viernes, 4 de abril de 2014

Un gobierno de...

Cada vez entiendo menos a este gobierno; bueno, habría que decir que cada vez se le ve más el plumero, si todo se mira desde el punto de vista del parné. O sea...

Tal y como ustedes pueden leer en la imagen que encabeza este artículo, estamos ante una mano de... de... y de... (sustituyan ustedes mismos los putos (perdón, puntos...) suspensivos con sus adjetivos preferidos), con una imagen muy distorsionada de la realidad, y cuyo único ámbito de actuación parece ser el beneficio... privado. Impresentable, oigan.

¿Cómo se entiende sino que mientras ciudadanos normalitos y comunes se deben de enfrentar al desahucio de sus pisos por "no saber calcular los efectos de la crisis"... quienes invierten en autopistas, por ejemplo, libremente, sin que nadie les ponga una pistola en el pecho para ello, sin que nadie les haya obligado a hacerlo.... "no son responsables de sus errores", y el resto de españolitos debamos de pagarles ¡cuatro mil millones-! de euros..... ¿Pero en qué país estamos?.

A ver, señores del gobierno: si estos empresarios que a ustedes tanta pena les da, hubieran obtenido cienes y cienes de millones de euros de beneficios, ¿hubieran distribuído parte de ese beneficio entre los españoles que ahora nos hacemos cargo de sus deudas?... Hombre, claro, dirán ustedes... ¡vía impuestos!. Ya... Desde luego, a la hora de hacerse ustedes los tontos, lo hacen de maravilla, eh?. Vía impuestos lo que estos señores llevan haciendo toda su vida es intentar pagar los menos posibles, y quedarse ellos con la mayor parte del pastel... Vía impuestos, esta gente, por llamarles algo, paga menos cualquiera de ellos que un trabajador mileurista... Vía impuestos es un camelo que no se creen ni ustedes mismo, porque saben que la mayor bolsa de fraude en el pago de impuestos se encuentra, vergonzosamente, entre estos empresarios de "alta alcurnia"... Así que está muy bien, muy bien, sí, eso de que ellos se queden con los beneficios... y los españoles paguemos sus deudas...

Resulta curioso esa forma "rara" que tienen los ministros de pensar (?). Aquí, en España, resulta que si un hospital público, por ejemplo,  es "deficitario"... hay que privatizarlo, porque la situación económica del país no puede soportar bla, bla, bla,... Pero si unas autopistas, gestionadas privadamente, son deficitarias... hay que rescatarlas pagando los miles de millones que sean... Esperpéntico, verdad?. Lo mismo se puede decir de los bancos, ay, esos bancos y cajas de ahorros tan "alegremente" administrados en los últimos años, por caraduras, sinvergüenzas y mangones... Resulta que no hay dinero para hospitales públicos, colegios públicos, servicios sociales públicos; y sí los hay para rescatar a Bankia (veintitantos mil millones...), ó autopistas (cuatro mil millones...). Y encima, tienen la caradura de defender este despilfarro, porque es bueno para España, dicen... Lo bueno para España, señores, es que ustedes cogieran sus cargos, sus despachos, sus coches oficiales,... y se fueran de una puñetera vez a su casa. Porque se gobierna, señores del "gobierno", para el bien del común de los españoles; no para el bien "particular" de unos cuántos (demasiados ya...) aprovechados.

¡Pena de país con estos gobernantes!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario