. Pero creo, sinceramente, que está bastanta bien adaptada...

He aprovechado además para ver en casa varias pelis que tenía grabadas. He visto, por ejemplo, "El Concierto", que me recomendó la compañera bloguera Mª Carmen, de Vida y Sendero. Y sí, es verdad, es una gran película, muy simpática y emotiva. Si la van a ver, preparen el pañuelo para el final. Pero merece la pena verla, sí. Gracias, Mª Carmen.

Hace pocos días, también recomendada por un amigo, que me la pasó, ví "Intocable": simpática, entrañable, entretenida. Está además basada en hechos reales; y la verdad es que, como en el caso de El Concierto, me encantó.

Y dentro de esta "campaña cinéfila" en el que me hallo inmerso, este fin de semana vi "Fuerzas Especiales", que no tiene nada que ver con las anteriores que menciono. Pero bueno, está entretenida: narra la historia de una periodista francesa secuestrada por los talibanes en Afganistán; el gobierno francés destina a un equipo del ejército de fuerrzas especiales a rescatarla. Ya digo, entretiene.

Por último, el "Quinto poder", la historia de Wikileaks (se escribe así, no?. Bueno, me gustó, pero a secas; está bien, pero ya está. No creo que vuelva a verla...

Así que no se me quejarán, eh?. Aquí llevan unas cuántas recomendaciones (y gratis, fíjense)....

Por cierto: papelón, como siempre, de Ben Kingsley, en El Médico. Pero bueno, esto ya no sorprende; a este hombre Dios le ha tocado con su varita mágica, y actúe donde actúe, siempre es de matrícula de honor. ¡Qué actorazo!.


5 comentarios:

  1. Tengo el libro en el tablet, y pendiente de leer. Y en cuanto pueda veré la peli, que seguro que es tan estupenda como nos dices.

    Y, hombre, de vez en cuando no está mal disfrutar del cine en soledad, jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues creo que te gustará, como a mi, el libro, Mº Carmen. Y verás como la película merece la pena.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Carlos, eres un crackck cinefilo. Y todavía te queda tiempo para ir a trabajar... Pues nada, pongo en lista "El médico" tal vez esta tarde de viernes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He sido siempre muy cinéfilo, compañero; otra cosa es que sea un entendido, que en eso ya dejo mucho que desear... Pero reconozco que me encanta, y que llego incluso que he llorado de emoción en algunas escenas de películas(no se lo confieses a nadie, por favor... Me juego mi escaso prestigio...).
      Un abrazo, Juanfran.
      Gracias.

      Eliminar
  4. Al final no hemos podido ir al cine en todo el fin de semana...
    Durante años tuve la costumbre de ir una vez por semana a ver uan peli. Me encanta eso de la pantalla grande, el sonido, las luces apagadas... Es otro mundo. Veía algunas en la Tele, pero no hay color. Ahora me resulta obligatorio ir al cine para verlas porque desde hace 2 años y medio no tengo tele... ni la hecho de menos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar