sábado, 1 de marzo de 2014

La vida misma...



La gaviota que se cruza sobre el fondo azul del cielo;
la ola furiosa que se estrella abatida contra la costa;
ese niño que corretea jugando con su amigo imaginario;
el barco que se mece en el agua allá en el horizonte...

¿Acaso no te emociona?.

Esa pareja feliz que se sonríe y se besa;
la ciudad que se pierde rodeando la costa;
el sol que te ilumina y te calienta;
la luna que derrama romanticismo sólo por estar ahí...

¿No te conmueve el alma?.

La música que te rodea, te envuelve, te hace vibrar;
la madre que mira protectora y orgullosa a su niña en brazos;
ese turista que contempla admirado las piedras milenarias;
la catedral, inmensa y majestuosa, que contemplas admirado al pasar;

¿No son motivos que te hagan soñar?.

La lectura de un libro;
la comida con los amigos;
una buena película en el cine;
unas risas que no esperas...

¿No es la vida misma que se abre camino al pasar?.

Y aquello que ahora no tengo;
y lo que estoy a punto de comprar;
y lo que me gusta por acabar de verlo;
y la ilusión de tenerlo, no más...

 ¿De verdad no hay nada que te haga palpitar?...

Por nuestros anhelos, nuestros deseos, nuestras ilusiones,..
Porque eso es la vida, no?,
01/03/2014

5 comentarios:

  1. La vida, Carlos, todo lo que nos rodea, es una pura emoción. Sólo hay que saber apreciarlo.

    Felices Carnavales. Disfrútadlos los que podéis ir a Cádiz.

    ResponderEliminar
  2. Maria Paz Vinuesa1 de marzo de 2014, 21:17

    Precioso Carlos, y por supuesto a mi me emociona todo eso. Porque el dia que deje de emocionarme y vibrar contodo lo que la vida nos depara, ya aunque viva, ya no estare viva. Porque para mi la vida hay que saborearla, con sus claros y oscuros.Si no no es VIDA.

    ResponderEliminar
  3. Así es la vida y quien no sepa apreciar los pequeños detalles no sabe disfrutar, todo lo que has nombrado me llena de energía, esa ola que rompe en la piedras, la mirada de una madre, la música, la lectura... y el vuelo de un pájaro, una flor, una nube, un arcoiris..¡ay, Carlos! hay tanta belleza a nuestro alrededor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Unas bonitas líneas, aunque solo por ver la cabecera ha merecido la pena ver el blog..

    ResponderEliminar
  5. ¿Por qué no disfrutar de lo bello, los olores, sabores, amistades, ternura?. Me alegra que sepas hacerlo.

    ResponderEliminar