martes, 4 de febrero de 2014

Una España sin rumbo

1. La Infanta elude "el paseíllo". Ya lo sabíamos, no es una sorpresa. No me parece bien; la autoridad, el mando, la dirección, es la primera que debe de dar ejemplo. Si por mucho que se diga en los manuales de a bordo, cuando hay un naufragio el capitán grita aquello de "tonto el último....!", qué se puede esperar del resto... Queda muy bonito eso de que "la Ley debe ser igual para todos"... pero a la hora de ponerlo en práctica, "no, a mi hija no"... La máxima autoridad del Estado no puede estar por encima de la Ley, de lo que haga el común de los mortales; si eso pasa, no se está en una democracia, sino en otra cosa. Sorprende, incluso, que haya articulistas de prensa que vean bien este trato de "favor" a la Infanta, por ser quien es, y por motivos de "seguridad" (seguridad de quién, digo yo?); sorprende porque esa postura es defender, entonces, "que no todos somos iguales ante la Ley"... ¿Se está en una democracia?. ¿Sí, ó no?. Si la respuesta es sí, por muchas "medidas de protección" que aduzcan, no convencen, y queda en lo que es: simplemente, una excusa. La igualdad es cosas de hechos y gestos; y no de palabras vanas...

2. Se rebaja del 21% al 10% el IVA "en la entrega de obras de arte". Yo dí saltos de alegría cuando lo escuché; ya saben, la gente está muy necesitada, y se gasta millones, el populacho, digo, en comprar "obras de arte"... Pero creo que entradas de cine, teatro, etc, que es a lo que podemos aspirar el común de los mortales, sigue al 21%; cojonudo, verdad?. Incluso cortarse el pelo, ó los servicios funerarios que, algún día, usaremos todos... Premian, como siempre, al millonetis que puede gastarse millones de euros en una obra de arte, y al que el IVA le importará bien poco... Mientras, desvergonzadamente, castigan a esa clase media que tanto parece molestarles...

3. Siguen pasando los días, los meses, y llegarán los años. Pero ni uno, ¡ni uno!, de los que estafaron, robaron, engañaron a millones de sus clientes, y arruinaron unas Cajas de Ahorros y/o Bancos que, hasta su llegada se mantenían sin especiales sobresaltos... ni uno, repito con dolor en el alma, reposa sus huesos corruptos en la cárcel. Y mira que hay candidatos... ¿Para quién gobierna esta mano de mafiosos?. ¿La acción de un gobierno democrático no debe ser la superación de las desigualdades, la redistribución de la riqueza, la buena administración en post de una ciudadanía feliz?. España ha votado, y pagamos las consecuencias de ellos, a ultracatólicos cuya principal misión en la vida es hacer más ricos aún... a los ricos; y que parecen odiar a una clase media que empieza a devenir en "baja"... Así nos va, claro...

4. La nueva presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha resuelto en el nada de tiempo que lleva, todos los problemas que se encontró cuando llegó... No se entiende, sino, los tantos viajes que lleva, que si ahora a Madrid, que si ahora a Cataluña... No sé si ustedes lo entenderán; la nueva Presidenta creo que haría bien en centrarse en las labores andaluzas, muchas y difíciles, que tiene en su tierra; y dejarse de tanto autobombo y viajecito a sitios en los que nada se le ha perdido, y en los que tiene una influencia nula para resolver los problemas. No entiendo que, mientras aquí, casi no hay día sin un nuevo sobresalto de corrupción, de millones de euros dados y no controlados, de dinero para parados empleados en ferias, comidas y viajes (dejando, por otro lado, en evidencia la inmensa caradura de Manuel Chaves y "el estadista" (?) Griñán...), ella se dedique a hablar con el manirroto de Arthur Mas, otro que prefiere gastar el tiempo en tonterías antes que en trabajar...

¡Qué desastre, por Dios! :-(

No hay comentarios:

Publicar un comentario